¿Cómo hacer shampoo casero?

21 Ene 2019 | 8:15 h

Aprende a hacer un shampoo casero. ¿Tienes problemas con tu cabello? Te explicamos cómo preparar un shampoo casero para la caída del cabello y otros problemas.

¿Quiéres saber cómo preparar un shampoo casero? Conoce paso a paso cómo hacer un shampoo casero para la caspa, para la caída del cabello y para hacerlo crecer.

Si has tenido malas experiencias con los shampoos comerciales y quieres estar seguro de que la preparación sea la mejor, una alternativa es crear tu propio shampoo casero. Te contamos cuáles son los ingredientes y la preparación a continuación.

PUEDES VER ¿Cómo hacer un filtro purificador de agua casero?

¿Cómo se hace el shampoo casero?

El shampoo casero puede ser mucho mejor que el shampoo comercial porque los ingredientes que lo componen son naturales, mientras que el que utiliza la mayoría contiene químicos que pueden provocarnos exceso de caspa o la caída del cabello.

Libres de ácidos, siliconas y sulfatos, los shampoos caseros hacen que el cabello luzca más suave y sano, pues el cuero cabelludo recibe un mejor cuidado al no verse afectado por los químicos. 

Con el uso del shampoo casero, las puntas del cabello no se abrirán y la raíz del cabello se fortalecerá.

Los ingredientes que necesitarás son 300 ml de agua de botella, cinco cucharadas grandes de jabón neutro rallado, hierbas, una cucharada de aceite y unas gotas de aceite esencial.

La cantidad de cada uno debe ser lo necesario para que alcance un par de días. De lo contrario, tendrás que botarlo, pues las hierbas naturales pueden hacer que el shampoo casero se malogre.

1. Para obtener el shampoo casero, empieza preparando la base del shampoo hirviendo el agua junto con hierbas. Puedes utilizar manzanilla si tienes una piel sensible o si tu cabello es rubio, la cola de caballo si quieres evitar la caída del cabello, el perejil si tu cabello es seco y la melisa si tu cabello es graso.

2. Cuela la hierbas y añade el jabón rallado. Remueve ambos ingredientes con una cuchara de madera hasta que se mezclen totalmente. Durante este proceso echa el aceite y las gotas de aceite esencial para que tu shampoo casero tenga un olor agradable. Puedes utilizar el aceite de almendras que es muy bueno para los cabellos secos y normales; el aceite de jojoba que ayuda a reducir la grasa o el aceite del árbol de té que reduce la caspa.

3. Echa el shampoo casero en un tarro de cristal similar a los de la mermelada, y consérvalo en un ambiente seco y fresco.

¿Cómo se hace un shampoo sin sal?

Si has sometido tu cabello a un tratamiento que emplea químicos, lo más probable es que tu estilista te recomiende lavarte con un shampoo sin sal.

Para preparar este shampoo casero necesitarás una taza de jabón neutro, el cual deberá ser natural y líquido, media taza de cristal de sábila, el cual deberá estar bien licuado, un cuarto de agua, 8 o 10 gotas de alguna esencia o aroma, media cucharada de aceite de oliva si el cabello es seco y una cucharada pequeña de glicerina.

1. Junta el jabón neutro con el agua, la glicerina y el aceite de oliva. Debes remover estos ingredientes hasta que formen una sustancia espesa.

2. Deja reposar lo obtenido durante un tiempo antes de utilizarlo.

¿Cómo se hace un shampoo neutro?

Al igual que el shampoo sin sal, el shampoo neutro es ideal para los cabellos que han recibido tratamientos capilares con productos químicos, como los alisamientos, la decoloración, los permanentes, entre otros.

Los shampoo neutro hacen que el cabello vuelva a tener un pH 5, es decir, un grado más ácido que alcalino, una ventaja que previene la aparición de caspa la caída del cabello.

Los valores naturales del pH del shampoo son de 4.5 a 5.5, en una escala que va del 0 al 14. El pH 7 es neutro, los que son menores que este son ácidos y los mayores, alcalinos.

Puedes equilibrar el pH de tu cabello si lo lavas con una shampoo casero neutro.

Para hacer un shampoo casero neutro necesitarás una cuchara de laurilsulfato de trietanolamina. Puedes encontrar este ingrediente en una farmacia. También debes utilizar un mililitro de glicerina, dos hojas de aloe vera, agua, jugo de limón y aceite esencial.

1. Hierve el agua junto con la pastilla de jabón neutro rallado y remuévelo durante 10 minutos hasta que el jabón se derrita.

2. Retira el contenido del fuego.

3. Agrega el laurisulfato de trietanolamina y la glicerina. Mezcla todos los ingredientes.

4. Corta con un cuchillo las hojas de aloe para extraer el gel de su interior.

5. Coloca el gel en un plato hondo y júntalo con 100 mililitros de agua. Exprime un limón y echa el jugo al plato.

6. Licúa todos los ingredientes del plato hondo y añade unas gotas de aceite esencial si quieres que tu cabello tenga un aroma.

7. Junta las 2 preparaciones y coloca el contenido en un envase de vidrio. Guárdalo en un lugar seco y fresco.

¿Cómo se hace el shampoo de ortiga?

Prepara un shampoo casero para la caspa, para la caída del cabello y para hacer crecer el cabello  con la ortiga.

Las propiedades medicinales de esta hierba ayudan a solucionar los problemas del cabello y a estimular la circulación sanguínea sobre el cuero cabelludo. Fomenta que los folículos pilosos se abran y absorban más nutrientes.

Estos son los ingredientes que necesitas para preparar shampoo casero de ortiga: dos puñados de saponaria o planta del jabón, una taza y media de agua, un puñado de hojas secas de ortiga y una cucharada y media de romero.

1. En una sartén de acero inoxidable echa los dos puñados de saponaria o planta del jabón y una taza y media de agua.

2. Mantén estos ingredientes al fuego hasta que notas que empiecen a hervir.

3. Baja el nivel del fuego y deja que la mezcla permanezca a fuego lento durante 10 minutos.

4. Retira la saponaria y el agua del fuego.

5. Coloca la mezcla en un recipiente de vidrio y deja que se enfría hasta que tenga una temperatura ambiente.

6. Cuela la mezcla y guarda el líquido en una botella con tapa. Este líquido se necesitará para hacer el shampoo casero.

7. Prepara una infusión de ortiga y romero fresco. Para lograrlo, pica una cucharada y media de romero y un puñado de ortiga hasta que estén bien pequeñas y échalos en una olla.

8. Echa una taza de agua hirviendo y deja que reposen los ingredientes durante media hora. De esta forma, desprenderán sus propiedades.

9. Cuela la mezcla y agrega el líquido de la botella.

10. Deja que el shampoo casero de ortiga repose durante 12 horas. Antes de usarlo, agítalo.

¿Cómo hacer un shampoo de aloe vera?

Si tu cuero cabelludo es sensible o tu melena es muy frágil, anímate a probar un shampoo casero de aloe vera.

Las propiedades de este ingrediente suavizarán tu cabello y lo cuidarán de cualquier brote alérgico provocado por los qúimicos de los shampoo comerciales.

Los ingredientes para preparar este shampoo casero son 5 mililitros de glicerina, aceite vegetal, dos cucharadas de bicarbonato de sodio o 60 mililitros de jabón en gel y 2 mililitros de aceite de aloe vera o trozos de cristal de aloe vera.

1. Mezcla la glicerina con el aceite vegetal, el bicarbonato de sodio o el jabón en gel y el aloe vera en cualquiera de las presentaciones que te recomendamos.

2. Remuévelos hasta que formen una mezcla espesa y líquida.

3. Agrega gotas de aceites esenciales para que tu cabello tenga un aroma agradable.