MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
Qatar 2022 - ¿Qué selecciones juegan este domingo 27 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios dan tregua y se reunirán con Ejecutivo el lunes 28
Política

Los duros caminos para salir de la crisis

Escenarios. Analistas políticos evalúan la situación política del país ante un Ejecutivo cuyo presidente está envuelto en graves denuncias de corrupción y la titular de un Congreso que tiene un altísimo rechazo de la ciudadanía.

El dato. El problema no es solo una gestión presidencial cuestionada, sino también este Congreso de la inacción y las contrarreformas. Los analistas plantean una agenda contra la crisis. Foto: Gerardo Marín/La República
El dato. El problema no es solo una gestión presidencial cuestionada, sino también este Congreso de la inacción y las contrarreformas. Los analistas plantean una agenda contra la crisis. Foto: Gerardo Marín/La República

¿Cómo se sale de una crisis? La compleja situación peruana obliga a pensar en soluciones. Ninguna es fácil y requiere, para empezar, de la buena voluntad de los actores políticos que, según todas las encuestas, son desaprobados por la gran mayoría de los peruanos.

El politólogo Alberto Vergara dijo recientemente que el presidente Pedro Castillo “tal vez puede resanar su papel en la historia nacional, de alguna manera, renunciando”. Añadió que esta invocación la hacía para evitar “el desmoronamiento institucional”.

Por su parte, el periodista César Hildebrandt, en una entrevista con este diario, señaló que las nuevas elecciones “quizás nos permitan una salida”, y que no sería saludable para la institucionalidad democrática, la economía ni para la sociedad “asistir a esta eterna agonía de dos fuerzas desfallecientes, dos desprestigios que se pelean un trofeo que no sé en qué consiste”, en alusión al Ejecutivo, pero, también, al Congreso.

Porque lo que no podemos olvidar es que el problema central no es solo un jefe del Estado mal rodeado, persistente en el error e involucrado en denuncias por corrupción. Es, también, un Legislativo que no ha dado la talla, aplicado en contrarreformas y muy indulgente para el control político cuando así le conviene: el ejemplo del exministro de Transportes Juan Silva es acaso el más clamoroso.

Se ha repetido con insistencia la frase “que se vayan todos”, entendible desde el hartazgo ciudadano, pero no necesariamente realizable desde la realidad.

¿Son posibles nuevas elecciones? Para el politólogo de la Pontificia Universidad Católica del Perú Fernando Tuesta, la “mejor salida” sería un adelanto de los comicios. El asunto es que, ahora mismo, no parece haber condiciones para algo así.

“La mejor salida sería un adelanto de elecciones, con un acuerdo político amplio que permita ampliar la oferta electoral, con una reforma política, porque de lo contrario sería más de lo mismo. Sin embargo, en este momento, parece ser lo menos probable. Todo puede cambiar, desde luego, dependiendo de cómo vayan las cosas, por ejemplo, si hay una crisis generalizada e insostenible”, advirtió.

¿Por qué es poco probable, de acuerdo con Tuesta? Porque un camino de esa naturaleza implica la voluntad de quienes se encuentran en el poder.

Y, como recordó, existen pasos ineludibles: la renuncia de Castillo (que ya adelantó que no lo piensa hacer), la de Dina Boluarte y el compromiso de quien presida el Congreso (que tendría que asumir el Ejecutivo) de convocar a elecciones generales y no solo presidenciales, han sugerido algunos voceros parlamentarios. Añadió que, al mismo tiempo, se necesita de una movilización y de una opinión pública demandante.

Gestando. Encuestas advierten aumento del pedido para “que se vayan todos”. Foto: difusión

La politóloga Paula Távara consideró, por su parte, que pretender salir de esta crisis solo con la buena voluntad de los poderes en disputa y de los partidos es irreal.

En su mirada (en coincidencia con Tuesta) la ecuación “que se vayan todos” puede terminar haciéndonos transitar por caminos similares, por lo que luego de nuevas elecciones adelantadas terminaríamos “con la misma polarización discursiva, con los mismos actores cortoplacistas y desprestigiados”.

“A lo mejor se puede cambiar la banda presidencial, pero seguiríamos en la misma situación. Las cosas que se tendrían que implementar no son salidas rápidas ni cambios mágicos porque eso no es posible. Hay cosas que de parte del Congreso y del presidente se podrían hacer”, sostuvo. Entre ellas, una agenda de mínimos, no para la supervivencia del Ejecutivo ni del Legislativo, sino de los ciudadanos y que, por ejemplo, permita llegar al término del periodo en una situación menos crítica.

Jeffrey Radzinsky, analista y consultor, afirmó que no ve ni a Castillo ni a los congresistas renunciando para dar paso a comicios adelantados. “Tienen ese punto en común: lo que más les importa es mantenerse en sus cargos”, manifestó.

Frente a ese escenario, declaró que en vez de soluciones maximalistas como la vacancia, el Congreso debería ejercer un real control político. Y desde el Gobierno, agregó, “lo que le toca hacer es transparencia y rendición de cuentas”. Consideró que una mejor ejecución de políticas públicas puede ayudar a aminorar esta sensación de “crisis permanente”.

Mientras que el secretario general de Transparencia, Iván Lanegra, explicó que en el caso de las acusaciones de Karelim López contra el presidente Castillo, por un lado, va el tema judicial, en el que la aspirante a colaboración eficaz debe entregar las pruebas y la Fiscalía corroborar los hechos; y por el otro, está el tema político, en el que no basta negar que esté involucrado, sino debe tener decisiones y gestos muy firmes.

“Si él no está involucrado, lo natural es que haya una reacción frente a los que sí lo están o podrían ser objeto de investigaciones. En otros países eso significaría la salida inmediata de todos los funcionarios de confianza ligados al tema en tanto las investigaciones se llevan a cabo”, indicó. En su opinión, no hay condiciones para fomentar la salida del mandatario.

“Los casos de renuncias de presidentes se han dado en situaciones límites, ante la incapacidad absoluta de tomar decisiones por una evidente pérdida límite de legitimidad. Eso pasó con Kuczynski y Merino”, puntualizó.

Por su parte, la historiadora Cecilia Méndez advirtió que los anuncios de vacancia y exhortaciones de renuncia continúan la desestabilización y no dan ninguna propuesta de solución.

“Los mecanismos de corrupción que denuncian no difieren mucho de los que hemos tenido en el Estado desde que tengo memoria. Solo que ahora se conocen antes y ahora hay debilidades intrínsecas de este gobierno”, comentó, remarcando que antes no ha habido el mismo nivel inquisitorial en la prensa en otros gobiernos.

Agregó que corresponde ahora respaldar a las instituciones que mínimamente pueden ejercer control sobre los funcionarios del Estado, como la Contraloría, la Fiscalía y la Procuraduría, y centrar la discusión en temas claves, como lo que pasará con la colaboración eficaz, sobre la cual hay un pacto para debilitarla.

Asimismo, precisó que se tiene que ejercer una crítica responsable al presidente Castillo, lo que no significa ser golpista, pedir su vacancia o renuncia. “Debe haber una mayor presencia de los ciudadanos en la demanda de los problemas por solucionar”, resaltó.

Méndez indicó que al final la gente decidirá. “El quiebre será cuando los mayores bastiones de Castillo estén totalmente decepcionados. Es lo único que hará que se vayan todos”, sentenció.

A su turno, el politólogo Javier Torres expresó que ni el Gobierno ni el Congreso tienen capacidad política ni para tumbarse al otro ni para llegar a consensos mínimos sobre algunas políticas de Estado o temas que deberían ser de prioridad nacional, pero sí lo hacen para la contrarreforma del transporte, de la educación, de la colaboración eficaz, entre otras.

“Si llegan a vacar al presidente y no convocan un proceso electoral general de inmediato, podríamos tener una movilización en contra, muy fuerte”, alertó, resaltando que podría generar un desenlace como el del 14 de noviembre del 2020.

Expresó que “no hay en el Congreso una figura con suficiente legitimidad para reemplazar a un presidente vacado o renunciante”.

Reacciones

Fernando Tuesta, politólogo y docente

“La mejor salida sería un adelanto de elecciones, con un acuerdo político amplio que permita ampliar la oferta electoral, con una reforma política, o de lo contrario sería más de lo mismo. Sin embargo, en este momento parece lo menos probable”.

Paula Távara, politóloga

“Lo que pareciera ser la salida más rápida a la crisis, que se vayan todos o el presidente o etcéteras, no es necesariamente una salida, sino que puede ser un nuevo punto de partida para recorrer la misma ruta, es decir, volver a nuevas crisis”.

Jeffrey Radzinsky, analista y consultor

“Desde el Gobierno, lo que toca es transparencia y rendición de cuentas y desde el Congreso tiene que quedar claro su rol en el control político. Parte de la crisis es la desconformidad de la gente. Se necesitan mejores políticas públicas”.

Iván Lanegra, Transparencia

“Si no está involucrado, lo natural es que haya una reacción frente a los que lo están o podrían ser investigados. En otros países, eso significaría la salida inmediata de los funcionarios ligados al tema en tanto las investigaciones se llevan a cabo”.

Cecilia Méndez, historiadora

“La renuncia no es solución. ¿Quién lo reemplazará? ¿Queremos a Maricarmen Alva de presidenta? Dina es una actora política de perfil bajo, pero también es una caja de sorpresas. Dijo que renunciaría, pero no se sabe qué puede pasar”.

Javier Torres, analista político

“Esta crisis no tiene una solución fácil, ni con una vacancia, ni con su renuncia, ni aunque tome el mando Dina Boluarte o la presidenta del Congreso o el siguiente, ni con la disolución del Congreso. Este es un proceso de mediano plazo”.

Escándalos en el Ejecutivo

1-febrero-2022: El procurador general Daniel Soria denuncia a Castillo ante el Ministerio Público por presunto patrocinio ilegal y tráfico de influencias. El 1 de febrero es destituido.

Daniel Soria. Foto: Virgilio Grajeda/La República

1-febrero-2022: Causa rechazo la designación de Héctor Valer como premier al tener denuncias por violencia familiar. La misma acusación recae en el ministro de Defensa, José Gavidia.

Héctor Valer. Foto: John Reyes/La República

26-febrero-2022: Trasciende que Karelim López declaró en la fiscalía de lavado de activos sobre una presunta organización ilícita en Palacio y en ministerios, que involucra a Castillo.

Karelim López. Foto: captura de América TV

En el Legislativo

22-enero-2022: El Congreso aprueba ley que limita el referéndum. Dice que toda reforma constitucional puesta a consulta debe aprobarse en el Parlamento con mayoría absoluta.

Congreso de la República. Foto: difusión

1-febrero-2022: En primera votación, aprueban ley que restablece la autonomía de las universidades y debilita a Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

Sunedu. Foto: Marco Cotrina/La República

23-febrero-2022: Comisión de Justicia aprueba dictamen que modifica el Código Procesal Penal y el Código Penal sobre colaboración eficaz, cambios que debilitan esta herramienta.

Palacio de Justicia. Foto: difusión