ÚLTIMAS NOTICIAS DE Llamada perdida

El Mundial está sirviendo no solo para ver goles, sino también para evidenciar que esa violenta cultura que rodea el fútbol, gran parte de la cual se ceba con las mujeres, tiene los días contados.

Se construyó como un imprescindible de los gobiernos, cuanto más fachas, de facto y más oscuros mejor, siempre al lado de los poderosos y no de los vulnerables.

Toda su vida consistió en demostrarnos por qué las librerías no deben ser franquicias sino templos con libreros, jamás comercios sino lugares de servicio con mística en los que vender libros, no mercadería.

¿Para qué el gobierno tiene un “Alerta contra el racismo” si ni siquiera pueden identificar una muestra de discriminación cuando se comete en su propia casa, en su canal de televisión?

También da miedo, nervios, sentir que estamos construyendo algo singular, propio, que nunca ha existido, pero lo prefiero.

Su Premier no habla de enfoque de género, por lo tanto no habla de educación en igualdad, por lo tanto la discriminación sigue siendo la palabra no más dicha pero sí la más practicada en el Perú. 

Discriminan y juzgan: esto sí, lo otro no, esto sí es una violación, esto no; esto sí es abuso, esto no; esto sí es violencia de género, esto no; esta es una feminista, esta no. Y lo hacen desde su inmunidad.

¿Cuándo llegará el día que veamos a un cabecilla terrorista, a un general, a un expresidente, a un exdictador, estar a la altura de la reconciliación que merecemos?

No es que me sorprenda que una fujimorista después de hacerse de los medios económicos se preocupe primero por seguir en un cargo publico para seguir ganando mucha plata, y en lugar de pagar por formación con ese dinero –aunque sea por su secundaria– se lo gaste en mentir sobre su formación.

Cultura de la violación es ser hombre, y no haber sufrido jamás violencia por el hecho de ser hombre, y tratar de explicarle a las mujeres qué es en realidad una violación sexual.

En España se están viviendo tiempos franquistas, por culpa de un gobierno mediocre, más nacionalista que los nacionalistas.

Que se convoque asamblea constituyente para una nueva constitución y a ver si así empezamos a desfujimorizar la política.

Casi el 60 por ciento de mujeres en el Perú están subempleadas, la gran mayoría hace doble turno, fuera y dentro de casa, sin remuneración por el trabajo invisible de cuidados, que representa el 25 por ciento del PBI.

Ayer, en una operación simultánea y contra el reloj, uno después del otro, fuimos muriendo para volver a nacer.

En el Perú, cuando una niña es secuestrada y torturada, la respuesta social no es el socorro, es la desidia.

CARLINCATURA

Carlincatura del Viernes 22 de Junio de 2018