Alimentación saludable para combatir la obesidad infantil

El 15% de niños de entre 5 y 9 años tiene obesidad, según el Minsa.

 

El 15% de niños de entre 5 y 9 años tiene obesidad, según el Minsa.

 

No solo los adultos son los que ganan peso de forma excesiva. Los niños también lo hacen. La diferencia es que los más pequeños no son conscientes del peligro que corren al no comer de forma saludable.

La obesidad y el sobrepeso en nuestro país ha crecido de manera alarmante. Uno de los principales motivos por los cuales aumenta es el sedentarismo, los niños prefieren pasar horas en la TV y adquirir los malos hábitos alimenticios.

Perú alcanzó el tercer lugar en sobrepeso y obesidad en la región. Lo más preocupante es que este padecimiento abre las puertas a otras enfermedades como la diabetes, presión alta, artrosis, gastritis, entre otras.

Guías de alimentación

Por esta problemática que más afecta a los engreídos del hogar, surge la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para niños, niñas y adolescentes, con la finalidad de inculcar los buenos hábitos alimenticios.

También se incorporó el sistema de los octógonos en los alimentos procesados cuyo contenido de sodio, azúcar y grasas saturadas que excedan los parámetros establecidos lleve advertencias en sus etiquetas. También se dispuso implementar los quioscos saludables en los colegios públicos del país.

Existen snacks saludables para los pequeños de casa como los kekitos, las mazamorras de frutas, barras energéticas, yogur natural, dulces de quinua, tortas de avena y zanahoria hechas en casa. En el caso de las gaseosas o bebidas azucaradas se puede reemplazar por chicha morada natural, jugos de frutas o emoliente, lo cual resulta más nutritivo para la salud.

Estrategias que deberías tomar en cuenta

1.- Empieza con el ejemplo: Todos los niños siempre repiten actitudes de los más grandes, sobre todo de sus familiares. Si tú comes sano, tus hijos también lo harán.

2.- Come saludable a diario: Empezar por darle al niño pequeñas cantidades de frutas. Crear una costumbre hasta que ellos mismos te lo pidan.

3.- Si lo obligas, será peor: Mientras haya presión de los padres, los niños tendrán más rechazo a lo ofrecido.

4.- Premia su buen comportamiento: A los pequeños les encanta que los engrían, y más aún cuando se portan bien. Festeja con ellos y recompénsalo con buenos hábitos alimenticios.

5.- Usa tu creatividad: Incentiva a tu hijo cambiando el aspecto de sus comidas, combínalas de manera creativa con alimentos de su agrado.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO