Precio de la cocaína que producen los narcos en el Vraem baja en Bolivia

Lucha contra el narcotráfico. Según autoridades, se da porque ya no circulan fácilmente grandes sumas de dinero en ese país, debido al control que ejercen los policías peruanos y brasileños en la frontera. “No hay demanda y eso asfixia a mafias”, señalan.

6 Nov 2017 | 6:10 h

El control que empezaron los policías de Perú y Brasil ha obligado a las mafias bolivianas a reducir el costo de la droga. Hasta hace un mes, un kilo de pasta básica de cocaína elaborada en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) llegaba a costar en ese país hasta 1.300 dólares. Hoy su valor no supera los 800.

Un informe periodístico, que cita fuentes policiales, da cuenta también de que el precio del clorhidrato de cocaína “sigue el mismo camino”. Esta droga cristalizada, que llegaba a costar en el mercado boliviano hasta 2.200 dólares, ha bajado su cotización en un 50%.

PUEDES VER Puno: en feroz enfrentamiento, policías decomisan más de 200 kilos de clorhidrato de cocaína

Aseguran que, actualmente, los proveedores pagan 1.100 dólares por kilo debido al poco circulante de dinero que hay en Bolivia y en Brasil.

“El valor de la pasta básica peruana no se duplicó, más bien rebajó. ¿Por qué? Porque no hay circulante, no se puede meter mucho dinero por los controles que se están realizando, muchas veces se cierran las fronteras de Brasil y Perú y eso asfixia. No hay droga ni dinero, y al ver que no hay mucha demanda, baja el precio”, señaló un oficial PNP a la prensa boliviana.

“Mafias de mueven así”

Indicó, además, que el descenso del precio de la droga peruana obliga a que los comercializadores bolivianos tengan que reducir el valor. Sin embargo, agregó que la droga boliviana –sobre todo la cocaína cristalizada– es más demandada en el exterior.

“Esto es un negocio y se actúa de acuerdo a la demanda y los precios. En el Perú bajaron el precio y eso implica que en Bolivia también disminuyan”, precisó el diario El Deber, citando una fuente policial.

Luego añadió: “Las mafias se mueven así, pero ya en Europa o Estados Unidos valoran más la droga boliviana y colombiana. Es como comparar un chocolate ordinario con uno suizo, así es la calidad entre la droga peruana con la boliviana o colombiana”.

La República trató de comunicarse ayer con el jefe de la Dirección Antidrogas del Perú, general Héctor Loayza, pero se encuentra en Chile.

Sin embargo, otro oficial de esa unidad dijo que el año pasado se pagaba en el Vraem 900 dólares por un kilo de pasta básica de cocaína y 1.200 por el kilo de clorhidrato de cocaína. El cultivador recibiría aproximadamente 50 dólares por 11.5 kg de arroba de coca. “Esos precios habrían descendido hasta un 30%”, indicó.

Más controles

Las autoridades están convencidas de que la caída del precio se debe a los férreos controles en las fronteras con Bolivia y Brasil y a las fuertes medidas de interdicción en el Vraem, en particular a la ley que permite el derribamiento de ‘narcoavionetas’ que llevan drogas al país altiplánico.

“En su momento más cumbre hacían cuatro vuelos al día en esa zona del país”, dijo nuestra fuente de la Dirandro.

El viceministro del Interior, Rubén Vargas, quien acaba de retornar de Colombia, comentó sin entrar en detalles que las informaciones del lado boliviano “son incoherentes” porque “no están en la línea que se manejan en Brasil.

Captura en brasil

Admitió, sin embargo, que las operaciones conjuntas han permitido, por ejemplo, capturar en Brasil a Adrián Velarde Huamaní, sindicado por la Dirandro como el cabecilla de una importante organización internacional de narcotráfico dedicada a enviar droga a Bolivia y Brasil.

Conocido como el ‘Barón de la droga’ del Vraem, era buscado por las autoridades desde el año 2007, luego de fugar de Ayacucho. Así, la lucha contra el narcotráfico en el Perú debe aún intensificarse.

Caen tres narcos que llevaban 40 kilos de cocaína del Vraem a Lima

Agentes de la Unidad de Protección de Carreteras de Ica capturaron ayer a tres narcotraficantes que salieron del Vraem con un cargamento de cocaína. El operativo fue ejecutado en el kilómetro 3 de la Vía Libertadores.

Inicialmente fue intervenida la camioneta de placa C6T-211 que conducía Américo Bedriñana Solier (35), quien llevaba como copiloto a Hugo Gaudencio Meza Palomares. “Hacían el trabajo de ‘liebres’”, dijo un policía.

Luego fue intervenido el vehículo, de placa V1A-846, conducido por Ángel Andrés Flores Balbín (27). La Policía encontró 38 paquetes en una ‘caleta’ acondicionada en el piso de la tolva. En total se incautaron 40 kilos de cocaína elaborada en el Vraem.

Te puede interesar