Proyecto vial en Av. Aramburú aún no tiene estudio de impacto ambiental

En falta. Senace no aprobó documento. San Isidro dice que 109 árboles serán talados. Lima ya convocó la licitación.

8 Nov 2017 | 6:30 h

La construcción de un tercer carril en la avenida Aramburú, obra que ha enfrentado a los municipios de Lima y San Isidro, aún no tiene un estudio de impacto ambiental aprobado. En consecuencia, no se conocen los efectos negativos que tendrá en el medio ambiente ni la manera en que pueden ser mitigados.

A pesar de no contar con dicho documento, que es obligatorio por ley, la Empresa Municipal Administradora del Peaje de Lima (Emape) ya ha convocado la licitación para contratar a la compañía que ejecutará el proyecto. La buena pro se entregaría el 27 de este mes.

PUEDES VER San Isidro: rechazan retorno de cambistas a las calles

Tal como ha anunciado la comuna metropolitana, la iniciativa propone ensanchar ambos sentidos de dicha vía entre el Paseo de la República y Guardia Civil, lo que afectará gran cantidad de árboles y áreas verdes.

Lo que no se ha mencionado, sin embargo, es que aquel tramo solo representa la primera etapa de la obra. Según consta en el expediente técnico, también se tiene previsto realizar trabajos similares en la avenida Santa Cruz hasta llegar el Óvalo Gutiérrez (ver infografía).

El 26 de diciembre del año pasado, Emape presentó un “estudio ambiental preliminar” ante el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), pero el documento solo contenía información sobre el primer tramo del proyecto.

El 6 de febrero de este año, Senace respondió que no podía realizar una evaluación "fragmentada" de la iniciativa, pues los impactos de ambos tramos son “acumulativos” y se ubican en la misma zona de influencia.

Por tanto, concluyó que la obra "no cuenta con la identificación y caracterización de las implicaciones y los impactos ambientales negativos". El 3 de noviembre pasado, Senace notificó que Emape no ha vuelto a solicitar la evaluación de la iniciativa, por consiguiente, no tiene estudios de impacto ambiental aprobados.

El alcalde de San Isidro, Manuel Velarde, indica que, al no contar con dicho instrumento de gestión ambiental, la intención de ejecutar la obra es "irregular", pues no cumple con todos los requisitos normativos.

Al respecto, Jaime Alva, vocero de la comuna de Lima, indicó que el proyecto está en "etapa de socialización", lo que permitirá mejorarlo y completar los demás "procedimientos administrativos".

foto

Te puede interesar