Evangelina Chamorro: lo perdió todo por huaico, pero se recupera en hospital

Madre coraje. Mujer sobreviviente de huaico en Punta Hermosa pide ayuda a las autoridades para recuperar su corral de lechones, que fue arrasado por el alud. Su esposo también resultó herido.

16 Mar 2017 | 5:48 h

Evangelina Chamorro Díaz (32), la valiente mujer que sobrevivió luego ser arrastrada por un enorme huaico en Punta Hermosa, se ha convertido en un ejemplo de coraje y lucha ante los recientes desastres naturales registrados en todo el país a causa del fenómeno de El Niño.

PUEDES VER: La verdad del audio de WhatsApp sobre huaicos que genera alarma en Lima | AUDIO

Recuperada de la terrible experiencia que le tocó vivir la tarde del miércoles, Evangelina recibió esta madrugada la visita de la ministra de Salud, Patricia García, quien llegó al hospital María Auxiliadora para asegurarse de que recibiera la atención adecuada y solidarizarse con ella.

“Ella está un poco confundida aún, pero está muy bien y se va recuperar porque es una guerrera y gracias a Dios no le paso nada grave”, dijo la titular de Salud. En efecto, fuera de algunos golpes y rasguños en distintas partes del cuerpo, se conoció que la mujer se encuentra estable.

No obstante, fuera del buen ánimo que muestra por su recuperación, familiares de Evangelina Chamorro señalaron que el huaico destruyó el corral de lechones que tenía con su esposo, Armando Rivera, en el asentamiento humano Navarra. Este humilde negocio era el sustento de su hogar.

“Ella está tranquila al saber que sus dos hijas están bien, pero le preocupa lo que pasó con su corral. Ella y mi padre tenían ese negocio desde hace unos meses y habían ahorrado 7 mil soles, que también se perdieron en el huaico”, contó Freddy Rivera, hijastro de la sobreviviente.

La desgracia, encontró a Evangelina y Armando Rivera cuando alimentaban a sus animales en el corral que tienen a unos doscientos metros de su vivienda. La joven madre, acababa de dejar a sus hijas de 9 y 6 años en el colegio y se disponía a trabajar con su pareja como todos los días.

“Lo que mi padre me ha contado es que al ver el huaico corrieron hasta un poste de madera, del que se abrazaron con todas sus fuerzas. Pero ella no pudo sostenerse mucho tiempo y el barro la arrastró. Él también resultó herido en su intento por salvarla”, agregó Freddy.

Además del dinero ahorrado, que la pareja iba depositar en el banco al terminar su jornada, y los lechones que murieron ahogados en el lodo, se supo que su única herramienta de trabajo, una moto en la que trasladaban a los animales para venderlos, también quedó sepultada.

Sus familiares, pidieron apoyo al gobierno, a la municipalidad de Punta Hermosa y a empresas privadas que puedan ayudarlos a recuperar sus bienes perdidos.

Te puede interesar