CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Tecnología

San Jorge y su nuevo centro de innovación digital en alianza con TIVIT

La tradicional marca de panetones y galletas San Jorge da el primer paso al mundo digital. Conoce más sobre este proyecto en la siguiente entrevista.

Con esta alianza, ambas compañías buscan desarrollar distintas herramientas tecnológicas. Foto: Stakeholders Sostenibilidad
Con esta alianza, ambas compañías buscan desarrollar distintas herramientas tecnológicas. Foto: Stakeholders Sostenibilidad
José Santana

Los procesos tecnológicos se han acelerado debido a la pandemia del coronavirus. Empresas de distintos rubros se han visto afectadas tremendamente debido a la nueva normalidad, por lo que muchas de ellas han decidido migrar al mundo digital, como San Jorge.

La República logró entrevistar a Pablo Prieto, gerente general de TIVIT, multinacional desarrolladora de tecnología, quien nos habla sobre esta alianza con San Jorge y todo acerca del centro de innovación que planean realizar ambas compañías.

Cuéntanos acerca de la alianza entre Tivit y San Jorge

Nos ha sorprendido gratamente que una empresa tradicional como San Jorge haya decidido romper el status quo y avanzar en este programa donde vamos a lanzar en conjunto un centro de innovación.

¿Es importante el paso que está dando San Jorge en lo digital?

Innovar en los distintos sectores no es opcional. Por ejemplo, voy a citar Havner, quien hace un tiempo atrás le preguntaba a un grupo de ejecutivos si pensaba que en los próximos cinco año aparecerán nuevos actores que generaran alguna disrupción en la industria donde ellos están trabajando.

El 87% de los ejecutivos dijo que sí, en los próximos cinco años van a entrar nuevos actores y eso lo estamos viendo hoy en día en distintas industrias. A nivel de transporte con Uber, a nivel de restaurantes y comida que contratan aplicaciones, como Rappi o Glovo.

Distintas industrias que tradicionalmente no cambiaban han tenido que renovarse. Esto es una invitación en general, no solo a San Jorge, a que la innovación y la transformación digital es algo que estamos viviendo en una nueva era donde todo es digital y lo que no lo es lo va a ser próximamente.

¿Crees que la pandemia del coronavirus ha acelerado el proceso digital?

Definitivamente. De hecho, hasta el 15 de marzo, todas las compañías en Perú, y en general en el mundo, veníamos con un proceso de trabajo donde el hábito era ir a la oficina para desarrollar las actividades desde las instalaciones de nuestro empleador.

Pero hoy en día son muy pocas las compañías que han retornado a las oficinas; gran parte seguimos trabajando desde casa. Si partimos desde ese ejemplo, lo podemos extrapolar en muchas cosas. Toda la explotación de herramientas colaborativas este año ha tenido un boom, como plataformas de Zoom, cuyo valor bursátil se ha multiplicado por 10.

¿Crees que las empresas tradicionales están preparadas para saltar al mercado digital?

Esto es un proceso de aprendizaje. No hay una fórmula única para generar innovación ni transformación digital. Es un desarrollo paulatino, que toma tiempo, pero el primer paso es tomar la decisión de iniciar.

En cuanto iniciamos el proceso de adopción de la transformación digital vemos que poco a poco, con esos logros que se van consiguiendo, se va generando todo un cambio cultural en la organización que permite que esta pequeña acogida se vaya acelerando.

Muchos de los temas de innovación, por no decir en su totalidad, no solo se basan en la decisión estratégica de la compañía, sino que también depende que culturalmente la empresa crea en el proyecto, vaya viendo los resultados rápido y que forme parte del desafío de innovar y generar el cambio.

¿De qué manera afectará a San Jorge el desarrollo de un centro de innovación?

El día a día de San Jorge se va a replantear. Vamos a convocar a talentos jóvenes y creativos que se mezclen junto con el equipo interno de la compañía para que esto resulte en el nuevo quehacer de la empresa.

Y como resultado esto tiene que traernos nuevos productos, alguna forma de vender de la compañía, una nueva mentalidad corporativa para enfrentar los desafíos de la era digital.

¿Esta digitalización también está enfocada al sistema de ventas que busca tener San Jorge?

Sí. El resultado de este proyecto debe ser proponer y desarrollar iniciativas que nos generen una nueva forma de vender, una nueva manera de hacer empresa. Aquí es importante el tema de la pandemia, porque cambió un poco el comportamiento del consumidor final.

Los cambios en los consumidores y esta nueva forma de llegar a los clientes finales la materializamos con la explotación de las iniciativas que van a nacer de este centro de innovación y que van a utilizar, en algunos casos, tecnología.

¿Qué sectores crees que deberían priorizar la digitalización y cuáles serían los más importantes?

Hay sectores que van a priorizar u otros que la están ejecutando, que son quienes ya tienen plazos avanzados. Ahí estamos hablando del sector financiero, retail, seguro que se ha adelantado bastante. Ahora usamos el celular para realizar pagos en la tienda, hacer transferencias bancarias; en el sector salud tenemos citas virtuales con el médico de cualquier especialidad.

Todos los sectores se están digitalizando, algunos con más urgencia que otros por la misma coyuntura. Y las industrias más tradicionales creo que también lo tienen como prioridad porque ven una gran oportunidad en el desarrollo de los procesos digitales, tanto para poder ser más eficientes en el momento de conectarse con sus proveedores o clientes, como tener los beneficios en cuanto a ahorros gracias al uso de la tecnología.

¿La digitalización afectará la cultura organizacional de la empresa?

Sí, esto va a generar un cambio. El centro de innovación nace para generar un cambio en el día a día, una transformación positiva que le va a inyectar energía y va tomando esas fortalezas de la compañía para hacer de esta una empresa renovada, moderna y llena de oportunidades, tanto para sus colaboradores como para los nuevos talentos que se incorporen a este desafío.