Los selfies se inventaron en el Cusco del siglo XVII [Video]

Hermosos lienzos de la Escuela Cusqueña que se exhiben en el Museo Arzobispal de Cusco muestran la costumbre de retratarse siglos antes del invento de las cámaras digitales.

22 Nov 2017 | 7:12 h

Escribe: Roberto Ochoa

Los “selfies” o selfis –en español– son autorretratos cuyo origen se remonta a poco más de cien años, pero que se popularizaron a principios del siglo XXI con el uso masivo de cámaras fotográficas digitales y los teléfonos celulares. Mejor si se trata de autorretratos vinculados a alguna escena, paisaje o locación que sirva para ubicar al retratado.

Sin embargo, en Cusco fueron de uso común desde mediados del siglo XVII.

PUEDES VER Campeonato de canoas polinésicas en remar en la Costa Verde [Video]

Don Alonso Cortés de Monroy, por ejemplo, se mandó a hacer un selfi con la procesión del Señor de los Temblores en medio de las violentas réplicas que siguieron al terremoto de 1650. Años después, en 1712, don Felipe de la Torre y Vela se mandó pintar un retrato con la escultura del Taitacha de los Temblores, santo patrón de Cusco.

La élite indígena cusqueña también acostumbraba contratar un pintor para sus retratos. En el Museo del Palacio Arzobispal de Cusco se pueden ver sendos lienzos de la denominada Escuela Cusqueña que son verdaderos selfis: marido y mujer (anónimos) posando en un primer plano con su santo patrón de fondo o alguna otra escena como la procesión de Corpus. El hombre viste un sobrio traje decorado con tocapus, mientras que la mujer luce una lliclla con tres bandas de finos tejidos y brocada con un lujoso tupo de plata.

La Procesión del Corpus también mereció varios lienzos con el retrato del donante cuál selfi actual.

Es bueno saber que en 1688 el gremio de pintores indígenas y mestizos se independizó del gremio de españoles luego de un sonado juicio. Desde entonces se hicieron mucho más comunes estos lienzos con escenas o imágenes que tienen en un primer plano al donante solo o con su esposa. También existen lienzos con varias personas y escenas de la vida pública cusqueña. 

Te puede interesar