Columnista invitada

Columnista invitada

La República

Más columnas

Columnista invitada

El bacalao de Troya28 Mar 2021 | 12:45 h

Columnista invitada

Espero más de la clase alta16 Mar 2021 | 20:18 h

Columnista invitada

Para rescatar a nuestro país..., por Keiko Fujimori12 Mar 2021 | 6:18 h

Columnista invitada

Las luchas invisibilizadas de las mujeres09 Mar 2021 | 3:46 h

Niñez y ciudadanía del presente, no solo del futuro

“Debemos escuchar la voz de la niñez y adolescencia, sin mediaciones ni filtros. Consideramos que es necesario abrir los espacios públicos para consultarles y conocer sus propuestas para que nuestra sociedad les brinde más seguridad, confianza y ternura”.

Por Sandra Contreras, Dir. Ejec. de World Vision Perú.

Es habitual que cuando nos referimos a la niñez siempre escuchemos la frase “los niños son el futuro…”; esto es cierto, pero rara vez nos ponemos a analizar que ellos también son el presente.

Es positivo el anunciado incremento de más de 4% del presupuesto público 2021 para educación, recursos adicionales que deben orientarse a cubrir las nuevas necesidades surgidas ante la COVID-19, acceso a “Aprendo en Casa” y la lucha contra la deserción escolar, entre otros.

Según el INEI y el Censo Escolar del Ministerio de Educación, la matrícula escolar del año 2018 en el sector público alcanzó los 6 millones 312 mil estudiantes y, en el sector privado, 2 millones 503 mil. Estas cifras revelan que el sector público requiere de mayores recursos, ya que debe atender a una mayor población de estudiantes, incluyendo de zonas rurales de difícil acceso.

Un informe de Joining Forces Child Rights Now revela que 4 de cada 10 niños en el mundo viven en situación de pobreza, lo que se traduce en niveles de desnutrición crónica y anemia infantil, sobre todo en poblaciones rurales.

Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, hasta setiembre de este año los Centros de Emergencia Mujer (CEM) han atendido 18.618 casos de violencia contra niños, niñas y adolescentes (NNA), de los cuales, 4.706 (25%) son casos de violencia sexual. Estos hechos tienen mayor incidencia en el grupo de 12 a 17 años.

Este desafío es más apremiante si consideramos que recientes estimaciones dan cuenta que, de la población que caerá en situación de pobreza a causa de la pandemia, alrededor de un tercio serán menores de 18 años.

Debemos escuchar la voz de la niñez y adolescencia, sin mediaciones ni filtros. Consideramos que es necesario abrir los espacios públicos para consultarles y conocer sus propuestas para que nuestra sociedad les brinde más seguridad, confianza y ternura. Así construiremos para ellos, y con ellos, ciudadanía en el presente y no solo para el futuro.