Keiko Fujimori: las denuncias que el fujimorismo quiere que olvides

LaRepublica.pe presenta un recuento de las acusaciones y cuestionamientos que pesan sobre varios de los principales líderes políticos. Este lo iniciamos con la candidata de Fuerza Popular a la presidencia de la República.

Keiko Fujimori pretende llegar a la presidencia de la República en el 2016. Foto: La República

Keiko Fujimori pretende llegar a la presidencia de la República en el 2016. Foto: La República.

El pueblo no olvida. El domingo 5 de abril del 2015, ciudadanos se movilizaron contra el autogolpe de 1992. Foto: La República

El pueblo no olvida. El domingo 5 de abril del 2015, ciudadanos se movilizaron contra el autogolpe de 1992. Foto: La República.

Las dudas sobre la honestidad de Keiko Fujimori, el origen del dinero que utiliza para financiar sus campañas, su poca experiencia laboral y su paso intrascendente por el Congreso son temas que los fujimoristas tratarán de sacar de la agenda pública de cara a las elecciones del 2016. Para que ello no suceda, elaboramos este listado. Uno a uno, recordamos las denuncias y los hechos que marcaron a la lideresa del fujimorismo.

PUEDES VER: Lo que Keiko oculta: Rosa, Juana y Pedro Fujimori sí son prófugos de la justicia

Financiamiento de sus estudios

Keiko es acusada de estudiar en Estados Unidos con el dinero que su padre tomó ilícitamente de las arcas del Estado. La versión fujimorista para justificar los gastos de sus estudios en la Universidad de Boston es que su padre vendió un inmueble en Surco a 669 500 dólares, y usó esos fondos para la educación de sus hijos.

Sin embargo, La República denunció en el 2009 que Fujimori inventó la venta del inmueble para justificar los gastos en educación. Dos peritajes judiciales confirmaron que la venta de la casa de Surco fue una operación ficticia.

 photo keiko-estudios_zpsjsoqsu2a.gif

Rifa sospechosa

La lideresa de Fuerza Popular aseguró que parte del dinero para su campaña presidencial del 2011 lo obtuvo gracias a una rifa que realizó con apoyo de los miembros de su partido. A través de la presunta rifa afirmó que consiguió 1 millón 606 mil 310 soles.

Sin embargo, existen suficientes indicios para dudar de la veracidad de ese sorteo. Lo que se sabe es que de los 12 premios que presuntamente se sortearon, solo uno llegó a su afortunado ganador. No se conoce tampoco quiénes fueron los otros 11 “afortunados”. El premio mayor, un auto Chevrolet, nunca fue reclamado. Los detalles de este sospechoso sorteo fueron revelados por La República.

 photo keiko-rifa_zpsxfubr3c6.jpg

Y la supuesta rifa no fue lo único cuestionable sobre el financiamiento de su campaña, pues el año pasado se descubrió que Central Media SAC, empresa vinculada a Rivera Ydrogo (amigo del investigado Martín Belaunde Lossio y ex gerente de Antalsis), aportó a la campaña electoral de Keiko.

(Click sobre la imagen para verla en tamaño original)

Sin experiencia laboral

Recientemente, Pedro Pablo Kuczynski, su rival político de cara a las elecciones del 2016, recordó que Keiko Fujimori “no tiene experiencia en gestión pública”. Esa afirmación tiene sustento, pues la lideresa de Fuerza Popular nunca alcanzó ningún cargo en el Estado por meritocracia. Solo tuvo un paso intrascendente como congresista y cumplió con el rol de primera dama cuando su papá fue presidente.

A ello se suma a que su experiencia laboral en el ámbito privado también resulta cuestionable para una persona que quiere ser presidente. Según la información oficial que dio al Jurado Nacional de Elecciones, solo lideró dos ONG (cuando fue primera dama) y luego fue accionista en Summit Products hasta el 2008.

 photo keiko-experiencia_zpsn113q27q.jpg

Cuestionamientos por la casa que habita

En el 2013, la bancada parlamentaria de Perú Posible pidió investigar a Keiko por vivir en la casa de una prófuga de la justicia peruana. El inmueble que ocupaba le pertenecía presuntamente a su tía, la fugitiva Rosa Fujimori, acusada de corrupción.

Keiko, sin embargo, aseguró que esa casa en realidad era de sus primas. Luego, en una entrevista con Magaly Medina, varió su versión anterior y explicó: “Vivo acá desde el 2000. He criado a mis hijas acá. Mi tía está afuera y yo aprovecho para cuidar la casa”.

El fujimorismo explicó que lo que quiso decir Keiko fue que la casa le pertenecía a su tía Juana, no a Rosa. Sus partidarios olvidaron que Juana Fujimori también fue acusada de complicidad, peculado y asociación ilícita para delinquir. Su abogado, sin embargo, consiguió que esos delitos fueron declarados prescritos.

Faltas en el Congreso

Keiko fue congresista en el periodo 2006-2011 y se caracterizó por sus constantes y prolongadas ausencias. En los primeros cuatro años de su labor legislativa ya había alcanzado 400 inasistencias. Eso no fue todo, pues durante el periodo legislativo 2009-2010, solo asistió a siete sesiones de las 42 de la Comisión de Economía del Congreso, grupo de trabajo del cual fue titular desde julio del 2006.

En esta nota de La República puede recordar qué hacía Keiko cuando no estaba en el Congreso.

El equipo de Keiko

De la mano de Keiko, llegaron al Congreso Alejandro Aguinaga, investigado por el caso de esterilizaciones forzadas; Cecilia Chacón, investigada por enriquecimiento ilícito; Julio Gagó, suspendido del Parlamento por 120 días tras ser acusado de evadir la Ley de Contrataciones del Estado; y Martha Chávez, suspendida del Parlamento por 120 días tras alterar el orden público durante la toma de mando de Ollanta Humala.

A ellos se suman Rofilio Neyra, procesado por mentir en su hoja de vida presentada ante el Jurado Nacional de Elecciones; y Alejandro Yovera, desaforado del Congreso  y condenado judicialmente a dos años de prisión suspendida por delito contra la administración pública.

 photo keiko-equipo_zpsct6qpizc.jpg

 

Pero los fujimoristas cuestionados no solo están en el Congreso. En Supe Puerto, Barranca, cayó Diego Blas Morales, quien llevaba solo tres meses en el cargo de alcalde distrital y fue encontrado recibiendo una coima por parte de un empresario interesado en obras públicas.

En la foto, Diego Blas y Keiko Fujimori juntos en época de campaña para las elecciones municipales y distritales. 

 photo diego-blas_zpsiqlls9jj.jpg

Entorno familiar

Keiko tiene a su papá preso por delitos de lesa humanidad y corrupción, y a su tía prófuga de la justicia tras ser acusada de enriquecimiento ilícito. Pero eso no es todo, el padre y los hermanos de su esposo, Mark Vito Villanella, fueron arrestados en Estados Unidos bajo cargos de evasión de impuestos por 244 000 dólares en junio del 2000. Recibieron tres años de libertad vigilada, según informó la cadena Univisión (ver video).

La República denunció, además, que Mark Vito Villanella no contaba con movimientos financieros ni bancarios. Ante ello, los propios legisladores fujimoristas se mostraron a favor de que el esposo de Keiko explique públicamente cómo mantiene a su familia.

Síguenos en Facebook