02 de Marzo de 2017 | 9:30 h

Interoceánica: Monroy reitera que no entregó su informe sobre Odebrecht el 4 de agosto | VIDEO

Abogado no niega el contenido del informe que dio luz verde a Odebrecht para que se adjudique la Interoceánica, pero si rechaza versión de que lo entregó el 4 de agosto de 2005.

Foto: La República.

El abogado Juan Monroy niega la versión de Proinversión de que haya entregado el 4 de agosto de 2005 el informe elaborado por su estudio que sirvió de sustento para que el gobierno de Alejandro Toledo le entregara la concesión de la construcción de los tramos 2,3 y 4 de la carretera Interoceánica a la brasileña Odebrecht.
 
Monroy asegura que entregó el documento recién entre el 8 y el 10 de dicho mes, pese a que este tiene sellado el cargo de entrega el día 4. Asegura que es imposible que haya revisado los expedientes de la Contraloría, que advertían irregularidades, en cuestión de dos horas y que en ese mismo tiempo se haya redactado el informe para dar luz verde a la licitación de la megaobra. 
 
 
“Por una línea de tiempo, que pasa por 2 horas 40 minutos es imposible que se haya redactado ese documento. No hay manera de que eso pueda ocurrir”, sostuvo en diálogo con RPP. Sin embargo, no supo explicar cómo su estudio emitió un recibo el mismo 4 de agosto para el pago del trabajo realizado.
 
El letrado afirma que el problema es que no tiene documentos como probar que no entregó el informe el día que señala Proinversión. No guardó documento al respecto “porque la percepción sobre Odebrecht era distinta hace 10 años”. 
 
Es más, Monroy Gálvez asegura que recién se enteró el 27 de enero de 2017 que el contrato de la carretera de la Interoceánica se había firmado ese 4 de agosto.
 
Sin embargo, algo que sí no niega es el contenido del informe, pese a que este también ha sido cuestionado por el argumento que usa para considerar “inocuas” las objeciones de la Contraloría de que no se podía suscribir tal contrato con las constructoras en concurso. 
 
El principal argumento se sustentó en una supuesta inexactitud en la redacción. En el oficio de Contraloría el nombre de la empresa Odebrecht omitía una letra (la 'c'), en lugar de "constructora" se leía "construtora". El mismo caso con Graña y Montero: en el documento oficial decía GYM SA, en lugar de Graña y Montero SAA.
 
Según este planteamiento jurídico de la asesoría externa de Monroy, ninguna de las dos empresas estaba impedida de contratar con el Estado, porque no eran mencionadas.

Síguenos en Facebook