Contaminados con metales pesados del país exigen políticas en salud ambiental

Demandan expertos en salud ambiental, obstetras especialistas que detecten de manera temprana a bebés afectados, remediación de pasivos ambientales, y presupuesto para la investigación de males generados por contaminación.

1 Dic 2017 | 21:20 h

Héctor Amaya Zacarías, miembro de la Plataforma de Salud Ambiental de Junín, recuerda que en el año 2012 se aprobó la ordenanza regional 141 que establece atención prioritaria a personas contaminadas con metales tóxicos, pero que hasta el momento no se ejecuta, aún cuando en el año 2016 fue ratificada por la siguiente gestión regional.

CADE 2017: Contraloría prepara entrega de auditorías sobre casos emblemáticos

Este hecho, que se repite en todas las regiones donde opera la industria extractiva, minera y petrolera, ha obligado a las personas contaminadas de nueve regiones del país a unirse y hacer fuerza para demandar al gobierno la implementación de políticas públicas en salud ambiental.

En el primer encuentro de personas afectadas con metales pesados realizado en Lima esta semana, los delegados de Junín, Cajamarca, La Libertad, Piura, Puno, Lima, Cusco, Pasco y Loreto elaboraron un documento en el que exigen médicos expertos en salud ambiental, obstetrices especialistas en temas de contaminación que detecten tempranamente a los bebés intoxicados y levanten un registro de estos casos.

Asimismo, demandan la creación de un centro de investigación sobre enfermedades provocadas por metales tóxicos. También, la remediación de pasivos ambientales abandonados.

Félix Suasaca Suasaca, presidente del Frente de Defensa Contra la Contaminación en  la Cuenca del Río Coata, en Puno, relató a La República que mineras como Araci SAC, Aruntani, CIEMSA, operan en la cabecera de este afluente y los relaves llegan a través del Coata hasta el Lago Titicaca, en cuya ribera hay asentamientos humanos.

Joel Nieto Valdivia, de la sociedad civil de Pasco, refirió que su región ya tuvo un encuentro con el Ejecutivo pero que no hay muestras de querer solucionar el problema "a pesar de que tenemos dosajes con resultados positivos de intoxicación".

Rosa Amaro Toykin, del Movimiento por la salud de La Oroya, se pronunció por la atención de obstetrices y ginecólogas "porque ellas van a ver si el niño nace bien o no y qué tipo de atención necesita".

Y Genaro Aguilar Sánchez,  de la cuenca alta del río Rímac   pidió que se remedien los pasivos ambientales de esta zona  cuyos residuos son arrastrados por las lluvias hacia el Río Hablador.

Ellos y otros representantes de comunidades afectadas se reunieron hoy con el ministro de Salud Fernando D’Alessio, a quien entregaron el documento con sus demandas. D'Alessio les dijo que informará del hecho a la Presidencia del Consejo de Ministros y a los titulares de los ministerios de Energía y Minas, Ambiente, Vivienda, Construcción y Saneamiento, asi como a Economía y Finanzas para coordinar una intervención multisectorial que permita controlar y reducir las causas de la contaminación.

 

Te puede interesar