Reabren investigación a Joaquín Ramírez sobre presunto blanqueo de US$ 15 millones

A Joaquín Ramírez. Fiscal superior ordena adecuar el caso a la Ley de Lucha Contra el Crimen Organizado. La fiscalía buscará concluir con los peritajes contables a las empresas del ex secretario general de Fuerza Popular y recabar los audios de la DEA.

7 Nov 2017 | 6:28 h

El Ministerio Público reabrió la investigación por presunto lavado de activos del narcotráfico al ex congresista Joaquín Ramírez y la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori Higuchi.

La reapertura de la investigación tiene como objetivo cumplir con realizar un peritaje contable y financiero a los bienes patrimoniales de los investigados y recabar información de la Policía Antidrogas de los Estados Unidos, DEA.

PUEDES VER Pablo Sánchez a Fuerza Popular: “No me voy a amilanar, no voy a tener miedo”

La resolución firmada por la fiscal superior Elizabeth Peralta Santur, de la Tercera Fiscalía de Lavado de Activos, fue notificada el viernes último a los investigados y sus abogados.

Esta investigación también alcanza al congresista fujimorista Osías Ramírez y al fundador y rector de la universidad Alas Peruanas, Fidel Ramírez, familiares y colaboradores.

Peralta Santur ordenó que esta investigación al grupo familiar Ramírez y sus nexos con Keiko Fujimori se adecúe a la Ley Contra el Crimen Organizado, lo que supone que se sospecha que constituyen una organización criminal.

Además, dispuso que el fiscal provincial especializado en lavado de activos que reasuma este caso concluya con recabar la pericia contable del grupo Ramírez, que estaba incompleta. Igualmente, se dispuso que se solicite, vía cooperación judicial internacional, un audio de la DEA sobre las conversaciones de Joaquín Ramírez con el piloto peruano, radicado en Miami, Jesús Vásquez.

El referido piloto ha declarado que la DEA estaba investigando los nexos de Joaquín Ramírez con el presunto narcotraficante peruano Miguel Arévalo Ramírez, que opera en Centroamérica.

Los audios de la DEA

En el marco de esa indagación, Jesús Vásquez habría actuado como agente encubierto y se reunió en varias oportunidades con el ex secretario general de Fuerza Popular y grabó sus conversaciones, en Miami.

Vásquez afirmó qué en una de esas reuniones, Joaquín Ramírez le contó que Keiko Fujimori le entregó 15 millones de dólares, sobrantes de las elecciones del 2011, para que los lave en una cadena de grifos.

A fines de setiembre último, la fiscal provincial adjunta Sara Vidal había dispuesto archivar este caso. Vidal concluyó que no se evidenciaban indicios de que el patrimonio de los investigados tuviera un origen ilícito.

Llegó a esa conclusión porque no se terminó de elaborar una pericia contable al grupo Ramírez, por presuntos retrasos en la entrega de información detallada de las empresas e inversiones de Joaquín Ramírez.

También se descartó que la hija del ex dictador Alberto Fujimori estuviera involucrada en lavado de activos porque no aparecen registrados inmuebles y otros bienes a su nombre. Sin decir nada sobre la posibilidad de que pueda estar utilizando testaferros.

La procuradora Janet Briones apeló la resolución de archivo, lo que tuvo en cuenta la fiscal Peralta Santur para ordenar la reapertura de la investigación. 

El jueves es el interrogatorio a Odebrecht

Esta es una semana crucial para la líderesa y ex candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. El reinicio de la investigación sobre el dinero que le habría entregado a Joaquín Ramírez, luego de las elecciones del 2011, se produce a pocos días que empiece el interrogatorio al ex mandamás de la constructora brasileña Odebrecht, el empresario Marcelo Odebrecht.

El fiscal José Domingo Pérez López viajará el miércoles a la ciudad de Curitiba, en Brasil para preguntarle, al día siguiente, directamente a Marcelo Odebrecht si su empresa entregó aportes económicos o de otra índole a la candidatura presidencial de Keiko Fujimori en las elecciones del 2011. Y de ser positiva esa respuesta, a cuánto ascendieron esos aportes.

La defensa del ex presidente Alan García también pidió a la fiscalía participar en el interrogatorio a Marcelo Odebrecht. La fiscalía rechazó el pedido porque García todavía no es incluido en este caso. A Odebrecht le preguntarán por las siglas "AG".

Te puede interesar