MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
Mundo

Padre mató al presunto violador de su hija luego de invitarlo a cenar

Tras enterarse del abuso al que había sido sometida su familiar, el sujeto asesinó al presunto agresor tras quemarle los genitales. El hecho ocurrió en India.

Tras las rejas, la habitación donde se registraron los hechos. Foto: BBC
Tras las rejas, la habitación donde se registraron los hechos. Foto: BBC
Mundo LR

Un padre de familia, residente en Khajuri Khas, en el noreste de Delhi, en India, puso en marcha un plan tras una agresión sexual de la que habría sido víctima su hija de 13 años.

Una invitación a cenar fue la excusa que usó para atraer la atención y confianza del presunto agresor.

Una vez llegado el momento, le pidió a su esposa que se fuera a descansar, mientras él sostenía una conversación con el hombre de 45 años.

El inspector Arvind Pratap Singh, quien lideró la investigación, aseguró que jamás se ha encontrado con un caso similar. Foto: BBC

En la pequeña habitación, el padre (de acuerdo al relato que ofreció a la Policía), amarró y calentó una espátula de acero en la estufa y le quemó los genitales. El hombre murió en el acto.

Según la historia recopilada por la BBC, la joven contó que se encontraba sola en la casa cuando el inquilino la obligó a entrar a su residencia, ató sus manos y la violó. Tras el acto, la amenazó con asesinar a su padre si contaba lo sucedido.

Guardó silencio, pero la delataron los constantes vómitos que empezó a presentar, por lo que fue llevada al médico y le informaron que estaba embarazada.

“Primero, mi padre se molestó mucho conmigo. Le confesé que había sido el inquilino y él respondió que le enseñaría una lección”, fueron las palabras de la menor.

El presunto agresor llevaba residiendo allí por cinco años. “Lo conocemos desde hace tiempo y lo tratábamos como un miembro más de nuestra familia”, señaló el abuelo de la menor.

La BBC tuvo acceso a las declaraciones de la Policía, concretamente del subinspector Arun Kumar, quien recuerda el momento en que el padre se acercó a la comisaría para confesar que había asesinado al inquilino:

“Estaba muy nervioso. Dijo que había cometido un error, que había matado a alguien”, evocó.

La historia estremeció al país asiático.“Cualquier padre haría eso”, afirmó un consultado por BBC. “¿Para qué ir a la Policía? Piden todo tipo de evidencia. En nuestro país, la justicia toma mucho tiempo”, continuó.

Según cifras del Gobierno, cada 18 minutos se denuncia una agresión sexual en India, país donde los casos empezaron a ir en ascenso en las últimas cuatro décadas.