Graña y Montero habría cedido ganancias a Odebrecht para pago de sobornos

La última edición de la revista Piauí de Folha de Sao Paulo revela que la mayor constructora del Perú optó por renunciar a una parte de sus ganancias por la ejecución de la Línea 1 del Metro de Lima por “riesgos adicionales" que tomó Odebrecht

6 Jul 2017 | 18:37 h

La constructora peruana Graña y Montero, la cual participó junto a Odebrecht en el consorcio para la ejecución de la Línea 1 del Metro de Lima, habría cedido sus ganancias a la empresa brasileña para el pago de coimas a funcionarios, según la información propalada por la revista brasileña Piauí, de Folha de Sao Paulo.

El medio publicó en su última edición el 'Acuerdo de distribución de resultados del consorcio Tren Eléctrico', un documento en el cual se revela que GyM concedió parte de sus ganancias a raíz de los "riesgos adicionales" que asumió Odebrecht.

PUEDES VER. Caso Odebrecht: Procuraduría Ad Hoc logra embargos valorizados en más de S/ 24 millones

“La Constructora Norberto Odebrecht S.A. Sucursal del Perú ha asumido riesgos adicionales a los que correspondían por su participación en el Consorcio, en la ejecución de las Obras de Construcción encargadas al Consorcio", publica la revista.

En ese sentido, los “riesgos adicionales” se referirían a los pagos ilícitos  que hicieron para obtener la licitación de la Línea 1.

Además, en la publicación se detalla las cifras en las cuales ambas empresas repartieron los dividendos: los S/ 39, 018, 326 se repartieron en S/ 35, 104, 013 para Odebrecht y S/ 3, 914, 326 para la mayor constructora peruana. "Corresponde que reciba un mayor al de su participación", detalló GyM.

Cabe recordar que Odebrecht obtuvo la buena pro del Metro Lima Línea 1 por intermedio del Consorcio Tren Eléctrico Lima, que formó junto con Graña y Montero. El contrato se suscribió el 23 de diciembre del 2009, durante el segundo gobierno de Alan García Pérez, por un monto de 410.2 millones de dólares.

Las irregularidades registradas en este proyecto desencadenaron que la Contraloría elabore tres informes, entre el 2012 y el 2013. Los documentos fueron derivados al 29°, 34° y 37° Juzgados Civil de Lima, y revelan que el Consorcio Tren Eléctrico Lima recibió indebidamente una ampliación del plazo de la obra, que lo liberó del pago de penalidades por 915,325 dólares.

Asimismo, también fue favorecido en la elaboración del expediente técnico y recibió un pago irregular de 6.4 millones de dólares por la rehabilitación de la infraestructura de la vía férrea.

Te puede interesar