Cañaris acordó reiniciar jornada de lucha contra la minería

Decisión. Dirigentes de comunidad campesina San Juan denunciaron que Candente Cooper “manipula” a comuneros, mientras afirman que gobierno incumplió promesas. 

5 Dic 2017 | 7:04 h

Ysela Vega

Chiclayo

La comunidad campesina San Juan de Cañaris acordó retomar su jornada de lucha en defensa de su territorio ancentral y del medio ambiente y por ende en rechazo de la posible intervención de la minera Candente Cooper, de la que dijo ejerce hostigamiento y manipulación de los comuneros.

El presidente de la organización, Hermógenes Tantarico Manayay, hizo un llamado a la ciudadanía a solidarizarse con sus reclamos para proteger los bosques, los colchones acuíferos y el agua. De estos recursos naturales depende la agricultura y el consumo del líquido elemento de la parte baja de la región Lambayeque.

A su turno, el comunero Cristóbal Barrios Carrillo manifestó que el pueblo de Cañaris está decidido en defender su patrimonio, por lo que no descartan reiniciar sus medidas de protesta, que incluye movilizaciones, la toma de carreteras y puentes.

“Ni la empresa minera ni el gobierno atendió nuestras demandas y compromisos asumidos desde hace más de cinco años con el pueblo”, expresó Barrios.

Tantarico Manayay enfatizó que en 2012 se realizó una consulta popular donde se rechazó la actividad minera, la que se amparó con el Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

El dirigente denunció que  Candente Cooper buscaría dividir a la comunidad con reuniones clandestinas con el comité de posesionarios. 

Asimismo denunció la falta de consulta minera otorgada a Candente Cooper y a otras empresas, lo que —afirmó— vulnera el artículo 6 del Convenio 169  que establece la consulta como medida administrativa.

Líneas seguidas enfatizó que las autoridades gubernamentales olvidaron generar proyectos para el buen vivir. “Solo cumplen el papel de conciliadores a favor de la empresa minera”, recalcó. 

CLAVE

Barrios Carrillo enfatizó que se incumplió con la construcción del puente José Olaya-Huacapampa, la reforestación de hectáreas de café, así como caminos carrozables. “Nos olvidaron de sus planes de trabajo”, dijo.

Te puede interesar