Dos testigos acusan a Jorge Yoshiyama de amenazarlos

Bajo amedrentamiento. Sobrino de Jaime Yoshiyama Tanaka les dijo que tenía “acceso total al expediente” del caso y que sabía qué es lo que declaraba cada uno, por lo que esperaba que siguieran sus instrucciones, porque si no lo hacían, enfrentarían “problemas”.

Bajo amedrentamiento. Sobrino de Jaime Yoshiyama Tanaka les dijo que tenía “acceso total al expediente” del caso y que sabía qué es lo que declaraba cada uno, por lo que esperaba que siguieran sus instrucciones, porque si no lo hacían, enfrentarían “problemas”.

Dos falsos aportantes de la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011, captados por Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino carnal de Jorge Yoshiyama Tanaka, declararon al fiscal José Domingo Pérez que recibían amenazas y presiones para que se retractasen.

Eric Matto Monge y su compañero del colegio San Agustín, cuya identidad se mantiene bajo reserva, manifestaron que Jorge Yoshiyama les pidió firmar recibos en los que declaraban haber aportado entre ambos 19 mil dólares, dinero que jamás tuvieron en sus manos.

Jorge Yoshiyama reclutó a Eric Matto y luego le pidió a este que buscara a otros amigos dispuestos a registrarse fraudulentamente como aportantes. Matto convenció a un excompañero de clase para que aportase falsamente 10 mil dólares. Esta persona ahora ha declarado como testigo protegido, corroborando lo dicho por Matto.

Además, a pedido de Jorge Yoshiyama, Eric Matto logró que su padre Mauro Matto Muzante firmase un falso aporte de US$ 40 mil, su madre Orosia Monge Camino una suma de US$ 20 mil y su hermano Enrique Matto Monge un total de US$ 9 mil.

Después, Eric Matto, siempre según su relato, reclutó a otros excompañeros de colegio, Christian Jo Monti y Renato Lizárraga Lanao, quienes declararon falsamente que aportaron 30 mil y 15 mil dólares, respectivamente.

Los problemas estallaron cuando Eric Matto, sus familiares y sus amigos fueron citados por la policía para que confirmaran que habían donado dinero a la campaña de Keiko Fujimori en 2011. Enterado Jorge Yoshiyama que algunos declararon que no habían donado nada, empezaron las presiones y las amenazas, según declaró Eric Matto, conforme a las actas fiscales a las que La República tuvo acceso.

"Cuando llegaron las primeras citaciones policiales, las personas a las que yo había contactado para que aparecieran como aportantes, me llamaron pidiendo que les explicara qué es lo que había pasado. A lo que yo llamé a Jorge Yoshiyama para preguntarle, pero él me dijo que dijera a mis familiares y amigos que no lo conocían y que sí habíamos hecho los aportes. Yo me molesté porque yo (lo hice) para apoyarlo. Y me respondió que les iba a poner un abogado que acompañaría a mis familiares y amigos en sus declaraciones. En el caso de mis padres, fuimos acompañados por la abogada Lorena Gamero Calero. En el caso de Cristhian Jo Monti, él fue con su abogado particular y fue quien no reconoció los aportes. En el caso de mi hermano Enrique Matto tampoco reconoció que hizo el aporte. Después Jorge Yoshiyama me llamó para indicarme que necesitaba que hablara con mi hermano y con mis padres para que le digamos a mi hermano que cambie su manifestación policial. En el caso de Cristhian Jo Monti, me pidió que hablara con él para que también cambie su versión policial. Luego Jorge Yoshiyama se juntó con Cristhian Jo Monti. Yoshiyama le hizo un "préstamo" de 20 mil dólares a Christian Jo para que cambie su versión. Así me lo contó Jorge Yoshiyama porque Christian Jo era mi amigo".
 

Miedo y chantaje

Jorge Yoshiyama, quien gerencia las empresas de su tío Jaime Yoshiyama Tanaka –quien en 2011 dirigió la campaña de Keiko Fujimori– creyó que con el dinero abonado al falso aportante Christian Jo había resuelto su implicación en un evidente caso de lavado de activos para financiar la campaña presidencial fujimorista. Jorge Yoshiyama llegó a decir que tenía "acceso total" al expediente del caso, por lo que sabía quién declaraba a su favor o en contra. Eric Matto se lo relató así al fiscal Pérez, según las actas completas de la manifestación:

"Cuando el caso estaba en la Fiscalía, Jorge Yoshiyama me daba a entender que tenía acceso total a la investigación fiscal, y me lo demostraba porque sabía quiénes de mis amigos habían declarado no haber aportado, como fue el caso de Fernando Meneses Ahumada. Me dijo que conversara con él para que cambie su versión. (...) Pero la preocupación de Jorge Yoshiyama era Cristhian Jo, porque (...) en una reunión le había indicado que iba a decir toda la verdad. (...) Después de lo sucedido con el juez César Hinostroza, que había sido destituido por el problema de los 'Los Cuellos Blancos del Puerto', le pregunté si estaba preocupado por eso y me indicó que sí y que ahora podía pasar cualquier cosa. Recién declaro los hechos como han sucedido porque he sentido temor de Jorge Yoshiyama, ya que él me había indicado que había tomado acción contra las personas que se había metido a su casa (en alusión al allanamiento a su domicilio por parte del fiscal Pérez). Y yo le entendí que había tomado justicia por su propio lado. Quiero indicar que yo he querido colaborar con la justicia antes, pero por temor no lo hice".

Ante el amedrentamiento de Jorge Yoshiyama a los que declaraban en su contra, uno de los reclutados por Eric Matto decidió testificar ante el fiscal Pérez en condición de testigo protegido para preservar su vida. El testigo protegido TP-2017-55-2 corroboró lo dicho por su amigo Matto:

"(Cuando me notificaron por el caso de los aportes), Eric Matto me contactó y me dijo que también lo habían notificando al igual que a mis amigos Fernando Meneses Ahumada (falso aportante de 30 mil dólares) y Edwin Lizárraga Lanao (falso aportante de 15 mil dólares). Todos nosotros habíamos salido en el diario La República y que yo era el mayor aportante. Mi amigo Sandro Petrucelli Galdós también me dijo que había ido a declarar ante la Policía. Desde esa época empecé a recibir llamadas telefónicas de una voz masculina y que me cortaba. Jorge Yoshiyama mandó a un amigo en común, Eduardo Privat Belleza, para que hablara con él".
 

Una advertencia

El testigo protegido TP-2017-55-2 relató que Jorge Yoshiyama lo presionó para que declarase que no era un falso aportante porque era lo más conveniente. Además, lo contactó con abogados del partido fujimorista para que lo adiestraran sobre cómo debía responder a las preguntas del fiscal. Cuando el testigo protegido TP-2017-55-2 dudó en hacer lo que quería Jorge Yoshiyama, este entonces le advirtió veladamente que cualquier cosa le podía suceder, y que estaba al tanto de lo que los testigos manifestaban al fiscal porque tenía acceso al expediente. Respecto al encuentro que sostuvo con Jorge Yoshiyama Tanaka, esto fue lo que expresó el testigo protegido TP-2017-55-2:

"El encuentro con Jorge Yoshiyama se dio y él me dijo que sabía lo que había declarado en la Policía y que mi declaración era como una piedra en el camino que se tenía que sacar para que la investigación se archive. Me dijo que cambiara mi declaración con un escrito que fue redactado por los abogados de Fuerza 2011. Me dijo que si necesitaba las boletas de los (falsos) aportes me las podía facilitar para acreditar mi dicho. En diciembre del 2017 me citó la Fiscalía de Lavado de Activos y Jorge Yoshiyama me volvió a llamar, me reuní con él en un restaurante donde me dijo que mi manifestación que iba a dar debo sostenerlo lo que decía en el escrito. Me dijo que si sostenía que no había aportado iba a tener problemas. Quiero poner conocimiento que me encuentro preocupado ya que Jorge Yoshiyama viene llamándome por teléfono y temo por mi seguridad personal y de mi familia, así como posibles represalias que pueda tomar por decir a verdad".

Patrizia Coppero del Valle, exesposa de Giancarlo Bertini Vivanco, otro de los falsos aportantes reclutados por Jorge Yoshiyama Sasaki, se sumó a las declaraciones incriminatorias contra el sobrino de Jaime Yoshiyama. Esto es lo que relató al fiscal Pérez:

"Un día llegué a la oficina y me llamó la atención que Jorge Yoshiyama tenía en sus manos varios fajos de billetes grandes en dólares y le solicitó a mi esposo para que nuestro mensajero Daniel Mellado Correa los deposite en el banco. Jorge Yoshiyama le explicó cómo debía hacer el trámite en el banco y le entregó el dinero a Mellado con una hoja de instrucciones precisas para que depositara ese dinero a la cuenta de Fuerza 2011".

Lo narrado por Patrizia Coppero ocurrió entre la primera y segunda vuelta electoral en la que Keiko Fujimori compitió con Ollanta Humala. En esa ocasión, ella le preguntó a Bertini por el origen del dinero. De acuerdo con el fiscal Pérez, la empresa de lo exesposos, Office USA SAC, lavó falsos aportes por 477 mil 73 dólares. Esto es lo que expresó Patrizia Coppero al fiscal José Domingo Pérez.

"Yo le pregunté a Giancarlo qué significaba eso y por qué Jorge Yoshiyama llevaba tanto dinero a la oficina (de Office USA SAC), por lo que me contestó que Jorge (Yoshiyama) le había dicho que ese dinero era donación del extranjero y que debía ingresarla al partido bajo el nombre de diferentes donantes y fue ahí donde me contó lo que nosotros habíamos aportando también era dinero de Jorge Yoshiyama y que le había prestado dinero y porque le debía muchos favores".

Jorge Yoshiyama Sasaki deberá declarar a las autoridades quién de Fuerza Popular le dio el dinero, aunque para el fiscal Pérez sería parte del millón de dólares que le dio Odebrecht a su tío Jorge Yoshiyama Tanaka.

Abogado Abanto: “Son dichos sin corroboración”

- Humberto Abanto Verástegui, abogado de Jaime Yoshiyama Tanaka y Jorge Yoshiyama Sasaki, desestimó las declaraciones de los testigos bajo el argumento de que eran dichos sin corroboración, "por lo que no se le puede privar a alguien de su libertad por los dichos de una persona".

- Durante la audiencia que dirigió el juez Richard Concepción Carhuancho, Abanto también expresó que había incongruencias entre las fechas de los supuestos aportes de Odebrecht y la autorización de estos, por lo que las declaraciones de los testigos tampoco encajaban.

- Entrevistado por Panorama, señaló Abanto: "Espero que Jorge dé una explicación convincente, sólida y razonable respecto de esta imputación. Pero voy a pedir a la Fiscalía corroboración y que se demuestren. La Fiscalía nos ha presentado muchas veces declaraciones de colaboradores eficaces que incluso se corroboran con el dicho de la persona a la que no se le pone la clave, así que yo tomo las cosas con pinzas".

- Este diario llamó a Humberto Abanto, pero no recibió respuesta. Insistiremos.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO