Miles exigen en las calles que Fujimori vuelva a prisión

Masivo. Ciudadanos de diversos colectivos y organizaciones marcharon por cuarta vez contra la polémica decisión de PPK de liberar al exdictador. La jornada fue pacífica y ordenada.

12 Ene 2018 | 6:10 h

"No es odio ni venganza, es justicia". Con ese argumento, repetido en pancartas, polos y vinchas, miles de ciudadanos volvieron a marchar ayer contra el indulto que otorgó el presidente Pedro Pablo Kuczynski al exdictador Alberto Fujimori en vísperas de la Navidad pasada.

La jornada estuvo marcada por la indignación expresada a viva voz por integrantes de diversas organizaciones sociales y políticas, gremios estudiantiles que acompañaron a los deudos de las víctimas del régimen fujimorista.

PUEDES VER Las mejores imágenes de la marcha contra el indulto a Alberto Fujimori [FOTOS]

Se trató de una movilización pacífica que transcurrió por la ruta acordada previamente entre sus organizadores y el Ministerio del Interior: entre el Campo de Marte y la Plaza Dos de Mayo.

"La población no es ingenua y se ha dado cuenta de que PPK sacó debajo de la manga el tema de la reconciliación para dar un indulto ilegal", expresó en diálogo con La República el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), Jorge Bracamonte, uno de los promotores de la protesta.

Contra la impunidad

La marcha se inició a las 6 de la tarde en el Campo de Marte, Jesús María, encabezada por dirigentes de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la CNDDHH y los deudos de las víctimas de La Cantuta y Barrios Altos.

Detrás marcharon estudiantes de las universidades San Marcos, Federico Villarreal, Enrique Guzmán y Valle (La Cantuta), la Católica, Ruiz de Montoya, entre otras, que llegaron al Campo de Marte con el ímpetu juvenil que los caracteriza. Llevaron pancartas con la frase "La Cantuta no olvida", en referencia al asesinato de nueve estudiantes y un profesor de esa universidad en 1992, cometido por el Destacamento Colina bajo las órdenes de Alberto Fujimori, por lo que fue condenado a 25 años de cárcel.

Los manifestantes también recordaron la masacre de Pativilca, de la que Fujimori podría ser excluido porque PPK le concedió el derecho de gracia.

Los millones de dólares que robó el exdictador al Estado, su vínculo con Vladimiro Montesinos, las esterilizaciones forzadas y la masacre de Barrios Altos fueron recordados.

"Que regrese a prisión por asesino y ladrón", gritaron los miles de manifestantes que se congregaron ayer para decirle al Ejecutivo que el discurso de la reconciliación que argumenta ha caído en saco roto.

"Son crímenes y delitos, no errores ni excesos", agregaron, en referencia al polémico mensaje que dio PPK luego de otorgarle el indulto a Fujimori, en el que llamo "error" a las violaciones de derechos humanos y al robo de millones de soles al Estado.

Tras dejar el Campo de Marte, los manifestantes avanzaron por la avenida Guzmán Blanco, continuaron por Plaza Bolognesi, Paseo Colón y las avenidas Grau y Abancay.

Luego marcharon por el Parque Universitario y la avenida Nicolás de Piérola. Allí se encontraron con un cordón policial que cercó la Plaza San Martín e impidió el ingreso.

Los manifestantes continuaron el recorrido rumbo a la Plaza Dos de Mayo.

También estuvieron los congresistas de Frente Amplio, encabezados por Marco Arana, así como sus pares de Nuevo Perú: los legisladores Marisa Glave, Tania Pariona, Manuel Dammert, entre otros. También acudieron artistas, militantes de partidos políticos de izquierda y un colectivo de creyentes cristianos.

Marcha pacífica

Un grupo de representantes de la Defensoría del Pueblo acompañó la movilización y sirvió de puente para el diálogo entre los manifestantes y la Policía. Esa tarea tuvo buenos resultados: esta vez, a diferencia de otras manifestaciones por la misma causa, no se registraron disturbios, ni detenidos, entre el Campo de Marte y la Plaza Dos de Mayo.

En otra ruta tomada por un grupo menor de manifestantes, principalmente en la Avenida Arequipa, en San Isidro, los policías lanzaron gases lacrimógenos. Los jóvenes que participaron afectados se identificaron como integrantes del colectivo "Las Zonas".

Apagón en Dos de Mayo

En Plaza Dos de Mayo, algunos líderes sindicales tomaron la palabra, pese a que un cordón policial trató de impedir que los manifestantes se vuelvan a agrupar con normalidad.

De un momento a otro se produjo un corte de luz que no sorprendió a quienes llevan varias jornadas de protesta. Tampoco los amilanó.

"Nos apagan las luces, pero la indignación puede más. La gente sigue llegando a la Plaza Dos de Mayo", comentó en Twitter Pedro Melgar.

La Plaza Dos de Mayo quedó oscura, como la negociación del indulto por no vacancia, denunciada por parlamentarios de todas las bancadas.

La indignación contra el indulto también se reflejó en las redes sociales, donde el hashtag #TomaLaCalle se volvió tendencia. Con esa etiqueta, la actriz Mónica Sánchez escribió "Esta plaza se llenó por usted, hoy se llena contra usted y no lo van a poder ocultar. @ppkamigo #11E #TomaLaCalle".

Más protestas

Los organizadores de la marcha anunciaron que alistan una nueva jornada de protesta para el sábado 27 de enero.

Esa movilización se realizará, días antes de que la Corte idh sesione en Costa Rica en una audiencia sobre el cumplimiento de sus sentencias por Barrios Altos y La Cantuta y que alcanza el indulto a Fujimori .

"El pueblo no baja, ni bajará la guardia ante este infamante indulto", dijo uno de los jóvenes.

Claves

Ordenados. A diferencia de otras marchas, esta vez los protestantes se mantuvieron juntos y siguieron una ruta común, salvo por un pequeño grupo que tomó la avenida Arequipa.

Destacado. La Defensoría del Pueblo contó con al menos una decena de representantes distribuidos a lo largo de toda la marcha.

Nueva marcha. La próxima manifestación contra el indulto se realizará el sábado 27 de enero.

Te puede interesar