Sonaly Tuesta

Sonaly Tuesta

La costumbre
Comunicadora Social. Creadora del programa de televisión Costumbres. Personalidad Meritoria de la Cultura desde el 2015. En Twitter: @sonalytuesta.

Más columnas

Sonaly Tuesta

Pachamama31 Jul 2021 | 5:44 h

Sonaly Tuesta

Ya endulzó la Coca17 Jul 2021 | 6:45 h

Sonaly Tuesta

La cuadrilla de Pallas10 Jul 2021 | 5:29 h

Sonaly Tuesta

Sin ataduras que nos dividan03 Jul 2021 | 5:16 h

Cuando dudas de quienes no son como tú

“Desde aquí (la urbe) el desdén y el menosprecio hacia los otros se agiganta. Se ensaña con la diversidad...”

¿Tenemos que explicar hasta por qué nuestro apellido es igual al de nuestros paisanos y probablemente ni siquiera somos familia? ¿Tenemos que aparecer en una imagen por las redes explicando el detalle de cómo hacemos nuestra firma? Qué doloroso es comprobar que no importa humillar, vulnerar, opacar, ningunear, anular la decisión del pueblo porque sus votos no te favorecen.

Desde aquí (la urbe) el desdén y el menosprecio hacia los otros se agiganta. Se ensaña con la diversidad de la que estamos hechos. Con la democracia y la libertad que defienden y que, por cierto, no tiene nada que ver con la libertad y la democracia que se come en las regiones, en las comunidades de la sierra y de la Amazonía.

La expresión individual y clara en una elección es el voto. Y nos pertenece a cada uno. Habla por nosotros. Por eso, los comuneros de Chupa (Azángaro, Puno) se han movilizado y respondido de inmediato ante la acusación insidiosa de trampa.

Uno de ellos repetía con seguridad e indignación ante los periodistas: “Somos un distrito democrático. ¿Qué culpa tenemos de que la candidata no tenga representación en Chupa? ¿Qué culpa tenemos de que en la mayoría de las mesas haya perdido y en tres tenga cero votos?”.

Yoel Alcántara Sarmiento, desde Bagua (Amazonas), ha vencido su nerviosismo para aparecer en el video y corroborar que esa es su firma y que la ONPE lo certifica como miembro de mesa, de esa en la que, dicen, lo suplantaron.

Los pueblos awajún y wampis también se han manifestado. En conjunto, como organización indígena. Exigen que se respeten sus votos (aproximadamente el 70%) y rechazan los pedidos de impugnación.

Ya lo decía el taita José María Arguedas Altamirano (a propósito, yo tengo su apellido, pero lamentablemente no somos familia):

“El individualismo agresivo no es el que va a impulsar bien a la humanidad, sino que la va a destruir”.