Domingo

La aventura sostenible de Zac Efron

La miniserie de Netflix “Zac Efron: Con los pies en la tierra” lleva a la exestrella de High School Musical a conocer modelos de conservación y sostenibilidad por todo el mundo, incluidos Lima e Iquitos.

Efron se internó en el Amazonas peruano para conocer y recolectar frutos y plantas medicinales. Imagen: Netflix.
Efron se internó en el Amazonas peruano para conocer y recolectar frutos y plantas medicinales. Imagen: Netflix.
Óscar Miranda

Hace siete años, Zac Efron estaba camino de ser el próximo Macaulay Culkin.

Ser el ídolo juvenil más popular del planeta, con la saga High School Musical, le había dejado una enorme cuenta bancaria, una fama difícil de manejar y un miedo gigantesco a quedarse encasillado y no poder hacer una carrera en Hollywood.

Sobrellevó la ansiedad con alcohol y cocaína. A punto de convertirse en otra estrella infantil en decadencia, se internó en rehabilitación. Ingresó a Alcohólicos Anónimos. Cambió su vida.

Hoy es otra persona. No solo lleva un estilo de vida saludable (come sano, se acuesta temprano y hace mucho ejercicio), sino que, con la serie documental Con los pies en la tierra, se ha propuesto dar a conocer historias de personas de todo el mundo que viven de manera saludable y sostenible, preocupados por impactar lo menos posible a la naturaleza.

Estrenada hace unos días en Netflix, la serie, de ocho capítulos, va de Islandia (el país de la energía renovable) a Francia (cuya capital es una ciudad modelo en sostenibilidad) y de allí a Costa Rica, donde el ecoturismo es la principal industria del país.

Y aterriza en dos ocasiones en Perú, donde Efron y su amigo el experto en alimentación saludable Darin Olien viven algunos de los momentos más interesantes.

EN EL CORAZÓN DEL AMAZONAS

En Lima, Efron y Olien visitaron el Centro Internacional de la Papa (CIP), un verdadero templo dedicado a la investigación y preservación del tubérculo más importante del mundo. El actor de Baywatch tuvo el privilegio de ingresar a la cámara donde se guardan más de 4,600 diferentes tipos de semillas como una reserva para el futuro.

La visita fue una oportunidad para dar a conocer al público que nuestro país es víctima de biopiratería y que países como China sustrajeron y venden semillas de tubérculos autóctonos como la maca, modificados genéticamente.

En Lima también conocieron al chef Virgilio Martínez, con quien hablaron sobre la importancia de saber de dónde vienen los alimentos y quien los agasajó en su restaurante con manjares de copoazú y granos andinos. Más tarde los llevó a gozar de los colores, sabores y olores del Mercado de Surquillo y luego, solo con Efron, a manejar skate por el Malecón de Miraflores.

En otro capítulo, Efron y Olien llegan a Iquitos, lugar al que el gurú de la alimentación saludable llama “el corazón de la Amazonía”.

La pareja no tarda en internarse por los meandros del Amazonas y, de la mano del ecologista Tarek Milleron, emprender la búsqueda de algunas de las plantas más características y saludables de esas tierras. Por ejemplo, el camu camu, uno de los frutos favoritos de Olien, rico en vitamina C y antioxidantes naturales.

La exestrella adolescente se queda maravillada al conocer las propiedades de plantas como la sangre de grado, el chuchuwasi y la uña de gato, un vegetal que, según le explican, es usado hace siglos para tratar dolencias como la artritis, la disentería y las úlceras estomacales.

Viviendo experiencias como las terapias a base de vapor y humo en la Fundación Ayahuasca y una cena cuyo postre fueron suris asados, Efron admite que este será un viaje difícil de olvidar.

El capítulo, y con él la serie documental, acaban con una reflexión a cargo de Olien -quien, durante el rodaje, vivía personalmente el impacto del cambio climático debido a que los incendios en California habían destruido su casa. Nadie está libre de las inclemencias de la naturaleza, provocadas en gran parte por el propio hombre, dice. Y Zac es una estrella mundial que puede llevar este mensaje a millones de personas. A su lado, el actor se muestra completamente de acuerdo.