Keiko y Kenji Fujimori: entre el sometimiento y la rebelión fujimorista

La noche de los cuchillos largos. A partir de los testimonios de los congresistas de la 'Mototaxi' liderados por Keiko Fujimori, y de los legisladores del grupo de 'Los Vengadores' de Kenji Fujimori, La República reconstruyó la reunión de la bancada del martes 9 de enero en la que virtualmente Fuerza Popular decidió purgar a los que se abstuvieron de votar por la vacancia presidencial.

14 Ene 2018 | 6:10 h

Ángel Páez, Melissa Goytizolo y Lupe Muñoz

La escena se parecía mucho a una de las audiencias de los tribunales de los procesos de Moscú en los que los imputados ya estaban condenados antes de ni siquiera haber ejercido su defensa y eran obligados a autoinculparse con la promesa de que serían redimidos.

Daniel Salaverry, que cuenta con algo más de dos años como militante de Fuerza Popular –muy pocos comparados a los 15 años que perteneció al Partido Aprista Peruano– habló con el tono del fiscal de la organización naranja. Ante la vigilante mirada de la lideresa de la agrupación, señalando con el dedo índice a sus colegas de la bancada de 'Los Vengadores', dirigidos por el entonces ausente Kenji Fujimori, les recordó quién mandaba sin dudas ni murmuraciones:

PUEDES VER Kenji Fujimori supera en aprobación a su hermana Keiko, según Datum

"Aquí, Keiko Fujimori es la número uno, la número dos y la número tres. Aquí, Alberto Fujimori no es nadie, no manda a nadie", dijo con el rostro enrojecido por la pasión, aplaudido atronadoramente por los miembros de la 'Mototaxi' y el resto de congresistas identificados con la lideresa.

Keiko Fujimori no articuló una sola frase, una palabra, una sílaba, en la noche del martes 9 de enero. Se parecía a una esfinge. Tampoco lo hicieron los asesores Ana Hertz de Vega y Pier Figari Mendoza, odiados por 'Los Vengadores'. Parecían los comisarios de esos partidos totalitarios que se encargaban de registrar todo lo que se decía, lo que se murmuraba, lo que se mencionaba entre dientes. 'Los Vengadores' habían sido citados para explicar por qué no cumplieron con votar a favor de la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, pero lo que encontraron fue un verdadero tribunal montado para liquidarlos. De nada sirvieron sus argumentos de defensa. Pensaban en que sus colegas entrarían en razón, sin embargo, encontraron un simulacro de juicio. Ya estaban condenados.

"Bastantes frases crudas nos dijeron en la reunión: '¡Negociadores!', '¡Corruptos!' y hasta lisuras escuchamos. Mi colega Guillermo Bocángel tiene la lista de todas las palabras que nos lanzaron. Fueron los que forman parte de la 'Mototaxi'. Héctor Becerril estaba subido de tono. A veces las expresiones de algunos colegas parlamentarios son muy duras, a veces ya se tornan intolerables y no lo permitiremos. Querían meternos miedo sancionándonos, cuando no hemos hecho nada ilegal. Querían amedrentarnos, castigarnos, por habernos abstenido. Nosotros actuamos según nuestra conciencia", relató a La República el kenjista Bienvenido Ramírez, uno de los congresistas que antes de la votación por la vacancia visitó a Alberto Fujimori en el penal de la Diroes.

Simulacro de juicio

Las cabezas visibles de la 'Mototaxi', como Daniel Salaverry, Úrsula Letona, Cecilia Chacón, Miguel Torres y Héctor Becerril, acusaron a 'Los Vengadores' de haberse abstenido de votar por la destitución de Kuczynski a cambio de prebendas o algo peor. Arguyeron que los kenjistas rompieron el acuerdo de la bancada de Fuerza Popular para canjear el indulto humanitario por la continuidad de un gobierno corrupto, por lo que la excarcelación de Fujimori es inválida por oprobiosa. De nada valió que los kenjistas desbarataran, una por una, las imputaciones de los congresistas de la 'Mototaxi'.

"Yo anoté que nos dijeron: '¡Desleales!', '¡Traidores!', '¡Conciencias vendidas!'. Yo, cuando intervine, dije que al abstenerme no fui desleal con nadie, que no había negociado mi voto con nadie. Fue una reunión acalorada. Hasta en las miradas se notaba el clima tenso, a diferencia de otras reuniones en las que nos hacíamos chistes y reíamos. Yo fui sincero, dije que si vacábamos al presidente, el Perú se iba a paralizar. Yo no quería eso para mi país", señaló por su parte el congresista kenjista José Palma, otro de los visitantes de Fujimori en la víspera de la votación.

La sensación de 'Los Vengadores' es que el grupo liderado por los congresistas de la 'Mototaxi', por instrucciones de Keiko Fujimori, busca alguna forma de justificar la expulsión de Kenji Fujimori y de sus 9 seguidores. Han escuchado que para sustentar las imputaciones de supuestos "arreglos bajo la mesa" con el gobierno de Kuczynski, los de la 'Mototaxi' tendrían copias de mensajes por WhatsApp de parlamentarios kenjistas en los que se refieren al supuesto compromiso de Palacio de Gobierno de ejecutar obras públicas en las regiones de origen de los congresistas que son parte de 'Los Vengadores'. Los kenjistas negaron la existencia de semejante acuerdo.

"Es decepcionante. Hicimos nuestro descargo de por qué nos abstuvimos, detalladamente, y explicamos a la Comisión Nacional de Disciplina o a la Comisión de Ética de la bancada, que no teníamos más que ofrecer. Pero ellos insisten con la suspicacia de que hemos tenido algún convenio con el Ejecutivo. Nada les ha convencido y han formado una comisión de proceso disciplinario ante la que nuevamente vamos a dar nuestro descargo. No vamos a permitir que nos sancionen por un voto a conciencia, no vamos a aceptar las represalias", narró el congresista kenjista Clayton Galván, que también se entrevistó con Fujimori en la Diroes antes de su abstención.

Los testigos describieron la reunión como una suerte de ritual de expiación en el que, luego de someter a los acusados a la humillación de reconocer sus culpas, se les obliga a aceptar calladamente la consecuente sanción. La dirigencia senderista llamaba a este procedimiento 'acuchillamiento ideológico', cuyo propósito era someter a los indecisos, los rebeldes o traidores, a la única línea vertical de indiscutible sometimiento: el jefe del partido.

Keiko Fujimori solo miraba.

Ni olvido ni perdón

Todos concuerdan en que la legisladora Úrsula Letona fue la que actuó como una pertinaz y agresiva fiscal del simulacro de tribunal, que para sustentar sus imputaciones usó un verbo vitriólico como un látigo. Ella lo negó, pero se reafirmó en que el meollo de la acusación contra 'Los Vengadores' era haberse 'vendido' al enemigo.

"Es falso, no los maltratamos verbalmente. Lo que sí reconozco es que les hablé claro porque no puedo permitir que por culpa de algunas personas, y de una supuesta negociación por debajo de la mesa, se digan que (nosotros los fujimoristas) somos corruptos. Yo no maltraté a nadie. Me dirigí al congresista Bocángel y le dije que no iba a permitir que se me metiera en un saco de supuestos corruptos porque ellos habían negociado con un señor (Kuczynski) que tiene serios indicios de corrupción. Eso se lo dije en más de una ocasión, y lo insté a que sea honesto y sincero. (Hay un acuerdo bajo la mesa) porque hasta el día de hoy no nos han podido decir cuáles son las razones verdaderas por las cuales votaron. El congresista Bocángel, por ejemplo, una semana antes de la votación –y tenemos las pruebas– señaló que se debía vacar al presidente Kuczynski por corrupto. Entonces, ¿cómo puede ser posible que una persona que hace una semana exigía la salida del presidente por corrupto, hoy alegue haber votado por la gobernabilidad de ese presidente corrupto? Es contradictorio. ¿Cuál fue el incentivo positivo, perverso o negativo que hizo que él cambie su voto?", soltó la pregunta la legisladora Úrsula Letona, notoria integrante de la 'Mototaxi'.

Para Letona es simple: que reconozcan sus culpas y que se vayan de Fuerza Popular 'Los Avengers', como también se conoce a 'Los Vengadores', el grupo de Kenji Fujimori.

"Lo que creo firmemente es que hay que 'desavengizar' a Fuerza Popular. Por eso ya hemos iniciado en el partido el proceso administrativo disciplinario y vamos a continuar con el procedimiento, y así algunos se irán y otros se quedarán", explicó Letona a La República.

La versión de la exultante y resuelta Úrsula Letona fue contradicha por su colega Maritza García, una de las más aguerridas y respondonas de 'Los Vengadores'. García considera que en realidad lo que buscan los congresistas de la 'Mototaxi' es castigarlos con la defenestración como arma disuasiva de al menos otra docena de legisladores que simpatizan con 'Los Vengadores'.

Que el fuego los purifique 

"Nos dijeron fuertes calificativos en la reunión, como por ejemplo: '¡Hubo negociazo!', '¿cuánto les dieron?', '¡sinvergüenzas!'. Nos lanzaron frases muy duras. Han sido como 12 o 14 frases bastantes dolorosas. A muchos congresistas que expusieron antes que yo, los pifiaron largo rato. Un grupo de congresistas que son los mismos de siempre (de la 'Mototaxi') nos maltrataron, como siempre, contra nosotros, los provincianos. Nosotros nos hemos defendido con nuestros argumentos. Lamento mucho ese abuso hacia nosotros. Keiko estuvo al frente de la reunión escuchando todo. No quiero hablar mal de la lideresa. Ella actuó como siempre, direccionando la reunión", manifestó Maritza García.

Los congresistas Juan Carlos del Águila y Nelly Cuadros de Candia, que votaron por la destitución de Kuczynski y estuvieron entre los que pifiaron a kenjistas en la noche del martes 9 de enero, fueron designados para documentar las evidencias contra los abstencionistas. El trámite debería ser rápido porque la pelea a muerte entre la 'Mototaxi' y 'Los Vengadores' ha desgastado mucho a la bancada de Fuerza Popular. Pero probablemente la expulsión no sería el remedio, aunque ya es una decisión tomada.

"Están apoyando a un gobierno que tiene claras evidencias de corrupción. Eso no lo podemos dejar pasar por alto. A nosotros nos sorprendió que, no obstante que la bancada había tomado una decisión sobre la vacancia del presidente, de pronto surgió un grupo que decidió cambiar su voto sin haber hecho ningún tipo de coordinación o debate dentro del partido. Fuerza Popular no puede apoyar a un gobierno con indicios de corrupción", alegó el congresista de la 'Mototaxi' Miguel Torres.

La legisladora Cecilia Chacón, también de la 'Mototaxi', dio a entender que todo estaba consumado y que los kenjistas deben someterse al resultado del proceso disciplinario. Para ella es un trámite natural y que no debería hacerse un drama al respecto.

"Es completamente falso que los congresistas que se abstuvieron en la sesión de vacancia hayan sido maltratados. Fue una reunión tranquila (la del martes 9 de enero). Se les escuchó a todos sus descargos y luego se retiraron. Si quieren formar su propia bancada, que lo digan ellos", expresó Chacón a La República.

Después de 'La noche de los cuchillos largos', la que se escenificó la noche del 9 de enero, en la que 'Los Vengadores' tuvieron la oportunidad de golpearse el pecho y someterse al liderazgo de Keiko Fujimori, pero no lo hicieron, ahora se avecinan tiempos más perturbadores. El castigo y la expulsión a la Siberia naranja.

“No es necesario dar explicaciones”

- Kenji Fujimori no asistió a “La noche fujimorista de los cuchillos largos”, pero no importaba. El resultado al final fue el mismo.

- En su tuit destacó que sus partidarios, ante la agresión de los legisladores de la 'Mototaxi”, prefirieron abandonar el juego de traiciones.

- Escribió: "Ante la incomprensión y la violencia verbal injustificada, de manera respetuosa pero firme, mis colegas optaron por retirarse de la sesión de bancada de hoy. Hacemos votos para que nuestros colegas de Fuerza Popular puedan reflexionar".

- Kenji Fujimori compartió la misma defensa de 'Los Vengadores': "Hoy los diez congresistas planteamos que en materia de conciencia libre no es necesario pedir ni dar explicaciones".

 

“Apoyan a un gobierno que tiene claras evidencias de corrupción. Eso no lo podemos dejar pasar por alto. Cambiaron sin debatir en el partido”.

Miguel Torres (Congresista “Mototaxi”)

“No vamos a permitir que nos sancionen por un voto a conciencia, no vamos a aceptar las represalias. Nosotros ya lo explicamos completamente todo”.

Clayton Galván (Congresista “Vengador”)

 

“Nada les convenció, solo querían que reconociéramos que negociamos”

Un congresista de 'Los Vengadores' que pidió no ser identificado, relató lo siguiente: "La última en llegar a la cita fue la congresista Sonia Echevarría. La reunión supuestamente era para dar nuestros descargos con relación a nuestros votos en la sesión de vacancia, pero lo único que recibimos fueron reproches por parte de los compañeros de bancada", dijo.

"Nada de lo que argumentamos les convenció. Parecía que estaban empecinados en que reconociéramos que hubo una negociación con el gobierno para que se conceda el indulto. Ellos querían que aceptáramos que hubo una negociación. Supongo que para tener alguna razón que justifique lo que están haciendo y nos expulsen", afirmó la fuente.

"Yo creo que todo apunta a que formaremos nuestra fracción independiente al lado de Kenji Fujimori porque es insostenible mantenernos en la misma bancada. Yo solo pregunto: ¿por qué les molesta la liberación de Fujimori? ¿Qué sigue ahora? ¿Que acompañen las marchas en contra del indulto?", concluyó.

Una de las razones por las que el congresista kenjista pidió el anonimato fue porque "ellos (los de la 'Mototaxi') quieren monopolizar a los medios, nos prefieren callados, y no ven en la prensa, nos amenazan con sanciones".

Te puede interesar