“Entiendo que no debemos depender de la minería, pero de ahí a rechazarla…”

Roque Eduardo Benavides Ganoza. Presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep). Se desempeño como CEO de Compañía Minas Buenaventura

24 Sep 2017 | 6:00 h

Por una semana Arequipa se convirtió en la capital mundial de la minería. El presidente de la Confiep y propietario de varias minas en el Perú analiza la siempre difícil relación entre empresa minera, Estado y las comunidades. Habla de política y hasta de ideología de género

Se sostiene que el sueldo del Perú proviene de la minería. ¿Qué hacemos para no depender tanto de esta actividad?

PUEDES VER Se realizarán reajustes de sueldos para unos 103 mil profesionales de la salud

Siempre se decía que el pan de los chilenos era su cobre y seguramente la minería tiene un impacto en la economía peruana. Es un absurdo decir que solo la minería salvará al Perú. El ex ministro de Economía, Lucho Carranza, sostenía que el valor agregado en el caso de la minería no solo era la transformación del metal sino la integración con otros sectores: infraestructura, carreteras, electrificación. Arequipa fue una zona industrial hasta los setenta, después decayó. Hoy por los proyectos mineros tiene una fábrica de Fima, de Metso, industria proveedora de la minería. Cuando ve los centros comerciales en esta ciudad, ¿de dónde viene ese consumo? de los sueldos que se pagan en Cerro Verde o el impacto de Las Bambas, cuyos trabajadores tienen vivienda acá.

¿Pero hay muchas voces que sostienen que este modelo extractivista está agotado y se debe diversificar la producción del país?

Dios bendijo esta tierra con recursos naturales y tenemos la obligación de darles valor. Alguien decía que la minería era como el guano y salitre. Eso es absurdo. Guano y salitre es puntual del Perú, en cambio, con minería se desarrollaron Canadá, Australia, Sudáfrica, Chile, Estados Unidos. Lo del modelo extractivista es otro absurdo. En el Perú tenemos mucho más industria de lo que teníamos hace 30 años: pesca, agroindustria, etc. La diversificación productiva es un proceso natural. Me preocupa cuando el Instituto Nacional de Planificación hace un planeamiento y por esto de la diversificación saca al sector minero fuera del desarrollo del Perú. Entiendo que no podemos depender tanto de la minería pero de ahí a rechazarla… Tenemos que utilizarla como brazo de desarrollo y generar sinergias con otros sectores.

También la minería ha generado muchos conflictos sociales, ¿qué lectura le da al rechazo que existe contra esta actividad?

Me da gusto que hable de problemas sociales. Normalmente se dice socioambientales. Nadie puede decir que la minería moderna contamina y no cuida el ambiente. Las Bambas es un típico problema social, no es ambiental. En La Oroya, la gente apoya a la fundición y sabemos que ahí sí hay un tema ambiental. Haré un poco de historia para responder esta pregunta. Desde 1969 que comenzó la mina Cuajone hasta 1993 no hubo ningún proyecto importante. Fueron décadas perdidas y no tiene nada que ver con problemas sociales sino con la política socialista del General Velasco, la ineptitud de los gobiernos de Belaunde y Alan García. Desde los noventa el Perú progresó económicamente. Lo concreto que ese progreso, cuando vamos a las áreas rurales a cuatro mil metros de altura donde el diablo perdió el poncho, genera expectativas, expectativas no resueltas (…) Los pobladores de ahí le dicen: dónde está mi parte y el Estado brilla por su ausencia. Acá hay una responsabilidad social compartida entre Estado y empresa. Las comunidades también deben entender lo difícil que es hacer empresa.

Y lamentablemente perdimos una enorme oportunidad desperdiciando ingentes cantidades del canon que recibieron las regiones.

La democracia del Perú debe madurar. Los votantes tienen que elegir bien y exigir a sus autoridades. No puede ser que haya monumentos al sombrero, a la maca cuando hay pueblos sin agua ni desagüe. ¿Esa es responsabilidad de la empresa? Tampoco vamos a ponerle una pistola a la autoridad para obligarlo a gastar bien el dinero.

¿Y cuál es la perspectiva, dependemos de los precios internacionales del cobre y la demanda china? En Perumín se sostenía que no había que esperanzarse mucho con los precios.

Vamos por partes. El Perú tiene una producción diversificada. Casi el 50% es cobre pero tenemos oro, plata, plomo, zinc, estaño… Mucha gente no entiende el concepto de hacer minería y eso no depende del precio sino de la estructura de costos y eficiencias. Si produces por debajo del precio internacional seguirás adelante y caerán las minas que tienen costos altos. En Chile hay minas que no pueden competir. En cambio en Perú tienes ventajas: energía barata, geografía y tradición minera. Más de 200 mil personas viven de la minería. Está comprobado que esa cifra hay que multiplicarla por seis por los empleos indirectos. Por lo menos son 5 millones de peruanos que de alguna manera dependen de esta actividad.

Buenaventura, una de sus empresas, forma parte del accionariado de Cerro Verde. Las autoridades arequipeñas le han pedido más recursos para que contribuya al desarrollo de Arequipa.

(…)Las empresas hacen uso de algunos recursos del país, generan excedentes y pagan impuestos. Hasta ahí llega su responsabilidad. Es el gobierno central quien redistribuye los tributos a las regiones. Las autoridades regionales tienen que entender que no se trata de pedir más sino que hay un orden. Entiendo que tienen necesidades pero deben hacer buen uso de lo que ya reciben.

¿No hay para dar más…?

¿Cómo justifica una empresa privada dar más? La comunidad arequipeña tiene que entender que Cerro Verde tiene accionistas Freeport-McMoRan, Sumitomo y Buenaventura y estos están esperando una retribución. No se invierte como la madre Teresa de Calcuta. No sería lo razonable que la Gerencia de Cerro Verde utilice los recursos de la empresa para dar más…

El Estado le ha exigido a Cerro Verde el pago de $ 250 millones por regalías impagas. ¿Siente que ahí les cambiaron las reglas de juego?

Lo que puedo asegurarle es que Cerro Verde tiene sus libros contables transparentes. Hay una controversia que sigue su camino (…) Pero la empresa cumplirá con las leyes del Perú. Y si corresponde pagar se hará. Qué tanto brinco si el piso está parejo. Las leyes están para cumplirse, de rey a paje, de rico a pobre…

-También han expresado su preocupación por la inestabilidad política?

La inestabilidad política para industrias de largo plazo como minería no contribuye. Pedimos que nuestras autoridades conversen más, que lleguen a consensos. La doctora Mercedes Aráoz que conoce el Congreso le dará un toque adicional. Son especulaciones que el Congreso quiera vacar al presidente o que el Ejecutivo quiera cerrar el Congreso.

-¿Y no percibe una tarea obstruccionista del Congreso?

Ellos tienen una misión de fiscalización. Seguramente tenemos algunos congresistas muy folclóricos pero también hay gente muy seria. Decir que es obstruccionista es caer en una generalización. Luz Salgado y Lucho Galarreta demuestran una gran calidad.

-La inversión privada viene cayendo desde el gobierno de Humala, ¿cómo levantar eso?

En los cinco años del gobierno del señor Humala no se entendió la necesidad de promover la inversión. Hoy sufrimos por esas políticas. El país se burocratizó con Humala.

Pero también la crisis internacional fue determinante.

Los factores externos para una economía chica siempre estarán presentes. Toca a los peruanos solucionar nuestros problemas. Progresamos más que otros países latinoamericanos, ¿acaso ellos no tienen el factor externo? Hemos construido pilares sólidos para la economía peruana, tratados de libre comercio, tenemos grado de inversión que lo hemos mantenido, somos parte de la Alianza del Pacífico y un Banco Central de Reserva independiente que vela por las cifras macroeconómicas.

-Para muchos este modelo económico ya está agotado y urgen cambios.

Yo quisiera que alguien me explicara a qué se refieren con el modelo neoliberal. El muro de Berlín cae en 1989 y su caída demostró que el comunismo y socialismo no funcionaban. Acá funcionó una economía de libre mercado con apertura. Esto de neoliberal es un cliché que nos clavan como si el Perú estuviera haciendo algo distinto. Por qué no hablamos del neocomunismo que concentra sus balas en la ideología del género y temas medioambientales y que envenena la mente de alguna gente. Eso lo han escrito una serie de estudiosos.

-Cuando habla de la ideología de género ¿a qué se refiere?

Hay una diferencia entre hombre y mujer y gente de algún otro género perfectamente respetable. No voy a criticar a los homosexuales pero hacerlo una ideología y que eso tiene que liderar la sociedad tampoco. Hay que tener el justo medio.

-No es una estigmatización, es gente que reclama sus derechos

Hay una ideología y tenemos que ser cautos en eso, deben tener sus derechos y respeto pero a veces tendemos a ir un poquito más allá, pero el asunto es que no hablemos del neoliberalismo sino del neocomunismo que eso fue lo que cayó con el muro de Berlín.❧

“Las empresas hacen uso de algunos recursos del país, generan excedentes y pagan impuestos. Hasta ahí llega su responsabilidad. Es el gobierno central el que redistribuye”.“Los factores externos para una economía chica siempre estarán presentes. Toca a los peruanos solucionar nuestros problemas”.“Por qué no hablamos del neocomunismo que concentra sus balas en la ideología de género y temas medioambientales que envenenan la mente de la gente”.

Te puede interesar