PJ evaluará este miércoles transferencia de caso Arlette Contreras

Tres años después de ser agredida física y sexualmente por Adriano Pozo, su expareja, Arlette Contreras espera que su caso sea transferido desde Ayacucho a Lima.

Tres años después de ser agredida física y sexualmente por Adriano Pozo, su expareja, Arlette Contreras espera que su caso sea transferido desde Ayacucho a Lima.

Este miércoles 5 de setiembre, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia evaluará la transferencia, de Ayacucho a Lima, del caso de Arlette Contreras, mujer que fue agredida por su expareja, Adriano Pozo, en julio del 2015.

Desde las 08:30 horas, el Palacio de Justicia, en Lima, será sede de la audiencia, en la que el tribunal, presidido por el juez supremo César San Martín y compuesto por los magistrados Hugo Príncipe, Elvia Barrios, Zavina Chávez e Iván Sequerios, decidirá si el proceso seguido contra Pozo Arias, por los delitos de feminicidio y violación sexual, en grado de tentativa, en agravio de Contreras, será trasferido a Lima.

Según la agraviada, teme que, una vez más, la justicia le sea esquiva, y lo único que espera es que la decisión de la Sala Penal Permanente sea a su favor, y así, su caso sea procesado en un escenario más neutral.

Como se recuerda, en 2015, Arlette Contreras con su entonces novio, Adriano Pozo, a un hotel en Ayacucho, tras salir de una fiesta, y según denunció ella, avalada por un video registrado por la cámara de seguridad del local, Pozo abusó de ella.

En un intento por escapar, Adriano Pozo la siguió, totalmente desnudo, hasta la recepción del local, y la arrastró de los cabellos por el suelo.

Tras la denuncia, en julio de 2016, el agresor fue sentenciado a un año de prisión preventiva por lesiones leves. Cinco meses después, la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Ayacucho anuló la sentencia, y determinó que el caso regrese al inicio.

El último febrero, Adriano Pozo fue absuelto, un año después que Contreras iniciara un nuevo proceso.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO