‘Gringasho’ volvió a ser capturado en Trujillo: iba a robar y cometer sicariato

Cayó con un fusil. Según la PNP, Alexander Pérez Gutiérrez y su banda ‘Los Malditos de Río Seco’ tenían en la mira a una comerciante. Su abogado niega las acusaciones.

Cayó con un fusil. Según la PNP, Alexander Pérez Gutiérrez y su banda ‘Los Malditos de Río Seco’ tenían en la mira a una comerciante. Su abogado niega las acusaciones.

-Si sales libre, ¿qué vas a hacer? –preguntó el oficial.

- Me costará, pero voy a tener que trabajar. Es que ya no se puede robar –respondió Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, ‘Gringasho’.

¿Por qué no se puede robar?

–Porque hay mucha seguridad, mucha policía en la calle.

Este fue el último diálogo que tuvo el sicario juvenil con un agente penitenciario.

Diez meses después , volvió a ser capturado con un arma de guerra en el distrito El Porvenir, en Trujillo. Ocurrió la noche del sábado. El delincuente intentó huir al verse descubierto por la Policía, pero fue atrapado tras una intensa persecución.

Con fusil de guerra

Según la Policía, ‘Gringasho’ arrojó en un jardín un fusil Benelli MR1, con 3 cacerinas y 78 cartuchos. “Se trata de un arma de largo alcance que logró ocultarla antes de que fuera intervenido”, dijo un agente. Alexander Pérez negó que esta arma de fuego le pertenezca.

El director de la Tercera Región Policial La Libertad- Áncash, general PNP César Vallejo Mori, aseguró que ‘Gringasho’ y sus cómplices tenían en la mira a una comerciante del mercado La Hermelinda; así como planeaba un nuevo sicariato.

“Se sabía que (‘Gringasho’) estaba cometiendo actos ilícitos en la ciudad, pero no había pruebas de cómo incriminarlo; sin embargo, ahora podría ser acusado por tenencia ilegal de armas, resistencia a la autoridad, entre otros”, refirió.

Aviso por teléfono

El oficial explicó que la tarde del sábado se conoció que ‘Gringasho’ y sus cómplices estaban en la zona alta del distrito de Florencia de Mora, en la provincia de Trujillo, haciendo marcaje. Luego de un operativo, se vio un auto negro con 4 ocupantes y una quinta persona a bordo de una motocicleta. Ellos huyeron al notar la presencia policial, intercambiando disparos.

Horas después, agentes del Departamento de Investigación Criminal Este recibieron una llamada en la que se les informó que en el exterior de la Mz C, lote 12, del asentamiento humano Kumamoto, de El Porvenir, se encontraban 6 personas libando licor, haciendo alarde de armas de fuego e insultando a las personas del lugar.

Un contingente policial fue desplazado al lugar, pero los sujetos comenzaron a correr.

En esas circunstancias, según la versión policial, uno de de ellos arrojó un bulto negro que tenía y empezó a correr.

Tras ser reducido le hallaron una cacerina, abastecida con 10 balas, un celular y varios chips. Él era ‘Gringasho’.

Según el abogado, Walther Leyva, ‘Gringasho’ ha señalado que le ‘sembraron’ el arma y que al momento de la intervención se encontraba en la fiesta de un familiar en el convulsionado distrito trujillano de El Porvenir.

‘Gringasho’, ahora de 23 años, junto a su tío Roberto Carlos Gutiérrez Guzmán, ‘Soli’, interno de Challapalca, se habían convertido en los líderes de ‘Los Malditos de Río Seco’, banda que formó una especie de alianza con ‘Los Plataneros’ para controlar el cobro de cupos y extorsiones en Trujillo.

La PNP señaló que ahora había planificado asesinar a integrantes de una banda rival.

Alexander Pérez Gutiérrez estuvo preso en el penal Ancón, II del cual salió en libertad en noviembre del año pasado.

El abogado de este afirmó que él presenta golpes en el rostro. “Él ha venido dos veces a Trujillo desde que fue liberado, pero solo de visita, porque él estaba dedicado al comercio de zapatos”. Al cierre de la nota, ‘Gringasho’ seguía detenido.

Te puede interesar