Carlos Mesa: “Chile ofreció una salida al mar a Bolivia pero nunca cumplió promesa" [VIDEO]

Entrevisto. Carlos Diego Mesa Gisbert. Expresidente de Bolivia y vocero de la demanda marítima ante La Haya.

23 Oct 2017 | 11:30 h

Colaboración Deysy Pari

Carlos Mesa fue presidente de  Bolivia dos años (2003-2005). Se enfundó la banda presidencial en un contexto de crisis política. La protesta social había expulsado a Gonzalo Sánchez de Lozada del poder y él tuvo que sucederlo. Doce años después Mesa continúa en la política pero en el ámbito diplomático. Es vocero de la causa boliviana que inició un proceso ante la Corte Internacional de La Haya para obligar a Chile negociar una salida al mar.

¿Usted sostiene que Chile prometió darle una salida a la mediterraneidad de Bolivia?

No fue una promesa de carácter informal ni de conversación entre dos autoridades. Hubo reiterados documentos oficiales de ministros de Relaciones Exteriores, presidentes o embajadores chilenos. A través de documentos -cartas, notas diplomáticas- se comprometieron a hacer algo que no se hizo. Se trata de ocho a nueve compromisos a lo largo de 70 años. Se planteó negociar a partir de propuestas bolivianas o de iniciativas chilenas.

PUEDES VER: Desde fin de año 60 mil Tn de carga boliviana saldrán por puerto de Ilo

¿Desde qué año se comenzó con las tratativas?

Chile y Bolivia firmaron un tratado de límites en 1904. Este definía las fronteras y particularmente la cesión de Bolivia de lo que fue su litoral, 120 mil kilómetros cuadrados de extensión. Tras ese tratado se establecieron negociaciones y compromisos. Solo para ponerle un ejemplo, el 19 de diciembre de 1975, se reunieron los presidentes Pinochet (Chile) y Banzer (Bolivia) quienes reanudaron relaciones diplomáticas para encontrar una solución a nuestra forzada mediterraneidad. En ese contexto, el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Patricio Carbajal, le responde a nuestro embajador  en Santiago: “Chile recibió la propuesta formal de Bolivia que establecía un corredor con continuidad territorial desde la frontera de Bolivia hasta la costa en límite exacto con la línea de la Concordia que divide la frontera de Perú con Chile". El ministro Carbajal también dice: "Hemos tomado en consideración su propuesta y la aceptamos como una base de negociación para otorgarle a Bolivia un acceso soberano al mar y estamos dispuestos a negociar". Y no solamente eso, este ministro en la carta que le envía al embajador de Bolivia en Santiago, propone los límites (con la salida) que Chile consideraría colocando montañas, ríos e hitos. Esta es la naturaleza de lo que jurídicamente se llama actos unilaterales de los Estados como una figura jurídica internacional reconocida por Naciones Unidas y considerada por la Corte Internacional de Justicia. Esta es la base de la demanda. En este momento está en discusión. Chile hizo una demanda preliminar de incompetencia alegando que la Corte no tenía jurisdicción para tocar el tema, porque ya se había resuelto en 1904.

¿Y tenemos entendido que la Corte también ha respondido sobre ello?

La Corte desechó y rechazó plenamente la demanda de ellos. Aclararon que sí tienen competencia y que la discusión no es el tratado de 1904, sino los compromisos asumidos por Chile. Lo que la Corte tiene que decidir es si esos compromisos generan obligación de negociar para entregarle acceso soberano al mar a Bolivia.

¿Cuándo tiene que pronunciarse?

Estamos en la fase de espera de alegatos orales. Ya se ha presentado la memoria boliviana, la contramemoria de Chile, la réplica boliviana, la dúplica chilena. Ahora vienen los alegatos orales en La Haya que serán en el primer semestre de 2018. Probablemente el fallo será en el segundo semestre de 2018.

¿La salida marítima que plantea Bolivia pasaría por la frontera con Perú?

No hemos planteado a la Corte ningún tipo de detalle geográfico, no es pertinente. Estamos pidiendo que dado que Chile se comprometió con Bolivia, debe sentarse a negociar. En consecuencia, la propuesta de 1975 no quiere decir que eso sea lo que negociaremos. Ese es un  tema, que por razones obvias, mantenemos en reserva. Tenemos que plantear un abanico de opciones razonables y de buena fe.

En el caso hipotético que haya una salida adyacente a la frontera con Perú, ¿Bolivia tendría que hablar con Perú?

El tratado de 1929 establece que si Chile o Perú, en este caso Chile, le ofreciera a Bolivia un acceso soberano al mar, Chile tendría que consultar con Perú. En ningún caso estamos planteando algo concreto. Haremos conocer la propuesta cuando se abra la negociación.

Chile históricamente tiene el antecedente de no cumplir los tratados. Incumplió con Perú ¿por qué tendría que cumplir a Bolivia?

Precisamente por eso demandamos a Chile, porque si hubieran cumplido no iríamos a la Corte. Es por la constatación sistemática y frustrante de que Chile se compromete una y otra vez a hacer algo y no lo hace. Sino hubiéramos buscado, como lo hemos intentado tantas veces, una negociación bilateral que no ha tenido ningún resultado.

¿Su salida al mar por el océano Pacífico es importante por el comercio?

Por comercio, por importación y exportación, por control y definición de una estrategia económica de desarrollo. Muchos sostienen que hay más de 40 países en el mundo sin acceso al mar. Sí, pero nunca lo tuvieron. En cambio, Bolivia lo tuvo durante 55 años de su vida independiente, 120 mil kilómetros cuadrados de litoral y 400 kilómetros lineales de costa, más grande que la de Uruguay. Reivindicamos una presencia en la cuenca del Pacífico, primero porque estuvimos en ella, segundo porque económicamente es la más importante del comercio mundial.

Ustedes sacan sus exportaciones por los puertos peruanos y Chile

Utilizamos los puertos de Arica, Antofagasta, Iquique y Matarani. Queremos convertir a Ilo en otra alternativa.

Perú planteó una salida marítima a Bolivia por Ilo, ¿no la aprovecharon?

No es una salida soberana pero fue muy positivo para Bolivia. Se trata de una zona de libre comercio y una franja de 5 kilómetros de playa para desarrollo turístico y la posibilidad de analizar una opción de desarrollo del puerto de Ilo. Esto lo firmó el presidente Fujimori con Paz Zamora en el 92. Cuando fui presidente firmamos un tratado con el presidente Toledo, de integración energética para la exportación conjunta del gas de Camisea y gas boliviano. Por razones vinculadas a la política interna de Bolivia, nuestros sucesores decidieron cancelar esa opción.  Pero la idea ha existido.

También se habla de un tren bioceánico

Sí, eso complementa la opción de Bolivia para su acceso al mar. Pero tiene que ver con la integración Atlántico-Pacífico que beneficiaría a Brasil, Bolivia, Perú, eventualmente Chile, Paraguay y Argentina. 

Te puede interesar