20 de Abril de 2017 | 10:17 h

Revelan que supervisor del 'Puente Solidaridad' no estuvo presente durante la construcción

Incumplió el contrato. El supervisor contratado explicó por qué no estuvo presente durante la construcción del Puente Solidaridad, que se cayó tras la crecida del río Rímac. Lo contrataron por más de S/ 143 mil.

Más cuestionamientos surgen tras la caída del puente Solidaridad

Más cuestionamientos surgen tras la caída del puente Solidaridad.

El pasado 16 de marzo, el puente Talavera, también llamado “Puente Solidaridad”, con solo seis años y medio de haber sido inaugurado, se cayó sobre el río Rímac. Durante este tiempo, las investigaciones han revelado que el colapso de sus estructuras no solo se debería a la fuerza de la naturaleza, sino a una licitación direccionada que conllevó al contrato de una empresa inexperta y, según un nuevo dato, a la ausencia del supervisor durante la construcción de la importante obra que unía al distrito de San Juan de Lurigancho con El Agustino.

La Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape)  encargó la organización de la convocatoria para contratar al supervisor de la referida obra a la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).  El 23 de marzo de 2010, la OEI anunció que el ingeniero Víctor Sánchez Moya fue el ganador.

PUEDES VER: Alcaldes recibirán hasta 12 años de cárcel si autorizan casas en zonas de riesgo

El ingeniero, jefe de supervisión, firmó un contrato por 143 mil 500 soles.  En dicho documento se requería, además de su experiencia, la “participación directa a tiempo completo” en la supervisión de la construcción del puente Talavera. Sin embargo, esto no sucedió, según sus propias declaraciones.

“No participé directamente por razones de salud en esa época. Seguro habré ido una vez, así, pero no, no, no que haya ido, pues, porque lo más importante son los procedimientos [sic]”, fueron las impactantes declaraciones del ingeniero a un medio local.

En su lugar, Víctor Sánchez dejó a un ingeniero asistente. “Ese día a día lo ha hecho un ingeniero que tiene experiencia de campo y es quien estaba. No necesariamente debo estar yo (...) Para ver que estén vaciando concreto no se necesita un especialista que ha estudiado en Inglaterra y con doctorado”, agregó.

Ante esta falta, Emape también estaría incumpliendo en sus funciones al no haber verificado que el ingeniero Sánchez cumpla con el contrato. La empresa aún no se ha pronunciado.

Pero eso no es todo. El Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) confirmó que en su sistema electrónico no existe registro alguno del contrato firmado entre Emape y el ingeniero Sánchez Moya.

Síguenos en Facebook