Develan rostro de la Señora de K'anamarca

SIGUE INVESTIGACIÓN. Era integrante de la élite de la nación K'ana. Pudo ser sacerdotisa o guerrera, según el antropólogo que descubrió sus restos, Marco del Pezo. Vivió antes del encuentro con los Incas.

15 Jul 2017 | 15:59 h

La nación K'ana dominó las actuales provincias altas del Cusco y fue una de las culturas preíncas más aguerridas. Los incas no pudieron conquistarla, por eso llegaron a un acuerdo de buena convivencia o alianza, historia conocida por los especialistas de Cultura.

Lo que todavía era un misterio era qué papel jugaban las mujeres en esa cultura preínca. Especialistas de la Dirección de Cultura descubrieron en 2004 los restos óseos de la Señora de K'anamarka. Tras varios años de estudios, determinaron que era una mujer encargada del cuidado del complejo arqueológico K'anamarca en la provincia de Espinar y que formaba parte de la élite de esa etnia.

PUEDES VER: Cusco: vivienda a punto de caer pone en riesgo la vida de peatones

Pudo ser una sacerdotisa o una guerrera, refiere el antropólogo Marco del Pezo, director del proyecto y descubridor de los restos. "Todavía hay que investigar más", sostuvo.
Quizás la segunda posibilidad es la más cercana, porque era responsable del cuidado de K'anamarca, un sitio que en los tiempos de los K'anas era un centro religioso administrativo. 

EL ROSTRO DE LA SEÑORA

Después del hallazgo, se inició el proceso de reconstrucción del rostro de la Señora de K'anamarca. A cargo del trabajo estuvo el experto Cicero Moraes, que usó técnicas forenses y datos históricos para la reconstrucción facial.

Al final se develó que la Señora de K'anamarca tenía un rostro de tez cobriza, de pómulos sobresalientes, cejas pobladas, frente amplia , ojos grandes y generosa cabellera. Cuando murió tenía entre 35 y 40 años.

Moraes sostuvo que se trató de un trabajo técnico en 95% y 5% estético. "Entre otras cosas, se hace una estructuración del rostro y cabeza, proyección de la nariz, retoque, entre otras acciones", anotó.

Te puede interesar