División de los maestros complica solución del conflicto

Hay cuatro facciones. Grupos divergentes, ligados a sectores radicales y hasta violentistas, pugnan por el control de la movilización de los docentes. Gobierno mantiene comunicación con dirigentes de los Suter para ampliar levantamiento de la huelga en otras regiones del país.

13 Ago 2017 | 6:10 h

Miles de profesores huelguistas colmando la Plaza San Martín, a cuadras de Palacio de Gobierno, o tomando avenidas del Centro de Lima, contradicen el optimismo del Ejecutivo que busca el fin del conflicto. Anoche, funcionarios del Ministerio de Educación intensificaban su comunicación con dirigentes para sumar adhesiones al acta del término de la huelga suscrito por un sector de los maestros.

Hasta ahora, el Ejecutivo solo tiene las firmas de representantes de cuatro regiones: Cusco, Pasco, Lambayeque y Lima Provincias. En estas jurisdicciones hay 68 mil 722 maestros, según el Censo Escolar del 2016; pero hacia el 2 de agosto del 2017, habían parado menos de 30 mil, de acuerdo con los reportes del Ministerio de Educación.

PUEDES VER Huelga de maestros: docentes se reúnen nuevamente en plaza San Martín

El acuerdo fue suscrito por el sector liderado por Ernesto Meza Tica, secretario general del Suter-Cusco, que inició la huelga en su región el 12 de junio. No lo reconocen otros líderes, aglutinados por Pedro Castillo, presidente del comité de lucha de bases regionales.

La división de los maestros complica la solución del conflicto. Ya son dos veces que el gobierno intenta que se levante la huelga: primero, por un acuerdo con los gobernadores regionales; días después, por suscribir el acta con los cuatro representantes.

"Esta huelga es extraña porque congrega a varios grupos y eso hace muy difícil tener un pronóstico muy certero. Están mezclados varios grupos que siguen otros objetivos", dice Ricardo Cuenca, investigador de temas de educación y director del Instituto de Estudios Peruanos.

El CEN del Sutep, es decir, su Comité Ejecutivo Nacional, controlado por Patria Roja, no está en la huelga. Bases regionales lo rechazan y se han plegado a la paralización. En estas bases, grupos vinculados al Movadef, a Puka Llacta y hasta al ala Proseguir, de Sendero Luminoso, pugnan por manejar la movilización, según reportes de inteligencia.

Meza Tica, iniciador de la huelga en Cusco, es sindicado como cercano a Puka Llacta, organización maoísta escindido de Patria Roja y más radical que esta. Meza lo niega, pero varias fuentes lo señalan.

Castillo, maestro y rondero cajamarquino, llegó a Lima para sumarse a la movilización iniciada por Meza, que empezaba a mostrarse en la capital. Sin embargo, lo hizo como presidente de bases regionales, por designación de representantes de varias regiones en un encuentro en Puno, según una autoridad del Ejecutivo. En este evento, habrían participado integrantes del Movadef. Castillo niega integrar ese movimiento que sigue el llamado pensamiento Gonzalo, de Abimael Guzmán.

"Castillo presentó una lista (para ingresar a Palacio). Allí hay tres personas que son afiliados al Movadef", dijo la ministra de Educación, Marilú Martens, en Canal N el viernes.

Alegó que las exigencias de Castillo son inviables. "(Pide) que Educación tenga el 10% del PBI. Nos encantaría, pero Finlandia tiene el 7%. Tiene que ser gradual. EL 10% significaría que el Perú se quede sin Ministerio de Salud, del Interior y sin Midis", aseguró.

Martens agregó que Castillo mostraba mayor preocupación por tener un sindicato reconocido que por la educación.

"Él dice 'quiero reconocimiento como sindicato'. Entonces, ¿dónde está su interés por los estudiantes? A ese señor no le interesan los estudiantes, no le interesan los profesores que lo están siguiendo", argumentó.

Otros dirigentes, cercanos a Meza, también cuestionan a Castillo. "Lleva la huelga a extremos más allá de los aspectos reivindicativos. El comité de lucha tiene que hablar con la verdad", dijo el secretario regional del Suter-La Libertad, Rogger Capristán, a la prensa.

La imposición del líder cajamarquino habría llevado a Meza y a su grupo a buscar sus propios cauces. En internet circula un video en el que Meza se niega a un pedido de Castillo alegando que sería sometérsele. Finalmente, Meza llegó al acuerdo con el gobierno, que el otro rechaza.

Castillo no respondió nuestras llamadas para abordar estas versiones de su liderazgo.

Un grupo reducido que asoma también en las movilizaciones es el que lidera Marino Sobrevilla, de Junín, a quien se asocia con el ala senderista de Proseguir, partidario por seguir lucha armada.

No estigmatizar

Aunque se identifican estas corrientes, diversas voces alertan sobre el riesgo de estigmatizar una lucha que incluye causas justas, con el fantasma del terrorismo.

"Generalizar que los profesores están vinculados a Sendero es lo peor que podría pasar al magisterio. Hay un grupo de profesores que reclaman por algo que consideran válido y que creen que no lo pueden canalizar por el Sutep", dice el experto Ricardo Cuenca.

La misma Martens, luego de señalar las infiltraciones radicales en la protesta, debió precisar: "Nunca hemos llamado a un maestro terrorista".

"De una agenda pendiente del magisterio se están colgando estos oportunistas y cínicos del Movadef", comentó brevemente el viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas.

Cuenca considera que ni el Movadef ni menos Proseguir lograrán el control del Sutep, como temen algunos. "Son grupos muy pequeños, los maestros no lo van a permitir, ellos saben cuándo es radical o no. Asusta la Plaza San Martín llena, pero son 350 mil aglutinados por un fantasma sobre la evaluación", alega.

Son 13 regiones las que seguían en huelga, según los últimos reportes del Ministerio. En los próximos días, el gobierno espera sumar más líderes regionales al acuerdo del fin de la medida de fuerza. Los huelguistas quedan entre el despido y la radicalización de la protesta.

En protesta

  • Trece regiones. Hasta el último viernes, el Ministerio de Educación reportaba paralizaciones, en distinto grado, en 13 regiones del país: Cusco, Puno, Arequipa, Junín, Moquegua, Lambayeque, Lima Provincias, Pasco, Áncash, Madre de Dios, Apurímac, Huancavelica y Ucayali.
  • seis no paran. En tanto, otras seis regiones no habían parado o lo hacían en casos aislados: Amazonas, La Libertad, Tacna, Lima Metropolitana, Tumbes e Ica.

El 60% de los colegios acatala huelga

  • "En la evaluación que ha hecho el Ministerio de Educación, porque tenemos nuestras UGEL en todo el país, el reporte más cercano que podemos tener es que el 60%, que es bastante, de instituciones educativas están en huelga, pero hay un 40% que está brindando el servicio educativo", dijo la ministra de Educación, Marilú Martens, en Canal N.

En otro momento, comentó que en su pico máximo, el último jueves, llegó a desatender a un millón y medio de estudiantes. Aseguró que su prioridad es que no se pierda el año escolar.

 

Te puede interesar