Edición Impresa del 21 de Octubre de 2011

Nuevos TLC podrían repetir el caso de Doe Run

Experto de EEUU dice que los acuerdos están diseñados para que los inversores extranjeros evadan los procesos de justicia.

En el marco del inicio de la IX Ronda de Negociaciones del Acuerdo de Asociación Comercial Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), los expertos opinan que es momento para que se eviten futuros casos como el de la empresa Doe Run, que ha demandado al Estado peruano por US$ 800 millones.

Manuel Pérez Rocha, del Institute for Policy Studies (IPS) de Washington DC, consideró que en el capítulo de inversiones de los acuerdos comerciales, el objetivo principal es otorgar a las grandes corporaciones facultades para recibir un trato superior al que reciben los actores económicos nacionales.

“Estos acuerdos atan las manos de los gobiernos cancelándoles su papel en la promoción del desarrollo económico y social”, aseveró el experto.

Por ello recomendó al gobierno adoptar una nueva posición en las negociaciones ya que de no hacerlo, se corre el peligro de soportar nuevas demandas.

“Estos tratados están diseñados para que los inversionistas extranjeros evadan los procesos de justicia nacionales y puedan contar con tribunales como el CIADI del Banco Mundial o UNCITRAL bajo auspicios de la ONU, o muchos otros, para obtener “indemnizaciones” millonarias que exceden muchas veces y por mucho las inversiones supuestamente afectadas por acciones tomadas por los gobiernos”, aseveró.

EL dato

ronda. Integran el TPP: Perú, Nueva Zelanda, Vietnam, Australia, Malasia, Estados Unidos, Chile, Brunéi y Singapur. Pérez Rocha agregó que en el caso del Perú, no debe aceptar más en esta negociación de lo que dio en el acuerdo comercial con EEUU.