Así se define la nacionalidad de un bebé si nace en pleno vuelo

¿Recibe la nacionalidad de sus padres, del país que sobrevuelan, de la aerolínea? ¿Qué pasa si nace mientras sobrevuelan el océano? Estos son los principios que lo determinan.

27 Abr 2017 | 4:20 h

"El titular nació en un aeroplano", se lee en el pasaporte de Shona Owen, una mujer de 26 años que nació en pleno vuelo -del British Airways- mientras su madre viajaba de Ghana hacia Londres. Este detalle de su nacimiento le ha originado varios dolores de cabeza, como cuando tiene que renovar su documento o pasar por ciertos puestos migratorios.
 
Al igual que Shona, también hay otros pocos casos de bebés que han nacido en el aire, y entonces surge la interrogante: ¿qué nacionalidad tienen ellos? No hay una respuesta definitiva, pero en la mayoría de países esta se determina bajo dos principios en latín: ius sanguinis e ius soli, aunque varía la política por Estado.
 
 
El principio ius sanguinis ("derecho de sangre") implica que el niño recibe la nacionalidad de sus padres. Sin embargo, este se contrapone al principio de ius soli ("derecho del suelo"), es decir, el bebé nacido en un vuelo toma la nacionalidad del territorio que está sobrevolando.
 
En la gran mayoría de países -como Estados Unidos, por ejemplo- toma ambos principios para darle una nacionalidad al bebé. Si este es de padres extranjeros y nace mientras se sobrevuela el territorio norteamericano, automáticamente obtiene la ciudadanía. 
 
¿Y qué pasa si nace en un océano, en una zona que no pertenece a alguna nación? En ese momento, emerge un tercer principio: el país de origen del avión. Según la Convención Internacional sobre Aviación Civil de 1944, los aviones tienen la nacionalidad del país en el que fueron registrados. Según otra convención posterior destinada exclusivamente a apátridas, los bebés podrían adquirir la nacionalidad de la aerolínea. 
 
Bajo estos principios, se podría resumir todas las posibilidades de la nacionalidad de un bebé en la siguiente lista:
 
- El bebé recibirá la nacionalidad de los padres y el punto de salida del avión
- El bebé recibirá la nacionalidad de los padres y el punto de llegada del avión
- El bebé solamente recibirá la nacionalidad de los padres
- El bebé recibirá la nacionalidad de los padres y de la aerolínea (aquí se tiene en cuenta el país en el que está registrada la aerolínea)
 
La nacionalidad, finalmente, varía según la legislación de cada Estado, pero cabe precisar que se recomienda -y hasta se prohíbe en ciertos países- a las embarazadas no viajar una vez superado cierto punto de gestación. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional aconseja no volar a partir de la semana 36 y piden la presentación de una autorización médica a partir de la número 28.

Te puede interesar