La búsqueda del Paititi y el nuevo hallazgo Inca

EXPEDICIÓN. Tras oír de niños la leyenda de la ciudad inca llena de oro, hace siete años iniciaron su búsqueda en la amazonía, hallando una ciudad de piedra.

12 Oct 2017 | 9:23 h

Cuando Javier Pazo Chipa era apenas un niño, escuchó de la boca de su abuelo y su padre la vieja leyenda sobre la existencia del Paititi, una ciudad inca llena de oro. 

Desde entonces vivió obsesionado con el sueño de encontrar el sitio donde, según los cronistas, los incas habrían ocultado todo su tesoro precioso para librarlo de la ambición de Francisco Pizarro y sus acompañantes.

PUEDES VER: Franchini Orsi desistió de presidir la Comisión de Gracias Presidenciales

El sueño de Javier y por las mismas razones era compartido por Benancio Encalada Paravecino, Belisario Álvarez Araníbar y Justo Puma Huamán. Durante unos siete años buscaron entre la espesura de la selva aquella ciudad de leyenda.

Gastaron dinero y tiempo en expediciones personales, sin participación, ni luz verde de la Dirección de Cultura o el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

EL HALLAZGO

El nueve de octubre pasado, encontraron los vestigios de lo que posiblemente sería una ciudad inca oculta en la vegetación amazónica, en el sector de Sacramento, que se ubica en territorio del valle Lacco - Yavero y el Santuario Nacional de Megantoni.

Los cuatro expedicionarios llegaron ayer a Cusco para contar cómo ubicaron el sitio arqueológico en plena selva virgen. Javier dice que dieron con el lugar no por suerte, como se ha informado, sino porque desde hacía siete años buscaban el refugio inca. "Siempre oí la historia del Paititi y por eso explorábamos", explica.

"No podemos decir si es Paititi o no. Quizás sea el ingreso a la ciudad", dice Benancio Encalada.

Llegar al sitio arqueológico toma cuatro días de caminata en medio de la selva. Solo quienes conocen la zona deben ingresar, de lo contrario, pueden ser tragados por la vegetación y nunca más volver.

Javier y sus amigos recorrieron durante dos días la ciudad hecha a base de piedra. Luego volvieron para informar del hallazgo a las autoridades. 

Quieren que la Dirección de Cultura inicie labores de puesta en valor y cuidado del sitio. Temen que el lugar donde hay escalinatas, caminos, viviendas, recintos y andenes al estilo posiblemente inca sea huaqueado. Una expedición de Sernanp partió a la zona. Mañana vuelven para informar si es un nuevo sitio o uno ya catalogado.

ORIGEN DE LA LEYENDA

La leyenda del Paititi habría surgido después de la muerte del inca Atahualpa en 1532. Los cronistas precisan que el Imperio estaba dividido por la guerra civil entre Huáscar, heredero legítimo del trono, y su medio hermano Atahualpa

Entonces llegaron los españoles. Francisco Pizarro apresa a Atahualpa y este ofrece a cambio de su libertad rellenar con oro la sala de la habitación donde estaba secuestrado. Días después comienza a llegar el oro en grandes cantidades. 

No obstante, un sector de la nobleza inca habría decidido trasladar sus tesoros a una ciudad secreta refugiada en la selva del Cusco: el Paititi. Aunque hay otras versiones que señalan que ese sitio estaría ubicado en Bolivia, Paraguay o Brasil. Nadie sabe si el Paititi realmente existe. Y si existe, es casi imposible saber dónde.

Te puede interesar