Lazy loaded image

Ellas lo dicen en versos

Mujeres de hoy le dan voz a poetas peruanas de otras épocas. Leen sus versos y reflejan sus vidas en ellos. El Canal IPe lanzó su microprograma Y dicen... mujeres, historias y poesía, una apuesta por acercar la belleza de la palabra al gran público.

Juana Gallegos
01 Sep 2019 | 12:01 h

Podemos encontrar poesía en los lugares más insospechados: en el laboratorio de una ingeniera mecatrónica, entre las ruinas de una huaca prehispánica, en una pista de baile.

La poesía puede ser buena acompañante: puede dar fuerza, por ejemplo, a una mujer que lucha contra la leucemia; puede decir en palabras todo el dolor que vio una fotógrafa en la guerra; puede describir el azaroso trabajo de una escritora que vive batallando con las palabras.

La poesía puede formar parte de todas las vidas y cotidianidades. Como la de la campeona de surf Mafer Reyes a cuyo quehacer diario, que es conquistar las olas de la Costa Verde y ver cómo sus playas se van deteriorando con el paso del tiempo, se le ajusta tan bien el poema de Rosella Di Paolo, Balneario de invierno que dice: Mar en desuso/ abandonado en la playa/ entre restos de barcas y pelícanos [...] Mar: habría que repintarte/ y lustrar tu superficie.

Y la bailarina Vania Masías nunco imaginó que los versos de Imágenes porque sí de Julia Ferrer, una poeta que vivió en el siglo pasado, describirían tan bien sus agitados días, y se adaptarían tan bien a los ritmos del presente, pues pueden ser leídos acompañados del beat de la música electrónica.

La poesía no está hecha solo para las personas “profundas”, cualquiera puede hacerla parte de sus días. Esta es, a primera vista, la intención de los microprogramas que la semana pasada comenzó a emitir Canal IPe en los 7.4 de señal abierta. Se trata de Y dicen... mujeres, historias y poesía, una serie de videoclips en los que mujeres destacadas de nuestro tiempo y de distintas profesiones leen poemas de poetas peruanas de esta u otras épocas, y los hacen suyos y cercanos a todo tipo de público.

Son trece las piezas audiovisuales en las que podemos ver a la cantante La Lá recitar letras de Chabuca Granda; a la líder asháninka Cinthya Gonzales leyendo versos de la loretana Adriana Varela; a la ingeniera mecatrónica Mónica Abarca, creadora de drones que monitorean el aire contaminado, leyendo versos de la que fue considerada la primera poeta peruana, Magda Portal.

Si el nombre de ninguna de estas mujeres le suena, entre a la página de Canal IPe y conózcalas. ¿Qué espera?

Un poema para una vida

Quien dio el golpe maestro para que el equipo de producción de Y dicen... se eche a andar fue el presidente del Instituto Nacional de Radio y Televisión, Hugo Coya: “El país tiene una deuda con la poesía que está tan marginada como todo lo que sea cultura. La idea [de estos microprogramas] es inspirar a las personas mostrándoles el talento literario que tiene el país, poniendo el foco en la producción poética de las mujeres”.

¿Y por qué solo de mujeres? Entendamos que el país de por sí no consume poesía como sigue a los realities de TV. La mayoría no va a los centros comerciales a comprar poemarios. El grueso de la población, quizá, no conozca a otro poeta más que a César Vallejo. Mucho menos sabrá que tenemos grandes poetas mujeres.

Esto podría deberse a la poca difusión de este género literario, y la invisibilización del trabajo de las mujeres. Por ejemplo, en la antología Poesía Peruana: 50 poetas el siglo XX (Peisa, 2001), 43 de los poetas citados son hombres y solo siete son mujeres.

Gracias a programas como Y dicen... podemos conocer la poesía de la arequipeña Adriana Buendía, la puneña Gloria Mendoza, o a las contemporáneas Victoria Guerrero y Odette Vélez.

“Encontrar la fórmula para producir un programa de poesía para señal abierta fue un reto. Nos preguntamos cómo hacer la poesía más digerible. Creímos que agregándole un componente audiovisual, el poema se revalorizaría y creo que lo hemos logrado”, dice el director del canal IPe, Federico Schwalb, que junto a un equipo de jóvenes productores trabajó en el proyecto desde fines del año pasado.

“Uno de los grandes aprendizajes que nos dejó Y dicen... fue conocer la poesía femenina peruana, pero conocimos también la intimidad de las mujeres que nos han ayudado a completar cada episodio”, dice el director de contenidos digitales, Aldo Castillo.

El equipo realizó un trabajo de curadoría de poemas. Tuvieron que elegir el poema que cal- ce exactamente con el oficio o la circunstancia de la mujer que lo leería. ¿Qué poema podría reflejar, por ejemplo, la lucha contra el cáncer de Indyra Oropeza, la creadora del blog L de Leucemia? ¿Qué versos podrían conectar con el camino de resistencia de esta mujer?

...conjuro a la muerte este día con una danza de gloria y porvenir/ le escupo a la enfermedad la maldigo/ como maldigo a la mosca/ que todas las noches canturrea sobre mi cabeza. Las respuestas las dan los potentes versos de Contradanza de Victoria Guerrero.

Y para la resistencia de la activista afroperuana y feminista, Sofía Carrillo también hubo un poema, uno que retrata con la fuerza de la naturaleza el duro tránsito la autoaceptación y el amor propio: Me gritaron negra de Victoria Santa Cruz.

¡Negra, negra, negra!

“Leer el poema de Victoria fue un sueño cumplido, ella es una referencia inigualable de resistencia, Me gritaron... es un poema de denuncia que a las mujeres afrodescendientes nos permite seguir”, dice Sofía, quien muy sentida realiza lectura junto a la actriz Anaí Padilla y la creadora de la comunidad Ondas de Marzo, Karen García.

La obra poética de la puneña Gloria Mendoza Borda también es puesta en valor en Y dicen..., La palabra en el equilibrio de la vida es el poema que, de forma juguetona, refleja fielmente el trabajo que realiza una joven escritora como María José Caro, que día a día tiene que perseguir a las palabras para escribir sus cuentos: La tomo/ la pinto/ la esculpo/ la persigo entre la fruta/ escabulle/ en el canasto de naranjas/ escurridiza.

Son los versos de Mendoza, que a sus 71 años ha publicado 14 poemarios, y pocos son los lectores que la conocen. Dos son las causas de la poeta, también profesora jubilada: Dar a conocer a las mujeres que escriben poesía y a las mujeres andinas que explotan este género. “La historia del Perú también está construida por nosotras, y no solo por artistas que nacieron en Lima, sino también por otras que están fuera del centro”, dice Mendoza.

Leer a la poeta Ana Varela fue un descubrimiento para la líder asháninka y conductora del magazine de TV Ashi Añane, Cinthya Gonzales. Las palabras de Desde las vertientes que evocan ríos bravos, paisajes de lianas trepadoras y estrellas y soles la conmueven hasta el llanto. Dice Gonzales que le recuerdan al Amazonas y a lo que están viviendo sus paisanos del otro lado de la frontera con Brasil.

La poesía tiene eso, comunica emociones íntimas que cuando se dicen en voz alta, movilizan a la gente que, finalmente, se siente comprendida y hermanada.

Cada miércoles se estrenará un nuevo episodio con un nuevo poema de Y dicen... los realizadores no quieren revelar quién será la mujer que leerá Currículum Vitae de Blanca Varela, ese que dice: digamos que ganaste la carrera/ y que el premio era otra carrera/ que no bebiste el vino de la victoria/ sino tu propia sal... Que el público busque a la lectora para estos versos.


Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component