Abogado es procesado por ser el soporte legal de mafia colombiana

Según Inteligencia, a pedido de una banda, abogado arreglaba indultos, representaba firma investigada y tenía de informantes a agentes antidrogas. Procuraduría reclamó.Exclusivo. Pedro Julio Cruz aguilar fue arrestado ante evidencias mostradas por la Dirandro

6 Oct 2011 | 19:06 h

Miguel Gutiérrez R.

Desde hace dos meses el Poder Judicial procesa al abogado Pedro Cruz Aguilar por sus estrechas relaciones con una banda internacional de traficantes de drogas liderada por colombianos. Cruz fue arrestado el 27 de julio acusado de participar en un envío de 260 kilogramos de cocaína, además de ser el “responsable del aparato legal” de la organización internacional. 

El facilitador

Durante dos meses, un equipo de la Oficina de Inteligencia (OFINT) de la Dirandro intervino comunicaciones de narcotraficantes colombianos y peruanos, y registró fotográficamente reuniones en cafetines de San Isidro y Magdalena. Allí aparecía el letrado con los colombianos Juan Jiménez Arango (a) ”Mario”, Norma Torres Castillo y Carlos Pérez Orjuela.

Los diálogos dejan entrever que los colombianos estaban muy conectados entre sí pese a haber sido patrocinados por el abogado en varios procesos judiciales e indagaciones policiales.

“Por el lugar de los encuentros y temas discutidos, (Cruz) no se portó como simple abogado, era parte de la organización”, se concluyó.

Entre junio y julio existen dos diálogos considerados claves:

- El del 5 de julio, 9:53 am, revela que el abogado pide al colombiano Jiménez (a)“Mario” le depositen mil dólares para tramitar favorablemente el indulto de Rosario Iparraguirre Ponce, detenido en Yanamilla desde el 2001, y tío de un cómplice de la banda.

Cruz dice a los colombianos que, además de la comisión al hospital, da S/.100 al “psicólogo, abogado y asistenta social para tener “un informe  que corrobore el diagnóstico sobre la salud del reo”. 

- El 18 de  julio, 10:33, el abogado revela a los colombianos y al dueño de la empresa la Gran Manzana Express, Christian Olivos Gonzales, las diligencias para que la Fiscalía devuelva computadoras incautadas un mes antes  con 490 mil euros camuflados provenientes de España.

Según el diálogo, los colombianos tendrían relación con la empresa que importó el dinero.

Dirandro infiltrada

Las interceptaciones revelan que el abogado tenía una red de informantes en Dirandro, principalmente en la División de Investigación de Tráfico Ilícito de Drogas (Divitid), dedicada a investigar a cabecillas del narcotráfico.

Hasta hoy, se ha identificado la voz de cinco agentes antinarcóticos con los cuales el abogado  Cruz se comunicaba mucho: el comandante Alberto Sabogal Sotelo, “Colorado”; el suboficial Rodolfo Ochoa Estrada; el suboficial Gianfranco Fajardo Castro, “Giancarlo”; el capitán César Coloma Jiménez, ahora en Interpol, y el comandante “Cerrón”, en la Policía Fiscal.

A veces el abogado pedía información del personal policial encargado de investigaciones por drogas. El 26 de julio, por ejemplo, el suboficial Fajardo y el “doctor” comentan la detención y liberación de un miembro de la banda, Alex Iparraguirre, gracias a un “arreglo”.

Todos los miembros de la organización, salvo el abogado y Wilmer Córdova Calle, están prófugos. “Se enteraron antes del operativo y salieron del país. Se nos escaparon”, dice un agente antidrogas. 

Cruz, abogado de colombianos,  logró que el juez  superior supranacional José Chunga Purizaka cambiara su arresto por comparecencia; pero la procuradora antidrogas Sonia Medina ha apelado.

“Esta organización ha denotado conexiones con la policía. Son casos aislados, pero ellos deberían ser involucrados en el proceso mismo de tráfico ilícito de drogas por encubrimiento real. Sin perjuicio de la procuraduría que dirijo, la Fiscalía y el Poder Judicial deben tomar decisiones correctas, y solicitar la incorporación de esos policías al proceso. No corresponde mandarlos a anticorrupción”, anotó Medina.

“Los colombianos eran mis patrocinados”

1] Pedro Cruz Aguilar aceptó ante la policía que patrocinó en algún momento a los tres colombianos actualmente prófugos. Ante las autoridades, Cruz alegó que tenía “una relación de abogado-cliente” con los colombianos. Sin embargo, no ha presentado documento alguno que acredite su dicho.

2]  Admitió que dialogó con los colombianos sobre la situación de la interna Anacleta Ferrari Zevallos y del ciudadano chileno Miguel Álvarez Salas, interno en el Penal Piedras Gordas II.  El abogado indica que los colombianos le pidieron ver la posibilidad de tramitar una conmutación de pena.

3] En su descargo, Cruz Aguilar señala que dichos pagos para” arreglar” con personal del hospital no se efectuaron y agrega que, prueba de ello, el indulto sigue su trámite.

4] El letrado reconoce que recibió del prófugo Alex Iparraguirre Quezada el Audi, placa A8M-300, como “parte de pago por sus honorarios”.  La policía ha descubierto que también cuenta con un Hyundai del año, inscrito a su nombre, cuatro días antes de ser arrestado por sus vínculos con la organización.

5]Cruz Aguilar se negó ante La República a dar su versión, pese a aceptar inicialmente.  Dijo que su abogado le “recomendó mantener silencio”.

Precisiones

Investigan. Las transcripciones de las conversaciones entabladas entre el abogado y los policías serían enviadas al Sistema Anticorrupción para que evalúen abrir una investigación. Estos oficiales se mantienen aún en sus unidades.

Lavado.  No se descarta, además, que la Segunda Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada vaya a solicitar en los próximos días una profunda investigación al cuestionado abogado Pedro Cruz Aguilar por lavado de activos.

Te puede interesar