12 de Abril de 2017 | 19:26 h

Movimiento migratorio delata a Aldo Cáceda, pareja del presunto asesino de Yactayo

La División de Investigación de Homicidios ha requerido a la jueza Rosa Zulueta Asenjo la detención de Aldo Cáceda Benvenuto.

Aldo Cáceda vivía con Zamora en un departamento de Breña

Aldo Cáceda vivía con Zamora en un departamento de Breña.

Doris Aguirre
El movimiento migratorio del empresario Aldo Cáceda Benvenuto contiene información que lo compromete fuertemente con su pareja sentimental Wilfredo Zamora Carrión, presunto asesino del periodista José Yactayo Rodríguez. Las entradas y salidas del país de Cáceda ocurrieron en momentos clave y para los agentes de la División de Investigación de Homicidios refuerzan la hipótesis de que no solo intentó encubrir a Zamora sino también que podría haber tenido otro tipo de participación más grave.
 
 
Cáceda, quien vivía con Zamora en un departamento de Breña, abandonó el país el viernes 24 de febrero, tan solo 24 horas antes de que en dicho inmueble perdiera la vida y fuera descuartizado José Yactayo. Zamora empezó a relacionarse con el hombre de prensa desde diciembre último, por lo que la policía no descarta que Aldo Cáceda también lo conociera.
 
El empresario retornó a Lima el martes 28 de febrero, un día después que un vigilante de la azucarera Andahuasi encontró los restos calcinados de un cadáver en el fundo Catalán, en el distrito Sayán, provincia de Huaura, en una zona conocida como Norte Chico.
 
Mientras que Aldo Cáceda y Wilfredo Zamora disfrutaban de su vínculo amoroso en el departamento de Breña, el viernes 3 de marzo la policía informó que cuerpo destazado hallado en el Norte Chico correspondía al realizador de televisión José Yactayo.
 
Al día siguiente, sábado 4 de marzo, Wilfredo Zamora viajó a Panamá con pasajes comprados por su pareja Aldo Cáceda. Luego de tres días, el martes 7 de marzo, Cáceda también abandonó Lima con destino al país centroamericano para darle el alcance a Zamora.
 
De acuerdo con fuentes de la División de Investigación de Homicidios, hasta ese día  los agentes no contaban con ninguna pista segura que facilitara la identificación del asesino de Yactayo. Esto cambió cuando el viernes 17 de marzo, gracias al levantamiento del secreto de las comunicaciones de Yactayo, los detectives descubrieron que el chip del celular del periodista había sido insertado en un teléfono que pertenecía a Wilfredo Zamora Carrión.
 
Sin saber que la policía estaba tras sus pasos, Zamora regresó de Panamá el domingo 12 de marzo y Aldo Cáceda lo siguió el miércoles 15 del mismo mes, reencontrándose en el departamento de Breña.
 
Cuando la policía descubre que Wilfredo Zamora había viajado a Panamá, y que los pasajes se lo había pagado Aldo Cáceda, al buscar su ficha de identificación determinó que los dos consignaban la misma dirección: jirón Pedro Ruíz Gallo 668, departamento 801. Desde entonces, Cáceda se convirtió en un sospechoso en potencia.
 
Justamente, poco después de esta comprobación, Cáceda volvió a salir del Perú con destino a Estados Unidos, el miércoles 22 de marzo, presuntamente para despistar el eventual seguimiento de la policía. El empresario retornó a Lima sábado 25 de marzo y se dirigió al departamento que compartía con Zamora, mientras los medios de comunicación publicaban profusa información sobre la investigación policial que buscaba al autor del crimen de José Yactayo.
 
En medio de la indagación policial, y la intensa cobertura periodística, el martes 28 de marzo Aldo Cáceda se fue de Lima nuevamente con destino a Estados Unidos, donde tiene un negocio en la localidad de Miami. Desde entonces, no ha regresado. Para la División de Investigación de Homicidios, es altamente probable que abandonó el país a sabiendas de que sería detenido por su relación con la muerte de José Yactayo.
 
Por estos hechos, la División de Investigación de Homicidios ha requerido a la jueza Rosa Zulueta Asenjo la detención de Aldo Cáceda Benvenuto.

Síguenos en Facebook