Limeños pierden el 25% de sus ingresos por el tránsito vehicular

Lima alberga más de 9 millones de personas y las pérdidas económicas pueden ser significativas. Para el 2030, World Urbanization Prospects proyecta que Lima tendrá 12,2 millones de habitantes y tendrán más dificultad para movilizarse.

15 Abr 2017 | 12:23 h

El tránsito vehicular es un problema de nunca acabar para cada habitante de la cuidad. El incremento desmedido del parque automotor es uno de los principales motivos de la saturación de las vías de Lima y otros departamentos del país. En el 2016, 103 mil 284 autos, camionetas y otros tipos de vehículos de 4 ruedas fueron inscritos por primera vez para entrar en circulación en Lima, según el Reporte de Ventas e Inmatriculación de Vehículos Livianos.

“Si hacemos una equivalencia, considerando que la dimensión promedio en un auto es de 5 metros, estaríamos hablando de más de 516 mil metros lineales de pistas ocupadas por vehículos, que es un aproximado de la distancia de Lima a Trujillo”, sostiene Willard Manrique, especialista en la industria automotriz, tráfico y movilidad urbana.

PUEDES VER: Congestión vehicular se concentra en 134 puntos críticos de Lima

Frente a esta situación, los más afectados son los ciudadanos, sobretodo en horas de traslado para iniciar sus jornadas en sus centros de labores o estudios. Incluso movilizarse en ese lapso de tiempo, puede tomar más de dos horas desde y hacia el Centro de Lima, y a distritos como San Juan de Lurigancho, Surco, Miraflores y San Isidro.

El especialista de la industria automotriz, comenta que el tránsito puede generar un perjuicio muy significativo en la economía y productividad de las personas; es decir, el traslado de aquellas que ganan el sueldo mínimo vital puede equivaler hasta el 24.9% de su sueldo.

“Si consideramos que una persona con el sueldo mínimo gana por hora laboral S/3,54, y demora en promedio entre 2 horas o más en ir a su trabajo y retornar a su hogar, podemos inferir que puede estar perdiendo un tiempo valorizado en S/ 7,08 diariamente; o S/212,4 soles al mes”, señala Manrique.

Este dato es significativo para la economía de las personas teniendo en cuenta que, según la investigación de ‘Trabajo Decente en América Latina’, elaborado por la Red Latinoamericana de Investigaciones, el 50,1 % de peruanos gana menos del salario mínimo.

“El problema del tránsito de Lima es muy amplio. Iniciativas de transporte como el Metropolitano y el Metro de Lima han contribuido a la población a encontrar un transporte directo, que economiza tiempo y recursos. Sin embargo, aún hay un gran porcentaje de la población que prefiere movilizarse en un vehículo propio, pagando un costo alto por ello, pero contribuyendo a la saturación de vías”, afirma el especialista.

Importante conclusión si tenemos en cuenta que solo entre enero y febrero de este año se han vendido ya 27 mil 613 autos, camionetas y otros vehículos. Cabe mencionar que según el estudio World Urbanization Prospects se proyecta que para el 2030, Lima pasará a ser una de las ciudades más pobladas con 12,2 millones de habitantes. Esta es la razón principal para implementar medidas que contribuyan a aliviar la congestión vehicular.

“Podemos iniciar tomando medidas exitosas ya implementadas en otros países, tales como: la asignación de carriles exclusivos para buses de transporte público; carriles preferentes para vehículos con 2 o más pasajeros; extensión de kilómetros de ciclovías; restricción de vehículos de carga pesada por horas; entre otras. Sin embargo, la medida más efectiva de largo plazo es ampliar la infraestructura de transporte público masivo (líneas de metro)”, concluye Manrique.

Te puede interesar