• Impresa
  • La Contra
Lunes, 11 de Febrero de 2019 | 6:6:00 am

Chaqueta Piaggio: “Vivir con dignidad es una obligación y con la música se puede lograr”

El mar y su barrio en La Punta detonaron esas ganas de Chaqueta Piaggio de ser músico. No recuerda cuántas canciones ha compuesto, pero más allá de la cantidad de sus temas, prefiere quedarse con la calidad. Su gusto por los boleros inició gracias al cubano Benny More, apodado como ‘El Sonero Mayor de Cuba

¿Es verdad que en el Callao nacieron un día antes?

(Risas) No había escuchado esa frase, pero estoy de acuerdo. En esos años todo ingresaba por el Callao. De adolescente escuchaba rock en inglés, pero con la llegada de la música latina al Perú, en particular de La Fania All Stars, me quedé cautivado y empecé a escribir en base a esos géneros.

¿Por qué te decían cantante de escalera?

Eso empezó en el Sargento Pimienta, donde iba y me paraba en la escalera y cantaba cualquier cosa cuando al maestro Félix Casaverde le tocaba solear. El dueño del local y otras personas que me veían, me llamaban así.

PUEDES VER Sixto Rein: “No busco exponerme como un santo”

En ese local se formó Macondo.

Sí, en 1980 junto a Julio 'Chocolate' Algendones, Pochi Marambio, Carlos Espinoza y Óscar Nieves. En Sargento tocábamos boleros y luego pasamos al Habana Club, donde nos pidieron ampliar el grupo para tocar salsa dura. Antes de pasar a ser solista, conformé la agrupación Guarango.

¿Cuál es el concierto que más recuerdas?

Cuando presenté mi disco Espejismo, en el 2013, en el teatro Mario Vargas Llosa. Es especial porque cogí la batuta. Me lancé al ruedo con mucho trabajo y logré ser un productor de un disco donde hubo 18 músicos. Fue una fiesta a lleno total. Al quinto tema la gente se levantó y no se volvió a sentar más. 

¿Has logrado todo lo que quisiste con la música?

No, no me gustaría haber logrado todo lo que quisiera con la música porque me quedaría sin trabajo (risas). La música me viene dando toda la luz que tengo en mi vida hasta hoy. La música me escogió a mí, eso está clarísimo.

PUEDES VER Amaranta: “la tunantada es un ritmo bello, muy apasionante” | VÍDEO

¿Te han cerrado puertas?

No siento que lo hayan hecho. Hay una deficiencia, una preferencia a cierta música que no me dice nada. Siento que a la música que puede servir para que la gente se culturice y sensibilice, le cierran puertas.

¿Cómo sobrevivir ante esas preferencias musicales?

Conversando con personas que apoyan a artistas como yo que estamos un poco minimizados tratando de dar lo que consideramos un valor. Gracias a ellos, los que no somos comerciales nos mantenemos.

PUEDES VER En La Contra nos visita Jorge Carmona y nos presenta la película 'Frontera Azul'

¿Te han propuesto hacer temas más comerciales?

Alguna vez, pero no acepté porque en la letra uno tenía que estar orgulloso de estar borracho. No tengo nada contra lo comercial, hay grupos comerciales muy buenos como The Beatles y The Rolling Stones, pero acá hay mucho por hacer todavía.

¿Se puede vivir de la música?

Si te sabes manejar, puedes vivir dignamente. La dignidad es algo obligatorio.