Dejen de blindar a AG

3 Dic 2017 | 6:00 h

En enero Jorge Barata será por fin interrogado luego de sospechosas obstrucciones. Sería inaudito que los fiscales peruanos no le pregunten con pelos y señales sobre AG, que hasta ahora ha gozado de un evidente blindaje.

1. En diciembre 2016 estalla en medios el caso Odebrecht. En enero Convoca (https://goo.gl/BJz46i) alerta que los fiscales a cargo del caso en Perú abortaron el allanamiento a Odebrecht-Perú a cambio de entrega de información documentada de las coimas. El problema es que la encargada de entregar la documentación a la Fiscalía, Lourdes Carreño, abogada de Odebrecht-Perú, también fue asesora de AG en la Comisión Narcoindultos (https://goo.gl/ymbrdr). Carreño entregó a la fiscalía 2 cartas (17 y 19 de enero) con información de coimas del Metro de Lima. De allí salen las acusaciones a los funcionarios de AG, Jorge Cuba, Edwin Luyo y Miguel Ángel Navarro; quienes ya habían huido cuando la abogada entregó la información. Y García, siguió blindado, tuiteando confiadamente: “no me incluyan en la pandilla de los ex presidentes”.

2. García negó cercanía con Cuba, pero DTP descubre que Cuba fue investigador del instituto que AG presidió (https://goo.gl/ennon3). Y cuando Anuska Buenaluque le pregunta, dice que “si le di la mano una vez, no lo sé”. Sobre sus 14 reuniones con Barata y si alguna fue en su casa, AG responde que no recuerda (https://goo.gl/rkIRVU). Cuando se supo que los brasileños le pagaron 100 mil dólares por una conferencia, nadie tocó a García.

3. En febrero 2017 cae Toledo por coimas por 20 millones en la Interoceánica; Humala/Heredia por 3 millones donados por Odebrecht a través del PT para su campaña. Y sigue paseando fresco García. Los fiscales no quisieron sopesar que la mayor cantidad de adendas a un contrato con Odebrecht se hizo durante su gobierno (Línea 1 del Metro), que aprobó US$ 1.900 millones adicionales (45% más del costo inicial), y que se reunió 14 veces con Barata en Palacio. A García nadie lo tocó. La procuradora Príncipe incluso lo defendió públicamente diciendo que no había indicios suficientes. Príncipe, acusada de vínculos con el aprismo, los negó hasta que aparecieron las fotos y nexos con García (https://goo.gl/8uZtFA). Así siguió blindado García.

4. En abril Hildebrandt denuncia que las iniciales AG aparecen en la agenda de Odebrecht junto a la referencia al Proyecto Olmos con la anotación: un millón de dólares. García tuitea “Olmos fue contratado por otro régimen y ejecutado por el Gobierno Regional. A otros habrán comprado” y añadió: “AG es logo de Andrade Gutiérrez, empresa que compitió con Odebrecht para Olmos”. La mentira quedó en evidencia con un propio tuit suyo del 2011 que dice: “Como hoy (11.6.10) firmamos contrato del proyecto Olmos, en Lambayeque. USD 222 millones. 43 mil hectáreas”. Y el video (https://goo.gl/boLUKD) en el que inaugura Olmos. García siguió blindado. Hildebrandt denunció que “García volvió a mentir”, que la anotación “DGI” junto a iniciales AG eran el código para dineros corruptos según la policía brasileña, y publicó el decreto de urgencia que AG sacó horas antes de Año Nuevo (2009-2010) declarando el proyecto de necesidad pública. Y García siguió blindado.

5. En mayo Gorriti denunció (https://goo.gl/yO2igx) que Odebrecht confesó el apoyo a Keiko y al Apra. Los fiscales a cargo sacaron un comunicado (https://goo.gl/2qnxk5) desmintiendo a Gorriti. En junio Gorriti obtuvo copia de las anotaciones de puño y letra (https://goo.gl/Hm3Cpi) en las que se lee sobre AG. Todo esto constaba en la justicia brasileña, pero cuando los fiscales peruanos Juárez Atoche, Vela Barba y Alonso Peña Cabrera tuvieron en frente a Marcelo Odebrecht no le hicieron ni media pregunta sobre AG. Siguió blindado (https://goo.gl/9akWAU). Y cuando Odebrecht dijo que Barata entregaba la plata y podía dar nombres y montos, y Barata pedía total inmunidad para hablar, ¿que hicieron los fiscales? Incluir a Barata en dos procesos, ergo, Barata cerró la boca (https://goo.gl/5cz6Yf). AG siguió blindado.

6. En julio los fiscales Peña Cabrera y Juárez Atoche, los que estuvieron en el interrogatorio en el que no le preguntaron a Odebrecht sobre Keiko y AG, tampoco hicieron nada con el facsímil que presentó Gorriti en el que Odebrecht señalaba a Keiko y AG (https://goo.gl/Hm3Cpi ), ni con el acta oficial del interrogatorio presentada por el periodista (https://goo.gl/5PPr1b). AG siguió blindado. Solo tres meses después del interrogatorio, el fiscal Peña Cabrera admite públicamente y en condicional “la posible existencia de un apunte referido a Keiko Fujimori en la agenda de Marcelo Odebrecht”, ¡pero calla sobre García! Y AG siguió blindado.

En enero los peruanos estaremos atentos al interrogatorio a Barata y vigilantes de lo que hagan los fiscales Peña Cabrera, Juárez Atoche y Hamilton Castro. Basta de blindajes.

Te puede interesar