Ya es hora de otra cuestión de confianza

Porque la Rosita de Lava Jato ya está muy faltosita.

7 Dic 2017 | 6:00 h

Como venganza por no haber podido obligar al presidente Pedro Pablo Kuczynski a declarar de modo presencial ante esa emboscada camuflada de comisión parlamentaria que se llama lava jato, Fuerza Popular (FP) no tuvo mejor idea que lanzar la provocación evidente de citar a su esposa, la primera dama Nancy Lange.

No hay duda de que es un lance contra PPK armado por Keiko Fujimori para extremar la situación política en un contexto en el que su partido flirtea con patear el tablero.

El sainete es ‘liderado’ por la congresista Rosa Bartra, quien como presidenta de la comisión lava jato se dedica a blindar a su jefa Keiko, con actitud y gesto que recuerdan a esa señora desaforada que gritaba “nadie lo toca” cuando ya lo habían detenido.

Como ya es costumbre, FP recurrió para el trabajo sucio de fontanería al topo fujimorista Yeni Vilcatoma, quien anteayer planteó la renuncia de PPK y ayer la citación a Lange.

La ‘propuesta’ de Vilcatoma apunta, evidentemente, a desafiar la paciencia del presidente. Tanto como si se citara a Mark Vito Villanella a una comisión parlamentaria para preguntarle de qué vive.

De paso, lo que debe hacerse de una vez, moleste a quien moleste, es citar a Joaquín Ramírez para saber ¿y cómo lo hace? ¿Cuál es el negocio?

La ‘iniciativa’ de Vilcatoma fue, lógicamente, apoyada por ese monumento al sinsentido común que es Karina ‘capish’ Beteta; y, lamentablemente, por Víctor Andrés García Belaunde, quien luego quiso matizar su apoyo diciendo que esta no es la mejor oportunidad, quizá ya dándose cuenta de que una cosa es ser de oposición y otra muy distinta servir de comparsa del fujiaprismo para traerse abajo la presidencia de PPK para blindar a Keiko Fujimori y a Alan García.

¿Qué puede hacer el gobierno? Muchas cosas. Para empezar, tener una estrategia política. Y, por ejemplo, que mañana la premier Mercedes Aráoz vaya al congreso y haga cuestión de confianza por la citación a Nancy Lange a la comisión de la cada vez más faltosa señora Rosita Bartra.

Verán que, entonces, la invitación a la primera dama pierde ritmo. Porque estos ganapanes de FP se meten con todo menos con el riesgo de no pasar por cajatambo cada quincena.

P.D. Ante la sensible solidaridad del muy distinguido comité de damas fujimoristas de la comisión de la mujer con la no menos distinguida señora Yeni Vilcatoma por mi comentario de ayer en esta humilde columna, preciso que yo dije que ella es ‘Topo’ del fujimorismo. Si ellas creen que ser operador del fujimorismo es agravio, es su problema.

Te puede interesar