Policía vincula a abogado de Joaquín Ramírez con ‘Los Cuellos Blancos”

En las sombras. Autoridades investigan a la organización criminal integrada por César Hinostroza y Walter Ríos y sus diferentes encuentros con José Luis Castillo Alva, abogado del exfinancista de Keiko Fujimori, en caso de lavado de dinero.

12 Ago 2018 | 6:20 h

En las sombras. Autoridades investigan a la organización criminal integrada por César Hinostroza y Walter Ríos y sus diferentes encuentros con José Luis Castillo Alva, abogado del exfinancista de Keiko Fujimori, en caso de lavado de dinero.

Ernesto Cabral y Óscar Castilla C.

Ojo-Público.com

La Policía Nacional sindicó al abogado José Luis Castillo Alva -quien defiende en un caso por lavado de dinero a Joaquín Ramírez Gamarra, exsecretario general de Fuerza Popular y exfinancista de Keiko Fujimori- como integrante de la presunta organización criminal del suspendido juez supremo César Hinostroza Pariachi y del detenido presidente de la Corte Superior del Callao, Walter Ríos Montalvo.

Ojo-Publico.com, en el marco de una investigación en alianza con La República, Convoca y Wayka, tuvo acceso a documentos y fotos que confirman que el abogado de Joaquín Ramírez -en el caso en donde también está incluida Keiko Fujimori- mantuvo reuniones con Hinostroza mientras este presidía el tribunal supremo, que un año antes emitió un fallo favorable a investigados en casos emblemáticos de lavado.

PUEDES VER CSJ del Callao: removieron a 18 jueces y personal de confianza tras audios

En su momento, el Ministerio Público calificó la resolución de Hinostroza como un “instrumento de impunidad” para el Perú, mientras que la Policía Antidrogas la consideró como una amenaza en la lucha contra el crimen organizado.

Las autoridades investigan la relación entre Castillo Alva y los jueces Hinostroza y Ríos, teniendo en cuenta que el abogado ha ejercido la defensa de una larga lista de acusados por lavado de dinero en la Sala Penal Nacional. Entre ellos, el cuestionado presidente del Gobierno Regional del Callao, Félix Moreno, enjuiciado por el caso Odebrecht, y los hijos de Orlando Sánchez Paredes, quienes fueron investigados por lavado de dinero del narcotráfico.

Las pesquisas policiales establecieron que Castillo Alva “forma parte de la red de corrupción (...) y se encarga de realizar permanentemente coordinaciones telefónicas y reuniones en restaurantes de Lima”, dice el documento fechado en julio pasado y basado en los diferentes procedimientos de videovigilancia derivados del caso 'Los Cuellos Blancos del Puerto'.

Encuentros secretos

Precisamente, mientras la Policía finalizaba los pormenores de aquel caso, Castillo Alva ejercía la defensa de Joaquín Ramírez junto con la abogada de Fujimori, Giuliana Loza, durante una audiencia realizada el 6 de julio último en el consulado peruano de Miami. En esa sesión, el colaborador de la DEA, Jesús Vásquez, declaró sobre las relaciones del exsecretario de Fuerza Popular con el lavado de dinero.

La Policía identificó a Castillo Alva en, por lo menos, tres reuniones privadas realizadas este año con algunos de los integrantes de la red criminal. El primer encuentro ocurrió el 29 de enero en el restaurante La Cúpula, del Hotel Sheraton, en el Centro de Lima. La Policía concluyó que Hinostroza, Ríos, Castillo Alva y una persona sin identificar se reunieron y tuvieron como tema de conversación el procedimiento a seguir para conseguirle un puesto a Verónica Rojas Aguirre, allegada al exconsejero Guido Aguila y hoy detenida por el caso 'Los Cuellos Blancos del Puerto'.

La segunda reunión se produjo la tarde del pasado 2 de febrero en el restaurante Atají, en el Cercado de Lima. A dicho lugar el abogado arribó en una lujosa camioneta Grand Cherokee. Al almuerzo asistieron también Ríos y el empresario Mario Mendoza Díaz, ambos detenidos en el marco de la investigación fiscal.

“Acá juntos estamos con Pepe Lucho, acabamos de almorzar con Orlando Velásquez [defenestrado presidente del Consejo Nacional de la Magistratura], y acá está el hombre de atrás Mario Mendoza (...) Mañana sábado a las 20:00 horas en mi casa (...) va a ir Pepe Lucho con Adrianita [Hernández Guzmán, la esposa de Castillo]”, aseguró por teléfono Ríos a Hinostroza, en referencia al almuerzo en el restaurante Atají, según la transcripción de un audio que figura en los documentos policiales del caso.

La tercera reunión de Castillo Alva fue registrada la noche del 26 de marzo en la casa del juez Hinostroza, ubicada en el distrito de San Borja. Los documentos policiales e interceptaciones telefónicas revelaron que a dicha cena, organizada por el anfitrión en homenaje al “número 1”, asistió el expresidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) Orlando Velásquez, y también fueron invitadas por lo menos dos personas identificadas como “Aldito” y “Gonzalito”.

Los audios analizados por Ojo-Publico.com, como parte de un equipo periodístico liderado por La República, apuntan a que uno de los alias corresponde al actual fiscal de la Nación, Gonzalo Chávarry Vallejos, quien mantenía diversas conversaciones por teléfono con Hinostroza.

Los almuerzos y cenas entre los integrantes de la presunta mafia judicial y el abogado Castillo Alva no se limitaron a estas tres reuniones, según se desprende de la orden por teléfono que Walter Ríos le da a su asesor Gianfranco Paredes (también detenido por formar parte de la red) el 29 de enero de este año: “Llama a ese restaurante [Don Fernando] y reserva a nombre de José Luis Castillo Alva para mañana y pasado; en el segundo piso hay un privado, reserva ese privado”.

“¿A nombre del doctor?”, preguntó Paredes, ante lo que Ríos respondió: “Es Pepe Lucho, pe, huevón”. Hoy el juez Ríos, quien cumple una medida de prisión preventiva de 36 meses, tiene como abogado a Juan Servigon Nakano, también defensor de Orlando Sánchez Paredes, en un caso de lavado de dinero del narcotráfico, y quien figura como letrado del estudio Nakazaki. Tanto Castillo Alva como Servigon laboraron en el pasado en dicha firma legal.

El nombre de José Luis Castillo Alva trascendió en julio, días después de revelarse los primeros indicios del caso 'Los Cuellos Blancos del Puerto'. Sin embargo, Castillo salió a rechazar inmediatamente cualquier vinculación. “Quienes me conocen (...) saben del esfuerzo, dedicación y absoluta responsabilidad con la que enfrento la vida y la profesión de abogado litigante desde hace más de 15 años”, dijo el letrado a través de su cuenta de Facebook el pasado 13 de julio.

Hoy la versión de Castillo Alva es completamente distinta. En entrevista con Ojo-Publico.com, el abogado confirmó sus reuniones con Hinostroza, con Ríos y con los que hoy son considerados integrantes de la red de corrupción judicial, y además reconoció haber sido grabado por la Policía. Sin embargo, dijo que en sus citas nunca se trataron temas ilícitos. Finalmente, rechazó que sus encuentros con el magistrado supremo tuvieran relación con su labor como abogado de Joaquín Ramírez y de otros procesados por lavado de dinero.

Cabe indicar que el primer indicio de la cercanía entre el abogado y el hoy juez supremo se remonta al 2012, cuando Castillo Alva realizó su matrimonio en Colombia e invitó a dicho evento a uno de sus clientes más importantes, Alfredo Sánchez Miranda (hijo de Orlando Sánchez Paredes); al mismo César Hinostroza, entonces vocal de la Corte Superior del Callao; a Pablo Talavera, entonces miembro del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM); y al juez Manuel Loyola Florián, encargado del caso Sánchez Paredes en su etapa inicial, según reveló La República.

Al cierre de edición, nos comunicamos con Hinostroza, quien tiene impedimento de salida del Perú, con el objetivo de conocer su versión de las reuniones con Castillo Alva. "Él fue abogado mío hace siete años", dijo el juez supremo, quien aceptó haberse encontrado con el letrado, pero descartó cualquier manejo ilícito en dichas citas. También nos comunicamos con la oficina de prensa del fiscal Gonzalo Chávarry, pero no hubo respuesta.

Te puede interesar