García hace mea culpa con FMI

29 May 2010 | 3:05 h

Política. “Solo dios y los animales no cambian”, dice al ratificar línea económica fondomonetarista. En tanto Strauss-Kahn advierte que “una nueva crisis llegará” y recomienda tener como meta la estabilidad económica vía la prudencia fiscal.

José Carlos Reyes.

Llegó la hora del mea culpa. El presidente de la República, Alan García, aprovechó la visita al Perú del francés Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que fuera duramente repudiado por el mandatario durante su primer periodo de gobierno, para ahora reconocer errores en su política económica.

“Ayer (jueves) le preguntaban al Sr. Dominique cómo era esto de que un presidente que atacaba al FMI en su primer gobierno ahora es un aliado del FMI… Bueno, yo digo, quien ha cambiado es el FMI (risas del público). Y naturalmente ha cambiado quien habla, porque ya saben la receta del Sr. Unamuno, solo Dios y los animales no cambian”, refirió el mandatario durante la inauguración de la Tercera Reunión de Ministros de Hacienda de América y el Caribe que se realizó ayer Lima.

García dijo que ahora cree en el crecimiento a partir de la apertura de los mercados. “El 80% de nuestro comercio ya está garantizado con acuerdos internacionales. También se debe garantizar la mayor cantidad de inversión en país”, agregó.

La intervención de García provocó una sonrisa de oreja a oreja al mandamás del FMI, quien ya en la víspera había alabado la política económica del gobierno y proyectó que la economía del Perú crecería entre 5% y 7% este año.

FMI: “Llegará una nueva crisis”


Tras la participación del mandatario, los ministros de economía de los países de la región junto al líder del FMI iniciaron sesiones de discusión privadas. Sin embargo La República pudo acceder a la intervención de Strauss-Kahn, quien advirtió que “indudablemente” una nueva crisis mundial llegará, por lo que recomendó a los países mantener como meta la estabilidad económica vía la prudencia fiscal.

“Nadie puede creer que ya no haya más crisis en el futuro. Puede ser en dos, cinco o diez años, pero indudablemente habrá una nueva crisis y ustedes tienen que estar tan bien preparados como lo han estado en esta crisis”, señaló.

Asimismo ofreció ayuda del FMI a los países de la región que en el futuro puedan verse afectados por el impacto de la crisis griega y de la Eurozona. “De la misma forma que se dio la ayuda a Grecia, en América Latina la cooperación del FMI será no solo bilateral sino multilateral. Nadie será dejado atrás, pues eso tendría consecuencias para el resto de la región”, agregó.

Finalmente Strauss-Kahn pidió mayor respaldo al FMI como un organismo que represente los intereses de todos los países del mundo y no solo de las potencias. “El cambio del G-7 al G-20 ha sido un gran paso adelante al incluir a los países emergentes en las discusiones. Pero el FMI tiene 186 miembros y aunque los países fuera del G-20 representen solo el 20% del PBI mundial, ese 20% debería tener la palabra y tomar parte de las decisiones”, agregó.

Germina alianza regional

La ministra de Economía, Mercedes Aráoz, informó que la reunión sirvió para iniciar coordinaciones para ver la posibilidad de establecer un plan en conjunto que haga frente a una posible expansión de la crisis europea. “Vamos a informarnos de posibles contagios e ir viendo los momentos apropiados de aplicación y retiro de los planes de estímulo”.

El Secretario de Hacienda de México, Ernesto Cordero, se mostró de acuerdo con la iniciativa pues la mayoría de los países de la región comparten las mismas políticas económicas. “Ya se están analizando medidas en concreto. Pero, de momento, buscamos invertir en infraestructura e inversión social. Ese es el mejor plan de blindaje de la región”, dijo.

Apuestan por políticas prudentes

Entre las conclusiones de la reunión de ayer los ministros acordaron ser cautelosos en aplicar políticas fiscales prudentes y anticíclicas. “Que se sepa acumular en momentos de bonanza para poder tener la capacidad de reacción cuando hay crisis”, dijo la ministra Mercedes Aráoz.

Destacó el inicio de coordinaciones entre los países para desarrollar proyectos de infraestructura regional conjunta. “El costo de transacción comercial entre nosotros tendría una gran disminución. El impacto sería mayor que la propia reducción arancelaria entre los países”, refirió.

Agregó que deben crearse fondos de infraestructura regional “donde puedan participar nuestros fondos de pensiones y los organismos multilaterales como garantes en el proceso”, dijo.

Aráoz descartó presiones inflacionarias en Perú por el aumento de la demanda interna.

Claves


Financiamiento. En el marco de la tercera reunión de ministros de Hacienda, el MEF y la Corporación Andina de Fomento (CAF), suscribieron un convenio de financiamiento contingente hasta por US$ 300 millones para atender desastres ocasionados por fenómenos naturales en el Perú.

Más dinero. La CAF aprobaría créditos por más de US$ 1,100 millones a favor del Perú en proyectos principalmente vinculados con infraestructura, desarrollo social y microempresa.

Te puede interesar