Eloy Jáuregui

Eloy Jáuregui

Animal urbano
Cronista, poeta y profesor en la Universidad de Lima. Estudios en Lingüística y periodismo. Editor en la mayoría de los medios peruanos y corresponsal en revistas del extranjero. Autor de una treintena de libros sobre comunicación, lenguajes alternativos y culturas urbanas. Con premios en Casa de la América y Prensa Latina (Cuba) y Etecom-Perú.

Más columnas

Eloy Jáuregui

El hombre impasible23 Nov 2021 | 9:16 h

Eloy Jáuregui

Un exégeta exagerado26 Oct 2021 | 7:22 h

Eloy Jáuregui

Mi gente de San Isidro19 Oct 2021 | 7:33 h

Eloy Jáuregui

Engranajes de las sectas12 Oct 2021 | 7:22 h

Las horas furiosas

“En este clima tenso se crea un espacio de mentiras y fake news para consumo masivo. Lo he visto otras veces, pero no tan hediondo como ahora”.

El Colegio de Periodista de Lima ha rechazado el silencio en los actos de gobierno que impide la libertad de expresión. Me parece muy bien. Me apunto, pero añado, ¿y cómo se llaman los ataques de terroristas y comunistas que usa la mayoría de medios –más ‘Cuarto poder’, Willax, El Comercio– contra el Gobierno de Pedro Castillo? ¿Independencia? ¿Autonomía? ¿Albedrío? ¿O todo junto más invitación a la sedición y al golpe de Estado?

Decía que en este clima tenso se crea un espacio de mentiras y fake news para consumo masivo. Lo he visto otras veces, pero no tan hediondo como ahora. Entonces cuando entrevistan al presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, este contesta en quechua y todos en pindinga. Entonces cuando se habla de recuperación económica o lucha contra la corrupción la prensa mete el tema de la aprobación del presidente, otros suspiran por el Grupo de Lima y otros se resienten porque a la comunidad LGTBIQ+ no se la respeta.

Destacados historiadores exigen un liderazgo democrático, transparente y convocante para lograr el cambio liberador que muchos anhelamos. Pero meten más gasolina al fuego. Y recurren a Abimael, Cerrón, Bermejo y hasta Béjar para describir una situación de lumpenaje político donde hasta Roque Benavides es un tonto por pagar sus largas y atrasadas deudas. Y como la mayoría de ministros no son conocidos en el Regatas ni en la Confiep, entonces los terruquean.

Y de eso, muy oportuno, se aprovecha el instantáneo presidente de Perú, Manuel Merino, y presenta su libro El verdadero golpe –supongo escrito por un mayordomo de editorial–, donde le mete palo a una nueva clase política llamada la “caviarada”, cierto, los progres e izquierdistas que alentaron las masivas manifestaciones que causaron su dimisión. Y cierto también, el tema de los jóvenes, Inti Sotelo y Bryan Pintado Sánchez, asesinados por la violenta represión de esas horas. Pues nada. Que murieron por atacar la democracia y que se frieguen.

Los que leen saben que soy un hombre de izquierda. Que toda mi vida he luchado contra el silencio y el olvido. Y no meto candela, al contrario, trato de entender estas horas furiosas. De ahí que lo digo sin tapujos que admiro a los peruanos honestos y no a esa gavilla de corruptos que perdieron el poder político y hoy han quedado lejos de la riqueza malhabida que significa manejar el Estado. Y ese es el fondo de la lucha de estos tiempos. La honestidad contra la inmoralidad y la impudicia.