Bloqueadores no funcionan en penal de Chiclayo y aumentan casos de extorsión

7 Mar 2018 | 8:00 h

Chiclayo. Son cuatro bloqueadores de celulares —instalados en mayo del 2014— en el penal de Chiclayo que no funcionan. Según fuentes policiales, estos artefactos neutralizan hasta en un 80% las extorsiones en la región. Sin embargo, desde hace tiempo no bloquean adecuadamente la señal de telefonía que sale o ingresa al recinto. 

Esta información fue confirmada por el director del penal, Alfredo Cutimbo Estrada, quien exhortó al Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) reinstalar un nuevo sistema de bloqueadores porque los equipos están desfasados y no funcionan al 100 por ciento. 

“Los equipos están bajando su cobertura y necesitan ser cambiados. Hay subidas y bajadas en el sistema de telefonía que son aprovechados por los internos”, arguyó. 

En esa línea, no descartó que la inoperancia de los bloqueadores permita la conformación de bandas de extorsionadores. 

El fiscal Juan Carrasco Millones, de la Fiscalía Especializada Contra El Crimen Organizado (Fecor), señaló que durante el primer mes del año se presentaron 50 denuncias por extorsión contra comerciantes, transportistas y empresarios. 

Carrasco afirmó que las amenazas hacia las víctimas provienen de llamadas ejecutadas desde el penal de Chiclayo, debido a las deficiencias de los bloqueadores. 

“Hay un incremento de extorsión que preocupa y eso se traduce en las 50 personas que fueron amenazadas de muerte. El ministro de Justicia debe actuar de manera rápida”, expresó. 

Agregó que se estarían formando bandas de extorsionadores integradas por  “Los Sicarios del Norte”, “Los Charlys”, etc. 

Te puede interesar