Por el amor de una venezolana, cayó 'Caracol' en Colombia

Gerson Gálvez Calle se ilusionó por una mujer y esto falicitó su captura en Medellín.

3 May 2016 | 6:22 h

El amor por una venezolana fue el punto débil de Gerson Gálvez Calle, alias “Caracol” y uno de los delincuentes más buscados del Perú, pues la joven se convirtió en pieza clave para que la policía colombiana logre su captura. 

PUEDE VER: ‘Caracol’ buscaba alianza con narcos de Medellín

“Caracol” llegó a Colombia el 27 de abril huyendo desde Ecuador con un ciudadano de ese país identificado como Carlos Sánchez. Tenía los objetivos de concretar una alianza con narcotraficantes y, lo más importante, ver a la chica que lo había conquistado por las redes sociales.

Ella, una mesera en un restaurante de Medellín, mantenía encuentros con “Caracol” a través de los hombres de confianza del mismo, quienes la resguardaban en un taxi hasta el lugar donde se escondía.

Gálvez Calle quería impresionar a la joven y conquistarla, por lo que no se le ocurría mejor idea que llenarla de lujos y también mejorar su apariencia, por lo que visitaba un gimnasio, vestía con ropa de marca y cambió su fisonomía.

Los policías colombianos, quienes habían identificado que el ciudadano ecuatoriano que contactaba con la venezolana era el brazo derecho de “Caracol”, lo empezaron a seguir y así ataron cabos para capturar al presunto delincuente.

Es así que el sábado 30 de abril, día en que Gerson se reuniría en una lujosa cena con la venezolana, fue capturado por la policía, tras intentar reunirse con el ecuatoriano para coordinar los pormenores de la romántica cita.

Al ser interceptado por los efectivos policiales, Gálvez Calle atinó a decir que era un ciudadano peruano, cuyos documentos había perdido, pero cuando lo llamaron por su alias “Caracol”, agachó la cabeza y mostró su nerviosismo.

Al final, “Caracol”, sujeto temido por su peligrosidad y llamado El Chapo, sí tenía una debilidad y siempre fue la venezolana que quería cortejar.

Te puede interesar