Humberto Campodónico

“El proyecto tiene rentabilidad económica. La rentabilidad social es US$ 4,580 millones (el gas sustituye a los combustibles caros) y se paga en dos años”.

“En los próximos 30 años, el equilibrio entre el mercado y el estado cambiará. Las economías con altos niveles de propiedad y control gubernamentales estarán en ascenso”.

Cosa parecida sucede con el padrón del bono universal. Como la pobreza bajó del 50% al 20% (10% en Lima), ya todos eran “clase media”. Por tanto, ¿para qué tener al día el padrón?

“A la política económica le compete -es la regla mundial- proveer a las empresas y a las personas los ingresos para atravesar la pandemia...”.

“Si bien el gobierno otorga un vale de 16 soles por balón de GLP a 1.7 millones de familias pobres, el alza actual ha rebasado todos los límites...”.

“Se dice que la cuarentena inicial es la culpable de la caída de 12% del PBI y que igual no pudimos vencer al virus”.

“¿Para qué, entonces, están las espaldas financieras? ¿Para no usarlas con los trabajadores de salud ni con el bono reactivador, entre otras prioridades? ¿Solo para usarlas con quien les conviene?”.

“El Gobierno debe involucrar al sector privado y avanzar en la inclusión financiera para acelerar la distribución, y sin aglomeraciones”.

“Lo más probable es que quizá se necesiten medidas más drásticas. Pero reconocer los problemas es siempre mejor. No hemos dicho nada de la campaña electoral. ¿Cómo será?”.

“Son tiempos difíciles para los demócratas pues su tarea principal consiste en unificar voluntades hacia un país con una identidad que recoja su actual realidad”.

“... Es imprescindible controlar al virus con el tablero con gatillo y su complemento, el bono universal. ¿Nos darán una ayudita los Reyes Magos?”.

“Si el gobierno insiste en decir que el cambio ‘lo va a hacer el mercado, que tengamos paciencia’, entonces los problemas seguirán”.

“La mayoría de pronósticos indican que el consumo mundial de 100 millones de barriles diarios de petróleo llegaría a su pico en el 2025 y comenzaría su declive...”.

“El Minsa dice que no es responsable; miembros del Comando Vacuna (algunos “brokers” de los grandes laboratorios) dicen que sí. ¿Cuál es el daño de la vacancia...?”.

“Los sectores medios y pobres sí responden adecuadamente a los encuestadores, pero eso no sucede con los sectores altos y pudientes: ocultan información y evaden las respuestas...”.

Mientras el Minsa “oficializa” sus cifras podemos sacar una conclusión: estamos lejos de la inmunidad de rebaño (contagio del 60 al 70%).

“¿No es hora ya entonces de que las grandes empresas agroindustriales pasen a ‘primera’ y termine este régimen de excepción? ¿Y que solo queden las que están ‘subiendo’?”.

“Si la ley ONP se aprueba por insistencia, UPP y Podemos (¿y quiénes más?) habrían arrastrado al resto del Congreso a otro enfrentamiento”.

“Todas las críticas a la C-93, y su defensa, son debatibles. Un tema central es la subsidiariedad del Estado, que atraviesa toda la Constitución”.

“Las Constituciones de Chile y Perú se elaboran con el sello de la subsidiariedad y hoy existen fuertes movimientos sociales que las cuestionan y plantean un nuevo contrato social”.

“De nuevo y a acomodarse. Los problemas no se han ido. Claro, en lo político estamos mil veces mejor, con un gobierno honesto y democrático que nos asegura elecciones...”.