Hospital del Minsa utiliza "terapia de electroshock" sin cumplir estándares internacionales

Defensoría del Pueblo demandó que se suspenda el uso de dicho tratamiento

Defensoría del Pueblo demandó que se suspenda el uso de dicho tratamiento

Mediante un oficio dirigido al Ministerio de Salud (Minsa), la Defensoría del Pueblo demandó que se suspenda el uso de la Terapia Electroconvulsiva (TEC), también conocida como "terapia de electroshock", en el Hospital Hermilio Valdizán.

La entidad sostuvo que dicho tratamiento no se debe aplicar mientras no se garantice el cumplimiento de los estándares internacionales de seguridad y respeto de derechos humanos, es decir que el paciente sea debidamente informado del procedimiento y que se utilice la anestesia, relajante muscular y equipos adecuados.

El pasado 4 de julio la Defensoría del Pueblo advirtió que en el Hospital Hermilio Valdizán, del Minsa, se viene empleando la TEC sin el uso de relajante muscular, solo con anestesia, situación que puede causar lesiones del músculo esquelético y contracturas.

Del mismo modo, se detectó que solo se cuenta con el consentimiento informado de los familiares, pero no de los propios usuarios, y que en el documento de consentimiento informado no se señalan los efectos secundarios que el tratamiento puede ocasionar en cada caso particular.

Para la Defensoría del Pueblo esta situación vulnera derechos fundamentales de los usuarios internados en el Hospital Valdizán, tales como el derecho a la capacidad jurídica, la libertad de tomar sus propias decisiones, a brindar un consentimiento libre e informado y la integridad personal.

También se ha advertido que la máquina con la que se aplica este tratamiento en el hospital Hermilio Valdizán data del año 1997 y su última fecha de mantenimiento fue el 2014.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO