Cotabambas insta a diálogo con MTC y Las Bambas

Pedidos. Pueblos de Apurímac piden indemnización por daños y que paguen por uso de ruta. 300 camiones pasan por carretera al día.

21 Ago 2017 | 10:51 h

Los pobladores de los distritos de Challhuahuacho, Haquira y Mara, de la provincia de Cotabambas en la región Apurímac,  esperan que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) agende la instalación de una mesa técnica en la que se puedan resolver sus pedidos. 

La población exige que la empresa MMG, dueña de la mina Las Bambas, les dé un resarcimiento económico por una presunta afectación de sus viviendas que se produjo por el paso de camiones cargados de minerales. Además esperan que les paguen la servidumbre por utilizar la ruta departamental AP-115, que pasa por sus territorios.

PUEDES VER: Los lineamientos para calificar a las empresas petroleras se modificaron este año

Everardo Córdoba, alcalde del centro poblado de Pisaccasa en el distrito de Mara, señala que sus rústicas viviendas presentan rajaduras por los 300 camiones diarios que pasan por la vía. 

"Estamos esperando que el ministro Giuffra indique la fecha para sentarnos a dialogar y llegar a un acuerdo", dijo.

La vía fue bloqueada por más de 10 días y por ello el Gobierno declaró el estado de emergencia por 30 días en los tres distritos, medida que empezó a regir desde el último jueves. 

"En el año 2008 se hizo la ampliación de la vía para que pasen los camiones; sin embargo, nunca el pueblo de Mara ni mi comunidad han recibido una indemnización", dijo Córdoba.

La mesa técnica para la evaluación de ambos pedidos estará integrada por representantes de las comunidades, Ministerio de Transportes y Comunicaciones y la empresa minera.

Las Bambas explota concentrado de cobre que traslada hasta el puerto de Matarani, ubicado en la región Arequipa, desde donde sale al extranjero.

Rechazo

El alcalde agregó que los comuneros de la zona no fueron quienes iniciaron las protestas en este sector y fueron personas infiltradas que los indujeron a la huelga. "Los hermanos Chávez Sotelo se hicieron llamar dirigentes e iniciaron la huelga por apetitos personales. El pueblo de Pisaccasa desconoce a estas personas", denunció. 

Te puede interesar