Columnista invitada

Columnista invitada

La República

Más columnas

Columnista invitada

El bacalao de Troya28 Mar 2021 | 12:45 h

Columnista invitada

Espero más de la clase alta16 Mar 2021 | 20:18 h

Columnista invitada

Para rescatar a nuestro país..., por Keiko Fujimori12 Mar 2021 | 6:18 h

Columnista invitada

Las luchas invisibilizadas de las mujeres09 Mar 2021 | 3:46 h

Para rescatar a nuestro país..., por Keiko Fujimori

“La mal denominada lucha contra la informalidad deberá ser dejada de lado para pasar a la construcción de formalidad. Para ello, se propondrá ‘Tributación Cero’”.

Por: Keiko Fujimori (*)

Quiero empezar saludando la invitación del diario La República para compartir mis propuestas y lineamientos de gobierno con sus lectores.

Lo inaceptable en esta pandemia es que, aprovechándose de esta terrible situación, las autoridades de turno mantengan distanciamiento, pero de la realidad; y que para no ver la preocupante problemática en todos los sectores, se coloquen la mascarilla a manera de venda en los ojos, para luego lavarse las manos de su responsabilidad y pasarle el problema al gobierno entrante, como ha venido ocurriendo en los últimos 20 años.

Martha, una mujer emprendedora a quien visité en su taller la semana pasada, me dijo: “Los peruanos, las empresas y los emprendimientos se están muriendo”. Mientras veía sus manos moverse con destreza plasmando su arte en un tejido artesanal, esas palabras sonaron en mi cabeza como un eco. ¡Cuánta verdad! El Gobierno debe salir al rescate de ellos. Ese rescate debe ser inmediato.

Los primeros 100 días de nuestro gobierno serán claves y deberán ser continuados con reformas estructurales, que hagan sostenibles el desarrollo de nuestro país. Nuestro plan de rescate inmediato se centra en dos pilares: 1) Salud y control de la pandemia. 2) Reactivación económica y generación de empleo. Lograremos un equilibrio entre el resguardo de la salud y la generación de ingresos para los hogares.

En salud, vamos a cercar y controlar la pandemia. Se aplicarán 70.000 pruebas moleculares diarias, identificaremos a los contagiados y a su entorno, quienes estando en cuarentena recibirán atención sanitaria y ayuda alimentaria domiciliaria. La ampliación inmediata de camas UCI, la instalación de plantas de oxígeno y la campaña de vacunación nacional con apoyo del sector privado serán una realidad. Los centros de salud de atención primaria serán optimizados con personal, equipamiento e infraestructura, lo cual permitirá que los hospitales de alta complejidad prioricen sus atenciones a incidentes graves.

Para reactivar la economía implementaremos un mecanismo de empleo rápido, movilizando en el corto plazo la gran masa de desempleados y trabajadores informales, a través de la realización de pequeñas obras de infraestructura a nivel nacional y de la implementación de una política integral de promoción de la formalización.

La mal denominada lucha contra la informalidad deberá ser dejada de lado para pasar a la construcción de formalidad. Para ello, se propondrá un régimen tributario de excepción: “Tributación Cero”. Los emprendimientos, en sus dos primeros años, no deberán tributar y luego de ello deberán integrarse de manera progresiva en un sistema tributario simple y accesible. Si bien la salud y la economía son fundamentales, es indispensable reconocer que ello debe ser acompañado por un país donde la seguridad y la educación no sean privilegios de unos pocos y en el que la solidaridad sea una constante.

Desde el primer día recuperaremos el orden social, no solo restableciendo el principio de autoridad, sino también sirviendo a la población a través de la implementación de programas como “Distrito Seguro” con comisarías eficientes y patrullaje inteligente. Trabajaremos por el acercamiento con nuestros niños, jóvenes y maestros del sistema educativo público: otorgándoles una Canasta Tecnológica Básica con una tablet o laptop y un smartphone con acceso gratuito a internet en todo el país. También deberemos atender a nuestros hermanos más necesitados, para ello mejoraremos la focalización y ampliaremos la cobertura de nuestros programas sociales, especialmente del Vaso de Leche, los Comedores Populares y las Ollas Comunes Zonales. Relanzaremos la titulación masiva de Cofopri y la promoción de proyectos de vivienda a nivel nacional.

Nuestro país tiene todo lo que se necesita para surgir y liderar la región. Solo nos falta dejar las diferencias políticas y otras que nos dividan para centrarnos, primero, en salir de esta caótica situación juntos y, luego, para darle al Perú el lugar que se merece.

*Candidata presidencial por Fuerza Popular.