Cusco: La pelea por la jugosa ruta a Machupicchu

CONTRADICCIONES. Jueza rompió el monopolio de la concesión de esta vía pero un grupo de pobladores se opone, pese a que se abaratarían el precio de los pasajes. Mañana harán paro.

8 Oct 2017 | 9:45 h

Machupicchu es el principal destino turístico del país. Eso lo convirtió en una fuente de negocios. La concesión del transporte en la ruta Hiram Bingham es una de ellas. Consettur es la única empresa que presta el servicio. No tiene competencia. Traslada a los turistas del pueblo de Aguas Calientes por una serpenteante carretera rumbo a las ruinas incas. Tiene tarifas diferenciadas; el nacional paga S/ 4 y el turista extranjero hasta 24 dólares. 

Recientemente, la jueza Bony Gamarra Flores con una medida cautelar le malogró el negocio a Consettur y abrió las puertas a la competencia.

PUEDES VER: El indulto a Alberto Fujimori camina a pasos acelerados

Un sector de la población del distrito de Machupicchu, en Urubamba (Cusco), rechaza esta decisión. Se trata del Frente de Defensa de los Intereses de esa localidad, formado a media semana y que convocó a un paro preventivo de 24 horas para mañana contra la medida cautelar.

Gamarra Flores basó su decisión en que debe imponerse el principio de libre competencia, toda vez que la concesión de Consettur sería falsa e inválida. Este hecho "se dilucidará al momento de emitirse el pronunciamiento de fondo, en su oportunidad”, dice la jueza. Gamarra se refiere a que la validez o no de la concesión hasta el 2025 será determinada por la acción de amparo planteada por el consorcio Machupicchu Pueblo, la competidora.

La medida cautelar solo busca “evitar los perjuicios y el daño que puede generar al solicitante la prolongada duración del proceso (acción de amparo)”. 

La magistrada ordena que Consettur use 12 buses de los 24 que permite la capacidad de carga de la vía Hiram Bingham y los otros 12 el nuevo consorcio.

En Machupicchu se resisten a aceptar la disposición. Por eso cumplirán una protesta “pacífica” sin bloqueo de la carretera ni de los rieles por donde llegan los turistas. “Es un paro preventivo de 24 horas. Por nuestra cabeza no pasa impedir la actividad turística”, aseguró el presidente del nuevo Frente de Defensa de los Intereses, Mario Uscamayta.

Quieren que Consettur siga operando en solitario en la vía, como lo hace desde el 23 de agosto de 1995. Posee una flota de 22 buses que trabajan durante más de doce horas diarias desde las 5.30 de la mañana. Cada unidad sale con un intervalo de diez minutos. Se estima que a diario traslada unos 4 mil turistas. En 2016, Consettur informó que cada año tenía una facturación entre 52 y 56 millones de soles.

COMPETENCIA NO

El ingreso de un nuevo operador abaratará el costo del transporte en esa ruta. Contradictoriamente, a muchos no les gusta la idea. Por eso rechazan al Consorcio Machupicchu Pueblo.

Consettur, el alcalde David Gayoso y el presidente del nuevo Frente de Defensa de los Intereses, Mario Uscamayta, no quieren competencia. “El pueblo no quiere que ingresen otras empresas. Actualmente somos 500 familias que ganamos por el usufructo de esta ruta”, anotó Uscamayta.

Por su parte, el vicepresidente Darwin Baca sostuvo que el perjuicio será grave para el distrito porque los ingresos para el municipio decaerían bastante. Sucede que la comuna de Machupicchu es socia de Consettur a través de su empresa Tramusa. Cada año recibe por utilidades alrededor de 10 millones de soles.

Pero también alegan que muchos socios de la actual empresa operadora verán disminuir sus ingresos. Consettur agrupa a varias pequeñas empresas como Wayna Picchu, Pachacutec, Tramusa, Kaypacha, Wiñay Huayna, Aguas Calientes y Chaski. Según ellos, estas firmas tienen como socios a miles de pobladores de Machupicchu. Pero no dan cifras exactas.

El presidente del antiguo Frente de Defensa de los Intereses de Machupicchu, Óscar Valencia Aucca, dice que son pocos. Agrega que quienes han convocado al paro son gente defensora de la empresa Consettur y de la gestión del alcalde David Gayoso. “Ese nuevo frente no tiene ninguna representatividad, solo han sido formados para defender ciertos intereses. La gente aquí lo ha denominado Frente de Defensa de los Intereses de Consettur y la Gestión Municipal”.

Este nuevo frente de defensa fue conformado en una reunión en un local municipal y con presencia y participación del alcalde David Gayoso y representantes de la empresa Consettur.

Valencia pidió al burgomaestre y a la empresa que respeten la disposición judicial y dejen que otras empresas operen en la ruta hacia la maravilla mundial. Si no hay inconvenientes, la nueva empresa podría empezar a operar dentro de unos cinco o siete días.

Te puede interesar