García superó a Lourdes por 0.5 puntos el 2006

23 Oct 2010 | 18:26 h

Antecedente. Conteo final de votos para segunda vuelta tardó 25 días. Candidato aprista empezó rezagado al tercer lugar en elección presidencial y terminó disputando con Ollanta Humala la presidencia.

En la semana santa del 2006, Lourdes Flores vivió su calvario electoral, cuando en la disputa por entrar a la segunda vuelta presidencial con Ollanta Humala, terminó fuera de carrera por apenas 0.5% de diferencia frente a Alan García.

El 9 de abril de aquel año, horas después de la elección y al 70% del escrutinio, la ONPE (con Magdalena Chú a la cabeza) dio a Flores 26.7% de votos y su virtual pase a definición con el nacionalista. La diferencia con el aprista era de apenas uno por ciento.
Pero dos días después, García volteó las cifras y la historia cambió para la pepecista. El hoy mandatario pasó a 24.9% frente al 24% de Flores Nano.

La diferencia inicial era de 170 mil votos, cantidad que se iba reduciendo con los días.

La ONPE observó 7,500 actas que representaban 1 millón 400 mil votantes. Según los personeros del PPC, la mitad de ellas pertenecían a Lima, bastión lourdista.

Ocho días después de los comicios, la diferencia se redujo a casi la mitad a favor de García (92 mil votos) y los pepecistas empezaron a aludir “errores de digitación”.

Quince días más tarde, apristas y nacionalistas ya esbozaban el debate camino a segunda vuelta, frente al silencio de Flores, señal de la desesperación.

El 27 de abril, el PPC dio su manotazo final: Denunció el robo de 4,970 votos en 101 distritos de provincias, pero el JNE rechazó su apelación. Hasta que el 4 de mayo, 25 días después del proceso, la ONPE dio su veredicto: García 24.3% y Flores 23.8%.
Por medio punto de diferencia (63 mil 600 votos) García terminó en Palacio y la pepecista quedó curada del sueño presidencial.

Datos

En mesas. Conocido el conteo final, Lourdes aceptó su derrota a regañadientes y dijo que “no perdió en las urnas sino en las mesas”. Además, culpó a la ONPE de hacer un “conteo tendencioso” de los votos, el mismo argumento de Fuerza Social ahora.

Del exterior. Flores también acusó a la Cancillería de “perturbar el proceso” por la recolección deficiente de actas electorales del exterior, que supuestamente le favorecían.

Te puede interesar